Antología

"Esta es una recopilación de mis mejores post (suponiendo que tenga alguno bueno, claro), seleccionados por ... ¡mí mismo!".





"El bloguismo, una aproximación"


El profesor Feliciano Teixeiro de la Universidad de Betanzos upon o río Miño fue el primer investigador que designó al Bloguismo como una ciencia. Hasta la publicación de su estudio: “La Ciencia de los blogs: un estudio metodológico de la Blogosfera y los blogs” (Ediciones Plateadas, Cuzcurrita del Río, 2008), nadie se había atrevido a clasificarlo así. Tan descaradamente. Para muchos era un arte, para otros una afición; pero Feliciano Teixeiro, ese tuberculoso, dejo claro que el Bloguismo o la Bloguística, no tenían nada que envidiar a ninguna otra disciplina científica y que, como tal, respondía a unas reglas precisas y fijas, previamente establecidas y acordadas teóricamente y, demostradas empíricamente con posterioridad. En definitiva, el Bloguismo era observable, medible y demostrable. Y si no lo crees, vete a dar una vuelta por los blogs.

Definió, además, los Principios Generales del Bloguismo, siendo tal vez el más importante y conocido el que se resume en su famosa sentencia: “Si me lees, te leo”. El que no lee no existe y el que lee mucho se marea.  Además, Feliciano, diseccionó este Bloguismo ya establecido como ciencia, y determinó todas y cada una de las partes en que éste se podía dividir. Dejo establecido, sin que nadie se lo haya pedido, que el Bloguismo comprende: 1. El Postismo propiamente dicho. 2. El Comentarismo. 3. El Enlacismo, 4. La Premística y 5. La Videomusiquez.

El Postismo, es tal vez la parte más importante. Consiste en escribir, dar forma, y colgar en tu blog cualquier chorrada que se te ocurra con la única condición de que no lo parezca (véase verbigracia). La única verdad absoluta del Postismo es que “Un post es un post”, y cualquier cosa te puede servir para hacer uno. En realidad el tema es lo de menos, lo importante es que no se entienda o se entienda mal. Hay muchos tipos de post, pero entre los más importantes están: los ex-post o post que hablan de un ex; los armaripost de gente que ha estado, está, o va a salir de un armario; el post protesta (muy abundante, pues científicamente está demostrado que se puede protestar de todo); el post visual, etc. Mucha gente se cree que subir una fotografía ya es un post.

El Comentarismo es el arte de conseguir comentarios con el menos esfuerzo posible. La Primer Ley del Comentarismo establece que “Yo te comento a ti,  y tú me comentas a mí mismo”. A pesar de lo cual, hay comentarismo unidireccional y bidireccional (pues algunos intelectuales no te comentan nunca por mucho que les hagas la rosca). Entre la multitud de comentaristas que podemos encontrar, hay por ejemplo, el positivista y el negativista, el amabilista y el spamista, el resumista y el extensionista, etc…

El Enlacismo es la parte de la bloguística según la cual unos blogueros se enlazan con otros generosa y gratuitamente, y consiguen aparecer por allí a un lado de su blog, como un icono más bien cutre y pequeñito. La Primera Regla del Enlacismo es “Tú me enlazas a mí y yo te enlazo a ti mismo”. Algunos a esto le llaman snobísticamente “linkear”. Este apartado no tiene mucho más que comentar, sin caer en la pornografía.

La Premística es la disciplina mediante la cual los blogueros reparten premios como locos y al buen tuntún, en una estructura que Feliciano Teixeiro, ese tuberculoso, denominó piramideblogal. Cada bloguero premia a 5, 8 o 10 blogueros de cada vez, y estos blogueros premian a su vez a otros 5, 8 o 10 nuevos blogueros. Y así hasta el infinito, hasta que ya no queda ninguno a quién endosar el premio. Mas de una vez a algún bloguero le han dado en un ojo con un premio que había lanzado él mismo un año antes a la blogosfera. El Primer Principio de la Premística es “Tú me premias a mí y yo te premio a ti mismo” (Como puede apreciarse todos los Primeros Principios se parecen un huevo).

Y por fin, la última disciplina se denomina Videofriquismo o Vídeomusiquez. Es la capacidad de todos los blogueros de robar impunemente un vídeo musical más o menos cutre del Youtube, y colgarlo en su blog de tal manera que parezca que es la polla y que no lo ha visto nadie hasta ahora, para que total, nadie lo mire ni escuche nunca.

Algunos científicos que estudiaron la ingente obra de Feliciano, han afirmado que también podrían considerarse Ciencias Blogueras: el Inspirismo por el cual unos blogueros se inspiran en otros;  el Imitacionismo que es lo mismo, pero con más descaro; el Pegacopismo, o ciencia del cortar y pegar cualquier articulillo con más o menos acierto; el Blogocoleguismo, por el que dos blogueros se hacen muy amiguitos, el Abandonismo, o estudio del porqué a los 6 o 12 meses todo blog cansa y lo abandonas por mucho que te haya ayudado en sus orígenes (algunos autores le denominan Traicionismo); y por fin, el Papanatismo, aunque esta última disciplina en buena ley, no se puede considerar una ciencia específicamente bloguera, pues abunda también en la vida real. Claro que ya se sabe que la vida imita a los blogs.

En fin, con esta sencilla exposición, que sin duda algún día se estudiará en la Gilipedia, presentamos aquí la primera lección del Bloguismo. Es fácil que nunca haya una segunda; pero con esta chorrada, ya puedes lanzarte al mundo blogueril y, lo que es peor, tener hasta cierto éxito.

Thiago te informa y te divierte, y si te dejas, también te lo mete… ¡el bloguerismo, claro!



