sábado, 28 de abril de 2012

EXTRAÑO ANUNCIO

Ayer volvimos al teatro. Fuimos a ver "Extraño anuncio", una mamarrachada de Marsillach, el pobre. ¡Una mierda!. Podía tener gracia si hubiera optado por el humor, pero el tío tira de sueños, absurdos, vida y muerte, etc... Y al final no sabe como salir de aquel berenjenal. Una pena.

Pero bueno, aproveché para hacer unas fotos para mi nuevo vicio, Instagram. ¿A qué son espectaculares? Y luego volvimos a tomar patatas bravas a "Vi Cool" del que, por cierto, tengo que subir las fotos un día de estos, jaaj. Bezos.





lunes, 23 de abril de 2012

¡SAN JORDI EN LA ACTUALIDAD!

¡Feliz San Jorge, a todos los catalanes!. Aunque no puedo decir que no me haya alegrado de que el Real Madrid haya ganado el otro día el partido en el Camp Nou, porque mentiría... Y felicidades a todos los Jorges, y un beso a mi amado Ga, que me tiene loco con su lanza... jajaja.


Una creación de MOTVION CREATIVE VISUAL DISAIGNER  que puedes ver en http://www.youtube.com/zuluztv.

sábado, 21 de abril de 2012

THE LIFE AND DEATH OF MARINA ABRAMOVIC


No quiero parecer pedante tuberculoso al explicar que ayer fui otra vez al Teatro Real, a ver nada menos que esta “ópera” (entre comillas) con un nombre tan impactante. La verdad es que tiene una explicación. Y es que –aparte de ser una acontecimiento único, un extraño musical basado en la vida de esa artista tan especial que es María Abramovic, aparte de que la escenografía era ni más ni menos que del genial Robert Wilson; y el narrador es todo un mito de Hollywood, el actor William Dafoe…. ¡la música es ni más ni menos que de Antony! Mi Antony, el de Antony and The Johnson, mi músico preferido, desde que me lo hizo descubrir Shysh, del blog “Siete vidas tiene el gato”.

Bueno, creo que he asistido a una velada única. Yo no sé si los demás asistentes fueron conscientes de que habían asistido a una representación histórica, aunque pareció que a la mayoría –algunos, claro, abandonaron el teatro en el descanso-, les gustó, pues aplaudieron a rabiar al final. Pero yo salí algo más que encantado, si tengo que buscar la palabra adecuada creo que sería emocionado. Pues fueron un montón de emociones lo que esta ópera me transmitió.

María Abramovic es, en sí, un personaje fascinante. La artista serbia, con más de 50 años a la espalda como una de las más sólidas representantes de la Performance Art quiso representar así su vida y su muerte, real e imaginaria, que se produjo al romper con su marido. Esta artista fue la que estuvo más de 700 horas sentada en una silla en el MOMA poniéndose enfrente de todo el que quería, inmóvil y muda, en una representación que se llamaba “El artista está presente”. Algo incomprensible, tal vez; pero genial. La separación de su marido se produjo después de que ambos recorrieran la Gran Muralla China, partiendo cada uno de uno de los extremos y encontrándose en el medio. En ese mismo momento, en el del encuentro, decidieron separarse, pero ahora definitivamente.  

Pues con estos mimbres, Robert Wilson, otro mago de la escena monta una ofrenda absoluta a María. Con su presencia imponente en escena, con una escenografía de lo más cool, con William Dafoe, como digo, como narrador, y con esa voz y esa música tan inquietante y emocionante de Antony, transcurre la obra entre la realidad y la ficción, entre lo onírico y lo dramático. María Abramovic también ha sido una pionera en el arte masoquista, llegó a cortar un trozo de su vientre en forma de estrella. Tal vez por eso, los primeros intérpretes –por orden de aparición- en escena son tres perros doberman que comen trozos de carne cruda por allí esparcidos.