- o0o -

Este post ha sido seleccionado por Tatojimy para su sección recopilatriz: "Cosas que me gustaría compartir". Un "compartir" sin duda muy merecido o Merecidismo, jajaja. Gracias, cari.



Madrid, a  12 de enero de 2011


"SU PERFUME"

Olía distinto a todos los hombres con los que había estado. Y cuando abandonó la habitación, aquel olor aún permaneció un buen rato impregnándolo todo. Era un aroma algo pasado de moda, pero que en su suave piel aterciopelada adquiría todo un mundo de sensaciones únicas. Olía como huelen esos muñecos de latex que usan las niñas en sus juegos, o como la de la cera cuando arde en los templos. Un olor sólido y comestible, hoy abandonado ante nuevos aromas más frutales y empalagosos.

Al dejar aquella cama de aquel pazo reconvertido en hotel y situado a las afueras de la ciudad al que me condujo, donde pasamos la toda la noche amándonos, aquel olor permaneció profundamente entre la urdimbre del lino de las sábanas y en cada uno de los rizos de las lujosas toallas de la habitación. Pero no solo permanecía en el ajuar. Aquel olor tan especial que me tenía drogado, ocupaba, realmente, todo el espacio y toda la luz. Y por algún procedimiento desconocido para mí, por alguna reacción física extraña, o tal vez química y por el efecto de algún desconocido catalizador, todos los átomos que formaban parte de aquel delicioso perfume empezaron a maniobrar delante de mí cuerpo, en cambio inmóvil; desligándose de las fuerzas atómicas que los mantenían unidos, para volver a reagruparse de nuevo en sensaciones fácilmente reconocibles: se colocaron como se colocaría un mágico e imposible cubo de rubik y alcancé a ver, como te puedo a ver a ti hoy, el Amor, el Deseo, la Pasión, el Orgasmo, y el Semen, desde una perspectiva que nunca antes había ni siquiera imaginado. Y yo podía contemplar asombrado e inmóvil, desde aquel lecho todavía revuelto, cada una de esas ahora corpóreas emociones.

Pero aquellos átomos aromáticos y revoltosos no se limitaron a dar forma clara y concreta a palabras tan bellas, pero simples; sino a maravillosas frases más elaboradas. Así pude ver claramente y delante de mí, ante mis pasmados ojos, como se juntaban hasta formar expresiones que reconocí fácilmente al punto, tales como “te amaré siempre”, “nunca nos separaremos” o “nadie me ha hecho el amor como tú”. Y puedo jurar que esas frases lograron materializarse total y completamente para adquirir una presencia física real increíblemente comprensible y bella.

Hasta que finalmente, y en menos de una fracción de segundo, todos aquellos olorosos átomos se reagruparon en un rayo luminoso que abandonó presuroso el cuarto por la ventana abierta hacía el mediodía, con la misma velocidad que había salido él de la habitación para volver a la ciudad en la que trabajaba.

Me levanté muy lentamente, sabiendo en mi interior que nunca jamás volvería a percibir aquel embriagador perfume.

La Coruña, a 20 de agosto de 2010.


"MARCOS"
A TugaWillis del blog LusoBoys.


Conocí a Marcos poco antes del verano pasado. Marcos era bisexual y tengo que decir desde ahora mismo que nunca llegamos a hacer el amor. Creo recordar que apenas nos dimos unos cuantos besos y poca cosa más. Y sin embargo estuve loco por él, y tuvimos una relación muy especial, que trascendió la mera amistad para sublimarse en un amor imposible.

Marcos era un caso raro, por decirlo de alguna manera; era monísimo, ideal. Era portugués, pero tenía un físico absolutamente nórdico: rubio y menudo aunque muy bien proporcionado, con un cuerpo fibrado y perfecto, tenía una cara bellísima y moderna con unos brillantes ojos azules que te desnudaban. Y llevaba su precioso pelo rubio largo que recogía siempre en una especie de moño o bajo una visera para bailar. Y bailaba mucho. Le encantaba bailar. Marcos llamaba la atención en donde estuviera y eso a él le excitaba sobremanera.

Antes de conocerle yo le había visto una o dos veces en Ohm bailando en la pista de aquel modo espectacular suyo; sin camiseta siempre, con el pantalón tan bajo que dejaba ver no solo la goma del slip, sino los pelos del pubis. Yo no lo vi, pero alguien afirmó, mientras todos lo mirábamos embobados, que alguna vez había estado bailando subido en una tarima con la polla de fuera. El afirmaba que era bailarín y que buscaba trabajo.

La primera vez que me habló fue para pedirme su cazadora vaquera que había dejado cerca de mi asiento cuando se marchaba, después de estar bailando en la pista del Ohm con alguna chica mientras yo lo miraba. Un día que estaba yo con un amigo llamado Alejandro, pasó por nuestro lado con otro chico al que Alex conocía. Entonces nos lo presentó. Acababa de bajar de la pista y se le veía desaliñado, incluso olía un poco a sudor, pero a pesar de todo estaba muy deseable, pues siempre iba vestido con mucha gracia; y su aspecto de joven nórdico, moderno, sudado y sexy era algo irresistible. Era la atracción de la discoteca, pero él se puso a mi lado casi inmediatamente, y empezamos a charlar. Creo que fue en ese momento, al ver cómo me miraban aquellos increíbles ojos azules, que nos dimos los primeros besos.

Como todos nosotros tenía una historia que contar. Su padre era, efectivamente, nórdico, sueco creo que me dijo. Él vivía con su madre y sus hermanos en Portugal, y se había venido a buscar trabajo bailando aquí en España, que parecía más fácil ahora que había tantos musicales; mientras, vivía con un amigo. Pronto me preguntó si quería salir de allí e ir con él a tomar algo, que me invitaba. Fuimos a un bar, no muy lejano, a tomar unos bocadillos. Allí me soltó un rollo apenas entendible mientras yo me meaba de risa, atontado, enamorado ya, escuchando sus historias. Me intentaba prevenir, creo, del ambiente de su país e intentaba transmitirme la necesidad de tomar precauciones si viajaba a Portugal a ligar. Parecía más joven que yo de aspecto, a pesar de tener ya 23 años, pero era súper protector. Me hablaba de delincuencia y sexo en un incongruente discurso del que yo no entendía ni papa, pero me aseguraba que con él nunca tendría nada que temer. No paraba de hablar y hablar sin que yo pudiera meter baza, ni entendiera nada, a pesar de ser gallego. Fue divertidísimo, estar observando aquella bella cara de dios nórdico hablando en un extraño idioma que yo no conseguía entender. No sé si podéis comprender ese momento, pero me parecía estar en el cielo, para mí era como un milagro que casi hacía que me saltaran las lagrimas, al contemplar su belleza y el énfasis que ponía en lo que me estaba contando. No sé, es que a veces no esperas que algo tan bello, aún encima, hable.

Cuando acabamos de cenar volvimos a Ohm y le quise invitar yo a una copa, pero solo me aceptó lo único que él tomaba: bebidas isotónicas. El caso es que pronto se estableció una relación de amistad muy curiosa y muy fuerte. Siempre estábamos juntos. Y aunque no quedáramos, en cuanto me veía por alguna de las discotecas que frecuentábamos ya no se separaba de mí. Cuando salía a bailar me pedía que le guardara la camiseta o me la lanzaba desde la pista, pues seguía bailando siempre sin ella. Cuando no bailaba estaba siempre conmigo, hablando y hablando sin parar. Nunca intentaba ligar con nadie más, ni hombre o mujer. Éramos más que amigos pero menos que novios. A mí la situación me volvía loco.

Como ya empezaba el calorcillo, por las tardes me lo encontraba a menudo en las terrazas de Chueca, y en cuanto me veía dejaba a quien fuera para venirse a sentar conmigo. Nos besábamos con bastante pasión allí sin ningún complejo atendiendo, supongo, a cierto componente exhibicionista de ambos. No sé quién de los dos estaba presumiendo más de novio. Durante ese tiempo nos vimos con frecuencia, éramos inseparables, íbamos a todos lados juntos y cuando cerraban las discotecas que frecuentábamos aun nos íbamos a las sesiones matinee de Fabrik o algún otro after. Allí seguíamos haciendo lo mismo, estar juntos, hablar mucho, y mientras el bailaba, yo le guardaba su camiseta sudada. Solo un día ligó con una chica en mi presencia, con una atractiva y sexy y un look muy especial. Pero siempre me quedó la duda de si fue una venganza porque yo había ligado previamente con su hermano, un imponente tatuado de cabeza rapada y aretes en las orejas. Y es yo quería comprobar hasta qué punto se pondría celoso y si a pesar de no tener ningún compromiso – ni siquiera habíamos hablado de ello- Marcos reaccionaría. Ese día me quedé yo más jodido que él, por supuesto; pero si a alguno de los dos nos pareció mal lo hecho por el otro, nos cuidamos mucho de decir nada.

Unos días después, sin embargo, al salir de Cool, me preguntó cuándo le iba a dedicar un día a él. Y yo le contesté alegramente que “hoy mismo”. Pero eran las cinco de la mañana, yo estaba cansado y al día siguiente tenía partido. Además él tenía la intención de venirse conmigo a dormir, pensando que yo estaba solo en casa. Así que tuve que decirle que yo no podía quedarme, y que teníamos que dejarlo para otro día. Me dio unos tremendos besos, unos besos que a mí me parecieron más cargados de pasión que nunca, unos besos furiosos y cálidos que me volvieron loco. Fueron como una promesa de amor celestial, el paraíso… Recuerdo que tuve que hacer un ejercicio de voluntad para marcharme y él se volvió a Cool a seguir bailando, supongo.

Poco después cometí una equivocación. Yo estaba lanzado y me resistía a marcharme de vacaciones dejándolo solo en Madrid, y se me ocurrió decirle que se viniera conmigo a surfear a Coruña. Me preguntó si iba sólo en mi coche y le dije que sí. No me contestó al momento pero se quedó pensativo. El caso es que a los dos días, me sorprendió diciéndome que sí, que se venía conmigo de vacaciones, que total no tenía nada que hacer en Madrid, y que nadie le importaba ya. Por un lado me llenó de orgullo el pensar que se quisiera venir conmigo, pero por otro lado me eché a temblar, pensando cómo explicar su presencia delante de mi familia. Y aunque por un momento me recreé imaginando el impacto de su presencia en Coruña, por otro lado pensé que todo el mundo se daría cuenta de los que éramos: casi una pareja. Así que los últimos días de julio anduve un poco escapado, luchando entre las ganas de verle y el pánico a darle explicaciones... La verdad es que él sí que se portó como un auténtico caballero; pues cuando me veía con mis amigos en las terrazas, me decía que quería hablar conmigo, pero no insistía y esperaba con paciencia a que yo los dejara. Cuando yo podía escaparme, nos íbamos juntos a darnos el lote a cualquier sitio, pero nunca me preguntaba por el viaje.

Evidentemente no me fui con él de vacaciones. Pero no dejé de pensar en él ni un solo día del mes de agosto. Cuando volví, a finales de ese mes que marca el regreso, apenas lo volví a ver un día en Cool. No me hizo ningún reproche, aunque había tristeza en su mirada, tal vez decepción. Y sentí como si estuviera esperando que yo volviera para desaparecer él, una manera de hacerme más difícil la inevitable y definitiva separación. Sentí como si me hubiera traicionado en mi ausencia, pero ya no fuera capaz de hacerlo en mi presencia. Fue la última vez que le vi y lo siento. Estaba tan sexy como siempre; aún conservo en la retina la visión de su orgulloso y bello cuerpo, bailando en la tarima una vez más sin camiseta, adorable, deseable. Ese día me comió la polla en los baños.