Bueno, se me agotan las palabras para contar todo lo que yo sentí. Me embargo una emoción poco corriente y conocida, una fascinación increíble, salí llorando y feliz del Teatro Real, después, eso sí, de una gira fotográfica por el centro de Madrid con mi chico, aprovechando para hacer unas fotos tan impactantes como ésta que he llamado “Reflejos”, para subirlas luego a Instagram, mi nuevo vicio. 


Mi foto "Reflejos"

miércoles, 18 de abril de 2012

HAGAN JUEGO, SEÑORES…

Hoy, con la que está cayendo por el rey, la expropiación argentina de YPF, y la bolsa que se desploma, ha pasado casi desapercibido la noticia de que el Casino Gran Madrid, tendrá que despedir a no sé cuántos trabajadores, porqué los ingresos han caído un 45% (casi a la mitad). Cosa lógica tal y como está la economía. Por eso no entiendo la pelea entre Madrid y Barcelona para quedarse con una copia barata de la ciudad de Las Vegas. Un sueño faraónico de un millonario norteamericano que ha encandilado a todo el mundo, por lo visto.

Bueno, a estas alturas de la peli, ya habréis leído muchas de las condiciones que el propio solicita para instalarse. Pero son para sonrojarse. Aparte de pedir que se cambien todas las leyes habidas y por haber: estatuto de los trabajadores para contratar barato y traer a los empleados de fuera, no pagar impuestos al menos durante diez años, que se permita jugar a los niños y a los ludópatas, que se permita fumar, que le regalen los terrenos y se desaloje a un montón de habitantes de las tierras que necesita para montar su hortera y mafioso parque temático. Asegura que va a crear 164.000 empleos directos y otros 97.000 indirectos invirtiendo en Madrid unos 15.000 millones de euros desde ya… Así que yo no voy a incidir en todos esos puntos, que me parecen aberrantes. Pero a mí lo que me parece alucinante, y que pasa un poco desapercibido, es que solicita también que el estado español sea el garante de un préstamo de 25 millones de euros que va a solicitar al Banco Europeo de Inversiones… A ver, yo no soy muy listo, pero yo me mosquearía si alguien me pide 25 millones cuando dice que va a invertir 15.000 ¿o no? Para mí que este tipo tiene dificultades económicas en Las Vegas, pues también he leído que esa ciudad y su atracción principal están en crisis, y que en cuanto tenga el dinero, si te he visto no me acuerdo… ¿Pero pueden ser nuestros gobernantes tan tontos de no saber cuando un tío va de farol? A mí me parece el timo de la estampita, y me extraña que Esperancita Aguirre, que es tan lista no vea que le están jugando con cartas marcadas. 

Si sus proyecciones se cumplen, dentro de diez años contaría con 12 resorts (36.000 habitaciones), seis casinos (con 1.065 mesas y 18.000 máquinas recreativas), nueve teatros, hasta tres campos de golf, un escenario con 15.000 butacas... Pero tal y como están las cosas, de dónde va a salir tanta gente para llenar esas habitaciones y hacer rentable tal locura… Este señor es otro “pocero” pero con acento de Miami. Todo una locura…. En fin, por mí que se lo lleven a Cataluña, la verdad, que si es por mí se arruina fijo.

 Lo único bueno es que más de uno va a perder allí hasta los calzoncillos. Bezos.

domingo, 15 de abril de 2012

TIRO AL REY


La monarquía se ha puesto en el disparadero. La república ya está a tiro… pero no hace falta que nadie se dispare, ya se los pegan ellos mismos. ¡Mira que son gilipollas!.  Después del accidente de caza de Froilancito, va su estúpida majestad y se esnafra por ahí cuando estaba de cacería… De verdad que son de traca. Si hasta yo que era monárquico de toda la vida, me he vuelto republicano sobrevenido. Ha sufrido más la institución en unos días, que en 50 años.