A veces, todavía hoy, me asalta su imagen, y me arrepiento de no haber dejado todo por él, de no haber sido más valiente y haber apostado por aquella relación a la que no le pusimos nunca nombre, ni llegamos a consumar. Pero aún así lo recuerdo con cariño, como un amante perdido, y ese recuerdo me acompañará para siempre.

Lo último que supe de él, es que se había liado con una transexual.

Madrid, a 9 de noviembre de 2008.


"EL TRAJE DE MARINERITO"

Yo hice la Primera Comunión vestido de marinero. Bueno, parece lógico siendo mi padre marino de Guerra. Era un traje de marinero blanco inmaculado y con una corbatita azul, heredado de mi hermano, claro. Mi hermano lo dejó impecable cuando él hizo la suya unos años antes.

Así que allí fui yo con aquel traje de marinero tan inmaculado y blanco y con mis zapatitos también blancos, lleno de temblorosa emoción de recibir por primera vez la hostia sagrada que me introducía en el mundo de los adultos. A partir de colocarme aquella vestidura iniciática debería asistir todos los domingos a misa, pasando previamente por el rito de la confesión y la comunión posterior. Bien, yo hice la Primera Comunión, pero jamás hice la Segunda.

La hice yo sólo, porque el día que me tocaba hacerla con mis compañeros de clase, estuve enfermo de la garganta. Así mi Primera Comunión tuvo más realce y emoción. Toda la capilla del colegio de monjas en el que por esa fecha estudiaba fue tomada al asalto por mis familiares y amigos. Y el coro del colegio cantó solo para mí. Yo recibí la hostia entre escéptico, divertido y preocupado. Pues de ninguna manera le había contado al cura que nos preparó y nos confesó que hacía cositas feas con mi compañero G. de mi misma edad y condición cuando jugábamos a los "leones". Pero mi cuerpo no estalló en mil pedazos al tragar aquel trozo de pan a pesar de encontrarme en pecado mortal, como yo esperaba. Así que en aquel mismo momento me percaté de que todo era una tomadura de pelo. Y que aquel Jesucristo que en forma de pan se introducía en mi cuerpo le importaba un pijo mi vida sexual. Resucité.

Recuerdo que en la chocolatada posterior el regalo que más ilusión me hizo fue una caña de pescar. Espero que dios me perdone por mi temprana afición a la pesca de aquellos inocentes animalitos, afición que hoy he abandonado. Ya no voy de pesca, aunque sigo comiendo pescado, eso sí; pero al menos ya no los veo agonizar pinchados por aquel anzuelo en mi cesta de mimbre.

Y lo que sí recuerdo, igualmente, es que ese mismo día me fui de pesca con mi caña y con mi traje de marinerito y mis zapatos blancos. Mi madre intentó detenerme y me suplicaba que me cambiara, pero yo me mostré inflexible. Alegué que si ese día era “mí día” como me decían curas, monjas y familiares, nadie me iba a detener ni a hacerme quitar aquel traje tan reluciente. Y que yo me iba al pantano a pescar así vestido por encima de todo. Supongo que el hecho de que ya no tuviera más hermanos pequeños para heredar aquel traje ablandó a mi madre, que finalmente accedió a mis deseos.

Así que ya os imagináis la estampa. Al lado de todos aquellos pescadores adultos con sus atuendos de pesca y unas botas de goma por la rodilla, un enano pescando en el río con una caña de pescar más grande que él, vestido con un traje de Primera Comunión y sus zapatitos blancos, que por aquel entonces, ya estaba más lleno de mugre que el perro de un gitano.

Recuerdo nítidamente, mi regreso triunfal por toda la aldea donde pasábamos el verano, con mi traje todo empapado y lleno de barro, mi caña de pescar de adulto al hombro, y mi cesta de mimbre con aquellas tres ó cuatro truchas iniciáticas, siendo el hazmerreir de todos los vecinos; pero yo más contento que dios. Y es que a dios lo llevaba, por primera y última vez en mi vida, yo dentro.

Madrid, a 14 de octubre de 2008.


"FASCINADO"

Yo quiero ser un joven poeta mexicano. Quiero hacer poesía, una poesía muy oscura e ininteligible y pertenecer al grupo de poetas real visceralistas. He decidido integrar mi thiaguismo plateado en este movimiento de jóvenes poetas de allá, y unirme al grupo de Arturo Belano y Ulises Lima, y publicar mis poemas aún no escritos en su revista, todavía inédita, Lee Harvey Oswald.

Quiero ser un real visceralista absoluto, ya tengo un plan. Haré un poema a la amistad y otro poema al amor, haré un gran poema a la vida y otro a la muerte. Quiero hacer también un poema a la gran patria Mexicana, quiero hacer un gran poema a la soledad, otro al progreso y también una oda a Moctezuma. Y quiero hacerle un poema a JuandeDios y a David Guzmán y a Álvaro Locx y otros poetas real visceralistas e ir con ellos de farra al "Priapo´s", allá en colonia Coyoacán. Haré una de poemas de cojones. Quiero hacer poemas y antipoemas, haikús, epigramas, poesía de la experiencia y poesía beat, quiero hacer madrigales y sonetos, quiero hacer mail-poetry y projective verse, poesía amatoria y masturbatoria. Poemas y masturbaciones a dos manos, a una mano, y sin manos también.

Quiero hacer un poema al mezcal y una oda a Octavio Paz. Porque todos los jóvenes poetas real visceralistas consideramos a Octavio Paz como el único gran poeta mejicano. Y odiar a todos los poetas franceses menos a Rimbaud. Y llamar marica a Benedetti y a Parra, y a Cardenal y a Lezama Lima, y a Guillén y a Huidobro, y a Cernuda y a Lorca, y hasta a Góngora y a Quevedo. Y maricones a San Juan de la Cruz y a Fray Luis.

Y quiero vivir en una buhardilla cutre de Paris con Ulises Lima y Arturo Belano, e ir a ducharme al apartamento de Simone Darrioux en la rue des Petites Écuries de Paris, y visitar a las hermanas Font en su casa de la Calle Colima. Quiero irme a Sonora en el coche de Quim Font y tomar café en el Quito, en la calle Bucareli de DF. Y tomar una cerveza en el bar “La mala senda” en la calle Pensador Mexicano. Quiero hacer el amor, igualmente, con Piel Divina, en un cuarto de azotea de la calle Tepeji.

Y quiero escribir chingado y concha tu madre, y quiero escribir mucho sobre mis panas y de nuestras conversaciones de literatura, y decir cargado de razón que “el real visceralismo no pertenece al realismo onírico, no mames”, y escribir en un poema desgranputar, y hacer un gran poema sobre el coger con chavos, buey. Y quiero comprar una botellita de mezcal en el bar "La Guerrerense", subiendo por la calle Honduras hasta la plaza de Santa Catarina, junto a la tlapalería “El buen Tono”, y visitar a Antonio Gala en Madrid, en su casa de Serrano por el Barrio de Salamanca, y decirle que muy bueno lo tuyo, buey, me encantan esos bastones que gastas…

Vamos, que estoy leyendo “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño, y estoy fascinado.

Madrid, 15 de marzo de 2009.


"SOLO"

Estoy llegando a las cuarenta mil visitas. No quiero que os molestéis, sois todos muy amables conmigo, me hacéis incluso demasiado caso para mi gusto; me aguantáis en los momentos malos y os reis en los buenos; me leéis y me comentáis siempre desde el cariño, pero yo me sigo sintiendo igual de solo. ¿Notáis que estoy más triste en mis post? ¿Dónde están mis célebres carcajadas? ¡Dios! Decía hace poco Rebel que en un día puedes notar que maduras, pues yo diría que en cinco meses he muerto y he resucitado.

Si, es verdad que he conocido a mucha gente aquí, que me ayudáis, me dais aliento, me dais ánimo y me comprendéis. He encontrado en los blogs muchos gays como yo que, unos más valientes que otros, me ofrecen ayuda y consejo. Con unos he mantenido alguna jugosa y divertida disputa, con otros hablo más por MSN; pero, al final, estoy igual de solo que estaba cuando empecé o más, pues al fin y al cabo, yo vine aquí acompañado de un ciber novio y ahora ya ni eso tengo. Y con toda la vida que arrastro: universidad, fútbol, amigos héteros, blogeros, me sigo sintiendo solo. ¿Tener un blog era esto?

Y tu puede que estés ahí, sí; te siento cerca, pero aún no hemos quedado, no hemos ido al cine, no hemos comido palomitas, no hemos ido a un burguer, no hemos hecho botellón, no hemos hablado de las cosas de clase, no me has dejado una camiseta, no hemos robado juntos en el corte inglés un cidi, no me has visto poner colorado mientras compro condones, no hemos hablado de las series de televisión, no hemos comentado nada de cachuli y de la pantoja, no hemos ido juntos al retiro, no me debes veinte pabos, no hemos paseado por la gran vía bajo la luna llena, no nos hemos comido juntos unas gominolas, no hemos patinado por la castellana, no me has invitado a un bocadillo de queso, no has venido a estudiar a mi casa, no me la has comido, tu madre no me ha hecho las croquetas como a mi me gustan, no hemos hablado de política y arreglado el mundo, no hemos ido juntos a aquella mani a favor de los ocupas, no hemos ido a cotillear a chueca, no me has dado un beso en las terrazas de la plaza, no hemos bailado sin camiseta en una disco subidos a una peana, no hemos ido de compras por fuencarral, no hemos robado unas gafas en h&m, no hemos comprado a escondidas una revista gay, no hemos ido a un antro oscuro, no fuimos juntos a aquel concierto de astrud, no me has señalado al pavo que te gusta, no hemos ido a comer un bocata de calamares a la plaza mayor, no hemos ido a ver una puesta de sol al palacio de oriente, no hemos ido de acampada, no nos bañamos en bolas en aquel río, ni hicimos nunca una lucha de almohadas, no nos hemos hecho hermanos de sangre, no hemos ido juntos a hacernos un tatoo, no hemos ido a montera a ver las putas ni hemos corrido delante de un policía municipal, no hemos subido a un árbol a robar fruta, no hemos ido en bici por la casa de campo, no hemos ido a ver un partido de fútbol juntos, no hemos ido de vinos por malasaña, no nos hemos cogido un pedo monumental, no hemos vuelto nunca a casa de madrugada, no me has dicho que tal el último libro de Altuser, nada me comentaste de si te gustó la peli de zodiac, no fuimos a gritar en un descapotable a los travestís de marqués de riscal, no hemos ido a una terraza de pijos por ortega y gasset, no nos hemos peleado con los skin en la plaza de colón, no hemos ido a cenar a un vips, no hemos dejado correr el tiempo tirados en una plaza con unas cocacolas, no nos hemos hecho unas pajillas, no nos hemos dicho que siempre estaremos juntos, no me has mirado a los ojos, no hemos estado paseando sin apenas hablarnos, no vamos juntos en el metro sin necesidad de decirnos nada, no me ha tirado los tejos tu hermana pequeña, no hemos ido los dos en moto sin el casco puesto, no hemos jugado a la play, no me has pasado tu música para mi mp3, no me llamas por el móvil tres veces al día, no jugamos al vóley en aquella playa nudista, no me pones sms, no te has partido la cara por mi, no hemos ido de la mano como dos enamorados, no te he dejado una corbata para la boda de tu prima, no me cuentas tus inquietudes, no me dices que quieres ser de mayor, no nos fuimos en el interrail ni hacemos planes para este verano, nada de esas cosas que hacen los amigos, nada…

Yo sigo solo y tú no apareces.