Lo del rey es un escándalo. El asunto de su cacería no hay por dónde cogerlo. “El País” dice que no hay que hacer leña del árbol caído porque el rey también tiene derecho a algunas jornadas de ocio, ¿pero a ese precio? Por lo visto cazar un elefante en Botswana cuesta 44.000 euros. Pues hombre, con la que está cayendo, con lo mal que lo está pasando el país, no parece lógico que vaya por ahí a gastarse esa pasta gansa disparando a unos elefantes que no le hicieron nada.

En realidad ya la costumbre de la caza es bastante penosa. Y no hay que olvidar que Juan Carlos de pequeño ya mató a un hermano de un tiro también en una cacería. Pero es que yo creo que con lo que parece que ha robado su yerno a los españoles, tal vez el rey debería mostrar un poco de moderación y dejar los ahorros para indemnizaciones. Y, aunque como apunta alguno fue invitado, tampoco me parece plato de gusto. Si alguien te invita a matar un elefante de 44.000 euros algo te va a pedir a cambio.

También le han criticado porque se ha largado por ahí, poniendo en peligro su vida cuando por lo visto va a hacer falta su mediación, en viaje privado, sin comunicárselo ni al gobierno ni al parlamento. A mí no me  molesta que no lo haya comunicado a nadie. Pero si ha ido en secreto y es un viaje privado, ¿por qué luego tengo que aguantar en los telediarios que me bombardeen con noticias sobre su estado de salud? ¡Qué se joda!. Y si tampoco avisó al gobierno de su “escapadita” (seguro que si escarbamos aparece alguna puta en el viaje) tampoco creo que el Presidente del Gobierno tenga que perder su tiempo en ir a visitar al moñas.

¡Qué pena y que dolor!. Aún tengo frescas las escenas en que la reina de Inglaterra contempla emocionada aquel ciervo cazado en sus bosques, mientras permanece fría al dolor de su pueblo por la muerte de Diana. Tal vez lo peor del asunto, es que la monarquía está por encima de tanta imbecilidad e incompetencia. Creo que tan buenos vasallos mereceríamos otro rey. Pero, ahora tengo claro, que el mejor rey, ninguno. Como sigan así más vale que Felipito vaya haciendo la maleta... Bezos.

jueves, 12 de abril de 2012

LA MÚSICA COMO ESPECTÁCULO


Que la música es hoy un espectáculo para masas ya nadie lo puede dudar. Y yo no voy a criticarlo. Como el que más, me bajo música de internet, voy a conciertos, compro algún disco, consumo programas de radio, y la pongo en mi blog. Lo normal.  Pero lo que me jode ahora, es que las emisoras de televisión están haciendo de la música un espectáculo rebajado o rebajante, de un consumo tipo “sálvame”, con programas de música en lo que menos importa es la música. Me explico.

Todas esas televisiones que llevan años sin preocuparse de la música, sin un buen programa musical que nos ponga al día de las novedades del mercado, hable de los grandes artistas –y creadores-, promociones a los nuevos compositores y grupos, de a conocer los nuevos estilos musicales; todas esas televisiones, repito, se han sumado a la moda de tener un programa de descubrir “nuevos talentos” esencialmente musicales, sin arriesgar demasiado, y con un espectáculo mediático, en que la música es, desgraciadamente, lo menos importante.

Curioso programa ese, en que los músicos de verdad y consagrados están sentados al otro lado, ejerciendo de jurados, mientras un grupo de jovenzuelos o maduros, intentan lograr por la vía del karaoke, lo que no han conseguido esforzándose y cantando por el mundo como los demás sus propios temas y canciones. Pues ese programa bate records de audiencia. Eso sí, he de reconocer que Bustamante, mi vecino de urbanización, está muy guapo y elegante en ese programa ¡qué gran showman ha ganado el mundo del espectáculo!