Madrid, 5 de junio de 2007.


"TOPIARIA"
Topiaria: Arte del recorte de arbustos
en formas figurativas o geométricas
.

Le conocí en el Jardín Botánico en una soleada tarde otoñal. En seguida me di cuenta que no me quitaba ojo, pero me cuide mucho de decírselo cuando me abordó, dejándole creer que había sido él quien había llevado la iniciativa. Empezó a explicarme las distintas variedades que allí se podían estudiar con una naturalidad asombrosa, como si me conociera de toda la vida y fuera el maestro que yo necesitaba. Yo le dejé seguir aquella encantadora charla que sólo cesó bruscamente entre las sábanas. No llegó a saber que yo había propiciado aquel encuentro. Desde aquella primera noche empezamos a vivir juntos.

Él decía que me amaba pero yo sentía que, simplemente, le pertenecía. Siempre supe que me quería a su lado como uno más de los adornos de su vida, pero tampoco yo necesitaba su cariño. Era otra cosa lo que yo necesitaba. Todo a su alrededor era bello. Bello y caro. Lo que quería lo compraba. Y compraba con un gusto exquisito, solo le gustaba lo mejor. Y allí entraba yo. Yo en aquella época también era así, bello y caro. No me privaba de nada, puesto que él derrochaba el dinero a manos llenas. Cualquier capricho me era permitido, y todo era poco para mantenerme a su lado.

Éramos la pareja perfecta. Él, el escritor de éxito, que se disputaban todas las editoriales. Sus novelas se vendían antes incluso de que fueran escritas. Yo estudiaba jardinería. Formábamos un tándem ideal que prestigiábamos, con nuestra simple presencia, cualquier fiesta o reunión en la que nos presentáramos. Nuestra elegancia y discreción iban parejas con nuestra simpatía y la riqueza de nuestra conversación. Y las reuniones en nuestra casa, a la que sólo asistía un reducido grupo de elegidos, eran famosas en toda la ciudad.

Aquella casa de dos mil metros cuadrados, edificada sobre el acantilado por el mejor arquitecto de la ciudad, tenía aquel aire moderno y cosmopolita que sólo se podía contemplar en las más sofisticadas revistas de arquitectura. El mobiliario era mínimo pero selecto. No entraba en nuestra casa ni un mueble que no fuera de autor. Y en las paredes se colgaban pocos pero grandes cuadros de los mejores artistas de siglo veinte. Teníamos un garaje para diez coches y dos piscinas: una interior y otra al aire libre.

Aunque lo que realmente resultaba llamativo era el jardín. Un jardín zen en el que todos los elementos se situaban en su lugar natural, produciendo una imagen elegantemente fría, pero relajante al mismo tiempo. Y en el invernadero él mantenía con primor una colección de bonsáis japoneses. Era otro mundo. Un mundo perfecto, casi feliz.

Pero el amor a las plantas que nos había unido fue, sin embargo, lo que nos separó. De pronto, empezó a cultivar unos extraños arbustos que, poco a poco, cobraban formas tan reales como imposibles, a las que él iba cortando diariamente pequeñas ramitas y brotes; de tal manera que nada perturbara el crecimiento del efecto y la figura que se buscaba. Ante mis pasmados ojos empezaron a crecer en nuestro jardín minimalista unos horripilantes ositos de peluche y elefantes verdes hechos con boj y aligustres. Cada día pasaba más tiempo en el jardín y podaba más, pero hablábamos menos. Un día empecé a ver, o creí adivinar aterrorizado, una figura que se parecía terriblemente a mi propia geometría. Y me asusté al ver la pasión que ponía en la poda de aquellas pequeñas ramitas que entorpecían la topiaria, y se mostraban reacias a crecer según sus designios decorativos. De súbito, me vi allí yo mismo, como aquel maldito arbusto de forma humana al que le iba cortando cada día una mínima rama de su libertad…

Hice la maleta y me largué sin despedir, dejándole allí, en aquel jardín, con las tijeras de podar en la mano. No pareció importarle que me llevara el descapotable. Juraría que, al mirar atrás horrorizado, y mientras él podaba las ramas más rebeldes de mi propio cuerpo, sus ojos contemplaban aquella figura con más amor del que yo había sentido jamás.

Madrid, a 21 de septiembre de 2009.


"EL ANSIA"
Una de las cosas que más me gusta del verano en Galicia es madrugar e irme a correr a la playa.

A las ocho de una mañana apenas amanecida de un día bueno, correr desnudo por una playa solitaria es una de las sensaciones más placenteras que yo puedo disfrutar. Allí entre la espuma y las rocas, el aire puro y las olas, la arena y las gaviotas que corren espantadas ante mi alocada carrera lanzando sus característicos gritos, me siento en pleno contacto con la naturaleza; dejo mi mente vagar, y a menudo es cuando se me ocurren las mejores ideas y los mejores post. La sola compañía de las olas, el frescor que llega con el viento con olor a salitre, las gotas de agua suspendidas en aquel aire que alcanza mi rostro, mis pies descalzos dejando aquellas huellas por la arena, revolcarme mojado en ella..., todo me libera, me llena de energía, y me empuja a un éxtasis de placenteras sensaciones. Expío mis culpas y pecados, me purgo y purifico, muero y vuelvo a renacer. En esos mágicos momentos no envidio a nadie.

Después de recorrer la playa varias veces en ambos sentidos, aún sudoroso, me sumerjo entre aquellas olas, todavía frías a falta de insolación, y me resultan tan cariñosas y acogedoras con mi cuerpo tieso como el mejor amante, aunque iguales de peligrosas y traidoras. En ese momento todas mis células se funden en la espuma, la parte acuosa de mi cuerpo se hace más presente, mi contorno se diluye y me siento más fluido, más agua. Soy mar. Soy el mar.

Y si un observador anónimo pudiera distinguir las gotas que formaban mi cuerpo, confundido ahora con aquel océano, y reconstruirlo, podría apreciar en mi rostro una sonrisa feliz, porque en ese momento pienso que alguien que ama tanto a la naturaleza y a la vida, alguien que siente un amor telúrico y acuoso tan grande desde lo más profundo de su ser, no tiene más remedio que ser feliz; y que un día el amor que tanto espero llegará para abrazarme, tal vez desde ese mismo mar en el que ahora me sumerjo y renazco. Esa es mi ansia.

A Coruña, 22 de agosto de 2008.


"TAPIZ I.(El anverso)"

Alfredo se ha levantado a las siete de la mañana, como cada día; después de ducharse y desayunar se lanza a la calle. Alfredo es funcionario y hoy tiene que conocer a su nuevo jefe; espera que por fin le reconozcan su dedicación, aunque ya sabe que la fama de los funcionarios… En el ascensor saluda a Lucía; Lucía sale todas las mañanas temprano para comprar el periódico y el pan, le gusta leer el periódico en la cama con un chusco, antes de ponerse a trabajar en sus pulseras. Lucía hace pulseras que luego vende en los mercadillos. En el semáforo se encuentra a Carlos; Carlos reparte los churros y las porras que hacen en la panadería familiar. Los lleva tapados con un papel de estraza que siempre se vuela, quedando tirado por la calle con sus grasientos lamparones. A Carlos, igualmente, siempre le roba una porra Mohamed, pero no le importa. Piensa que es triste venir de tan lejos para tener que robar una porra, como hace Mohamed.

Mohamed saluda a Luis. Luis es guardia municipal, destinado en el centro. Es guapo y fuerte, de una de las últimas promociones; a él lo que le gusta es cuidarse e ir al gimnasio. Está cansado de los carteristas y rateros del centro, esos que los jueces siempre ponen en libertad sin mayores cargos, como Jonathan. Jonathan es apenas un niño, viajero de casas de acogida, esnifa pegamento por las esquinas para olvidar que se prostituye con ancianos bujarrones en los billares. Hoy Jonathan le compra un cupón a Marta. Marta es siempre la primera vendedora de la once en aparecer. Vender cupones está jodido. La gente no tiene dinero; como le dijo un cliente: cómo voy a cobrar tres millones si no tengo un euro para comprarlos. Es duro vender cupones todo el año en la puta calle. Marta le vende uno a Joaquín. Joaquín es empleado de un banco cercano y todas las mañanas le da los buenos días y se lleva su cuponcito, a ver si tiene suerte – piensa – y se pude jubilar del banco, que ya está harto de hacer números. Cruza unas palabras con Isidro, el dueño de una concesionaria de coches que está pensando en cerrar, pues nadie cambia de coches ahora que hay una crisis. Treinta días le ha dado el banco para saldar sus deudas, mientras piensa como cobrar el coche que le debe Ignacio.

Ignacio ha comprado un coche, animado por los días de bonanza, que ahora no puede pagar. No es la primera vez. La verdad es que siempre ha vivido así, de lo que va pillando; y es la tercera vez que le quitan el coche. Comprará otro. Se vuelve a mirar a Pilar. Pilar es la empleada de la farmacia del barrio. Qué buena está la Pilar, lo jodido es que sabe quién padece de la próstata y quién se compra viagra. Ser farmacéutica no está tan mal después de todo, piensa Pilar, mientras ve como van abriendo otros negocios: los inmigrantes que trabajan por menos del salario mínimo en el burger, los camareros de esa casa de comida a nueve euros… Pilar deja a su hijo en la cola del bus, que conduce Alvaro. Alvaro querría ser profesor, pero se quedó en conductor de autobús escolar. Conoce a cada niño por su nombre y a todos saluda con una pequeña broma, mientras recuerda sus tiempos de colegial, donde le llamaban “el nécora” porque no soltaba la presa y a todos volvía loco con sus fantasías. El tendría que ser escritor. Como Javier, ese famoso novelista al que ve trabajar a través de la ventana de su bella casa restaurada del centro, a la vista de todo el mundo, en un despacho lleno de libros hasta el techo. Javier tiene que escribir su artículo semanal para el periódico en el que trabaja, pero aún no sabe sobre qué hacerlo. Quizás escriba un artículo sobre la vida de la calle y esos personajes que nos cruzamos todos los días, con los que apenas intercambiamos unas palabras…

Madrid, 3 de septiembre de 2008.