Pero es que cuando alucino de verdad es cuando el o la participante en uno de esos programas de “nuevos talentos” resulta ser un cantante lírico o de esos que llamamos “serios”. Normalmente suelen ser bastante petardos, con unas voces  más bien escasitas y sin nada de gusto en sus interpretaciones, y que no han sido capaces de triunfar a la manera clásica: trabajando. Pero claro, como todos aquellos asistentes no tienen ni idea de música, aquellos incultos que nunca han ido a una ópera o a un concierto de verdad, alucinan con las mediocres interpretaciones, sobre todo si el participante echa unos cuantos gorgoritos de manera efectista. Entonces, al terminar, todo el público puesto en pie, aplaude, como si acabara de nacer para el mundo un nuevo Pavarotti. Penoso. Pero claro, que vamos a esperar de un programa en que el hijo de una tonadillera, famoso por no hacer ni saber hacer nada –pero viviendo de ello- tiene la última palabra para saber decir al concursante “tu si qué vales”.

Pues esta esto ahora es el último tipo de espectáculo musical. Así nos luce el pelo. Luego cómo no vamos a protestar contra los artistas, contra sus derechos musicales, contra sus pretensiones de vivir legalmente de la música, quién va a querer pagar por comprar un disco de un autor que se parte el culo componiendo sus temas, si lo que se premia es el espectáculo fácil, de trampantojos y lágrimas… Pues nada, solo nos queda hacer como ese público dirigido por el regidor: aplaudir cuando nos manden. Y, lo peor, es que ya no podemos echarle la culpa a Zapatero, en todo caso a Pitbull. Bezos.

martes, 10 de abril de 2012

MI MUNDO

Este es mi mundo: mi coche, mi skate, mi novio y mis calvinklein... 

Bueno, y mi blog claro. Y mi trabajo, y mis libros, y mis patines, y mi bicicleta,  y mis surf en las playas de Galicia, y mis amigos, y mi familia, y mis pajas, y mis fotos, y mi nórdico, y mi colonia jeanpaulgautier, y mis chicles de menta, y mis partidillos de fútbol, y mis fotos de tíos cachondos, y mi música indie, y mi moto, y mis croissants de Atuel, mis cafés de Mamá Inés, mis bailes sin camiseta, mis deportivas, mis sudaderas con capucha, mis levi´s viejos, mis ray-ban, mi iphone claro, y mi Real Madrid, y mi David Beckham, y ahora mis "apalabrados", y mis camisetas de pico, y mis comidas de lacón con grelos, y mis pinchos de tortillas de "La Ardosa", y mi fe en el ateísmo, y mi manía al PP, y mis visitas a Segovia, y la luz de mi Cádiz.... y por encima de todo, mi cielo azul de Madrid.

Vamos, que hay que dejar atrás las vacaciones y volver al mundo de todos los días... 

domingo, 8 de abril de 2012

CÓMPLICE DE ASESINATO

Al igual que la derecha acusa al entorno de ETA de asesinos, el obispo de Alcalá, con sus declaraciones en contra de los gays, con su homilia -¡retrasmitida por la televisión española pública y pagada por todos!- en las que acusa a los gays que van a "clubs de hombres" de estar en el infierno, se ha convertido en cómplice de los que asesinan a homosexuales, como al joven chileno de 24 años, Daniel Zamudio, que falleció después de una agonía de 25 días, apaleado y torturado por cuatro desalmados homófobos.

Pero no lo digo yo, que puede que sea un gay no neutral, es que lo dice, a vuelta de página, ni más ni menos que Vargas Llosa, premio Nobel y nada sospechoso de ser gay o de ser un radical de izquierdas: "Lo más fácil y lo más hipócrita en este asunto es atribuir esta muerte sólo a cuatro bellacos pobre diablos (bueno, no tan pobres diablos, ejem, ejem...) que se llaman neonazis sin probablemente saber siquiera qué es ni qué fue el nazismo. Ellos no son más que la avanzadilla más cruda y repelente de una cultura de antigua tradición -(cristiana, añadiría yo)-, que presenta al gay y a la lesbiana como enfermos o depravados que deben ser tenidos a una distancia preventiva de los seres normales".

Una vez más, la iglesia se muestra intolerante y excluyentes, y lo que es peor, ignorante y falta de caridad. Es lógico que pasen estas cosas, este obispos ya ha dado antes sobradas muestras de su homofobia y su talante antidemocrático. Debería pensar antes de hablar así, en la cantidad de curas que han abusado de niños y que siguen en el seno de esa iglesia corrupta y traicionera. Pero es más, yo acuso también desde aquí a toda la jerarquía y a los católicos en general, pues con su silencio complaciente ante estas situaciones les hace, igualmente, cómplices. Una iglesia de verdad, para que a mí me convenciera, debería apartar de su seno a elementos así de peligrosos. Solo en ese caso, tendrían los católicos mi respeto y mi tolerancia, esa que tanto exigen a los demás. 

sábado, 7 de abril de 2012

ANNA SUN


Hoy os traigo, retomando estos post musicales, a Walk The Moon, un grupo indie de Cincinnati, cuyo tema "Anna Sun" fue elegido por la revista Esquire como una de las 30 canciones del verano que toda persona debería escuchar,... pues eso.


Walk The Moon - "Anna Sun"

Screen falling off the door / door hanging off the hinges
my feet are still sore / my back is on the fringes
we tore up the walls / we slept on couches
we lifted this house / we lifted this house

fire-crackers in the east / my car parked south
your hands on my cheeks / your shoulder in my mouth
i was up against the wall on the west mezzanine
we rattle this town / we rattle this scene

O, Anna Sun!
O, Anna Sun!

what do you know? this house is falling apart
what can i say? this house is falling apart
we got no money, but we got heart
we're gonna rattle this ghost town
this house is falling apart

screen falling off the door / door hanging off the hinges
my feet are still sore / my back is on the fringes
we were up against the wall on the west mezzanine
we rattle this town / we rattle this scene

O, Anna Sun!
O, Anna Sun!

what do you know? this house is falling apart
what can i say? this house is falling apart
we got no money, but we got heart
we're gonna rattle this ghost town
this house is falling apart

live my life without
station wagon rides
fumbling around the back
not one seatbelt on
wait for summertime
coming up for air
now it's all a wash
now it's all a wash

live my life without
coming up for air
now it's all a wash
i want everyone
racing down the hill
i am faster than you
wait for summertime
wait for summertime

O, Anna Sun!

miércoles, 4 de abril de 2012

NO ES CIUDAD PARA JÓVENES


Paseaba por Madrid notando algo raro, sin saber muy bien el qué. Pero sentía en aquel recorrido por el centro de la ciudad una extraña e incómoda sensación que flotaba en el ambiente. O tal vez era lo contrario, algo que no flotaba. 

La ciudad aparecía llena de gente como siempre, algo propio de esos días de vacaciones que se estaban viviendo. Y se respiraba ese aire festivo que puebla las principales calles y plazas de esa corte de mirones y paletos, con cara de despistados, alucinados de encontrarse en el centro de la nación. En el centro del mundo, pareciera en realidad, por como plasman en absurdas fotografías cada centímetro de aquella zona con sus teléfonos móviles. Los comercios estaban abiertos y en cada rincón algún pobre desgraciado hacía de inmóvil estatua con mayor o menor acierto. Se veían hombres, mujeres, adultos y también niños pequeños de la mano de sus padres, pero seguía habiendo algo inmaterial que no encajaba en absoluto. Madrid tenía algo artificial, de plató cinematográfico, todo lleno de figurantes un poco teatrales, como puestos por ahí con algún sentido oculto, pero sin mucho orden. Pero Thiago seguía caminando sin poder olvidar esa sensación de que faltaba algo. Los chinos no eran, pues seguían por allí, por todas partes. Tampoco faltaba el policía, el vendedor de cupones, el descuidero que intentaba robar las carteras a los turistas, el barrendero con sus chillonas rayas verdes. También se veían las típicas viudas súper arregladas que se dirigían a las salas de bailes para mayores de la zona de Ópera. Hasta las putas de la calle de Caños del Peral esperaban a la puerta de sus establecimientos como un día cualquiera. 

Y no faltaba la vieja organillera que toca todas las tardes invariablemente en la calle Preciados, tampoco el barquillero, ni el empleado de aquella zapatería que va de una sucursal a otra siempre con una caja de zapatos que nunca parece ser del número que quiere el cliente. También estaba el mago, el que arranca notas musicales a unas copas medio llenas de agua, ni el habitual repartidor de octavillas, siempre con el mismo mensaje de “compro oro”. Tampoco el viejo que lleva una radiografía en una gastada carpeta azul faltaba. Y hasta los chaperos que esperan en las paradas del metro de Sol a sus viejos y habituales clientes estaban en su sitio. Todo o casi todo estaba como siempre…

Hasta que Thiago se dio cuenta de lo que faltaba. Como si un  misterioso Hamelín hubiera pasado por la ciudad para llevárselos a todos, lo que se echaba en falta eran los jóvenes. Los jóvenes estudiantes que han abandonado en masa la gran ciudad para ir en busca de otras diversiones en sus pueblos de origen o en zonas más lúdicas y divertidas en estos días de vacaciones escolares. Entonces Thiago recordó que era la primera vez que pasaba estos días de Semana Santa en la ciudad que le había acogido y que, por primera vez también, no había corrido para pasar estos días en su ciudad de origen, en su Galicia natal, con sus amigos de toda la vida, sus calles y sus lluvias, sus playas y sus patines, sus procesiones y sus polvos en la orilla del mar… Y Thiago sintió, casi por primera vez, todo el peso de la responsabilidad de trabajar y de haber crecido.

¡Vamos, que en Madrid, no ha quedado ni el perropichichi, no hay un solo quince-dieciochonañero… y mucho menos que esté un poco potable pa echar un polvo, jajaj! Bezos.

Vista de la calle Princesa de ayer mismo

domingo, 1 de abril de 2012

JOVEN DURMIENDO O SUNDAY MORNING

Hoy no tengo ganas de escribir que es domingo... Domingo de gloria, me parece que le llaman ¿no? No sé. Ya sabéis que yo soy más de la "procesión atea", esa que no dejan salir a desfilar para que no se "molesten" los católicos... ¡Hay qué joderse!. Pero ellos pueden pasear a sus imágenes por toda España sin que nos molestemos los ateos, los musulmanes, los budistas, etc... 

Bueno, total, a lo que iba. Ya sabéis que a mí me gusta pintar también. No es que lo haga muy bien, pero me divierte y relaja. De vez en cuando he puesto alguno de mis dibujos. Y, como os decía, hoy es domingo y no tengo ganas de escribir, pues creo que lo que se escribe el domingo se borra el lunes (bueno, esto lo dice mi abuela -que no da puntada sin hilo- de la calceta; pero ya se sabe que mi abuela es un fantasma y se le ha borrado todo; todo en la vida, claro, jaja), pues hoy os dejo con un dibujo al estilo que a mí me gusta, y que yo llamo picassiano: líneas sencillas y puras, casi sin levantar el lápiz del papel. Eso sí, como lo vea Ángelillo se va a mear de risa, pues creo que la pilila me ha salido un poco pequeña. Pero es que el chico está soñando, hombre, ¡qué ya sabemos que a todos nos crece mucho, mucho, pero al despertarnos..., ¿o era al revés?, jajaja!.

¡Tontería decir que mi dibujo es el de abajo, jajajaj! Bezos.