"TAPIZ, II (El reverso)"

Alfredo se ha levantado a las siete de la mañana, como cada día; pero hoy ha sido distinto. En la cama ha dejado a un chico que conoció ayer en Chueca. Piensa que no pasa nada por engañar a su novio una vez, que está de vacaciones en su pueblo de Extremadura y lo ha dejado solo, pero se jura que será la última vez. Espera que el chico, un rumano, no le robe nada; o lo que es peor, le pegue una enfermedad. En el ascensor saluda a Lucía; Lucía está preocupada, no sabe como decirle a su madre que no pude ir a cuidarla, si se ha caído y roto la cadera no es su culpa, ella tiene que trabajar, es que los viejos no se cuidan nada, ¡cojones! En el semáforo se encuentra a Carlos; Carlos está preocupado por si tiene una inspección de Sanidad en su pastelería familiar: mezcla harina legal con otra de peor calidad y, además, caducada. Nunca ha pasado nada. Pero, ya puestos, a ver si se muere ese puto moro que le roba todos los días una porra, ese Mohamed. Mohamed le roba una porra a ese cabrón de Carlos mientras piensa que ojalá lo mate Alá o le mande una enfermedad, mientras planea comprar costo a Luis para ir a trapichear a Malasaña y ganar algo de pasta, aunque ese Luis es un cabrón que se cree algo.

Luis es guardia municipal, y trapichea con costo con los pequeños traficantes y la droga que previamente les incauta. Le gusta sentir la pistola y la porra en su cintura, le dan poder. Esa porra con la que fostia a su mujer, que es más puta que las gallinas. Ayer amenazó con denuciarle ¡será puta la tía! Tan puta como ese chapero que se llama Jonathan al que le tiene ganas. Jonathan se droga también con todo lo que pilla. Saca algo de dinero prostituyéndose para conseguir la droga. La necesita para olvidar que, en el fondo, se prostituye porque le gusta sentirse deseado y querido por esos hombres que, en realidad, solo quieren comerle el puto rabo. Le compra un cupón a Marta a ver si tiene suerte. Marta vive bajo la angustia de que descubran que una vez se quedó con un premio que le correspondía a una viejecita de la zona a la que la vista le impedía comprobar por sí misma si estaba premiado. Pero bueno, piensa, tampoco era tanto y seguro que ella ya no lo necesitaba… No como Joaquín, ese empleado de un banco cercano, que quiere jubilarse antes de que descubran en el banco que lleva desfalcando varios años a algunos clientes que le han confiado sus ahorros. Y es que no han sido justos con él, lo quieren prejubilar con una mierda de pensión ¡qué se jodan! Ahora tiene que sacarle dinero a ese contrabandista de coches que es Isidro. Isidro, el de la concesionaria no quiere venderle otro coche al ratero de poca monta de Ignacio. Aunque trae los coches de contrabando de Inglaterra para no pagar el IVA, todo el barrio sabe que Ignacio no paga sus deudas.

Ignacio no quiere los coches que compra para presumir, no. Los usa para estrellarlos en esas joyerías de la milla de oro y robar el escaparate. No puede ser tan malo robar a los ricos. Aún no ha dado el golpe definitivo con el que sueña, pero llegará y se irá a Brasil como el Dioni. ¡Joder con el Dioni, ahí lo tienes ligando con brasileñas toda su puta vida de millonario! Aunque a él la que le gusta es Pilar la farmacéutica. Pilar es la farmacéutica del barrio y está encantada. Le gusta preparar a ella misma las pastillas que tienen que tomar los enfermos de su zona. A veces se le va la mano, y algunos palman. Pero ella no lo hace por lucro personal, nada de eso, piensa que así les ahorra un montón de sufrimiento a sus pobres enfermos que se van al otro mundo más contentos, sin armar casi ruido, sin contar que también ahorra un montonazo a la Seguridad Social. Tendrían que agradecérselo, piensa. Mientras, deja a su hijo en el autobús de Álvaro, ese conductor tan majo. A Álvaro le gustan mucho los niños. Si, le gustan tanto, tanto… le gusta toquetearlos y besarlos, y siempre lo intenta con el que se queda el último en el bus, para ello siempre va provisto de caramelos. No es su culpa, -se dice-. No puede evitarlo y ahora su hija ya no se deja. El tiene tanto amor para dar y nadie parece comprenderle. Mientras mira por la ventana con envidia a Javier, ese escritor tan famoso. Javier, tiene hoy una entrevista con su “negro”, el pobre amanuense que le está escribiendo su último libro, para eso él ya es un personaje de éxito, ¡no va a escribir sus propios libros! No tendría tiempo entre atender a tantos periodistas y firmar ejemplares. Si ni siquiera tiene tiempo para escribir sus artículos de la revista semanal en la que colabora. Echará un vistazo a alguno de esos blogs jóvenes que vienen empujando fuerte, a ver qué pilla…

Madrid, a 4 de septiembre de 2008.




"LO QUE SIEMPRE TE ENCUENTRAS EN LOS BLOGS"
El otro día leía yo en el blog de Alijodos, del blog “El Retrato … sin Dorian Grey” un descacharrante post sobre las cosas que siempre te encuentras en todas las pelis, titulado “lo que siempre pasa en las pelis americanas”. Bueno, a mi se me ha ocurrido darle una vuelta de tuerca al asunto, y escribir un post titulado: "Lo que siempre te encuentras en los blogs” Y es que ya se sabe: la vida imita a Internet. Vamos allá:

En todo blog te encuentras un banner, en el que el autor busca la foto más impactante, que normalmente no le importa a nadie y que ha buscado por Google.

Todo blog tiene un título, que es como una declaración de intenciones. Un título puede ser que haga triunfar o morir un blog. Si es una paradoja el éxito está asegurado.

Todo blog tiene una lista de blogs amigos según van actualizando, aunque a la hora de la verdad ni siquiera la miramos.

Todo blog tiene una frasecita de algún intelectual tuberculoso que al autor del mismo le parece la polla, generalmente sobre el amor y la vida, y que nadie se molesta en leer.

Todo blog tiene su musiquita. ¡Dios!, y lo peor es que en la mayoría de los casos es de Laura Pausini, esa pelma gritona, jajaa.

Todo blog tiene un blog amigo que le ríe las gracietas. Curiosamente, no necesariamente tu blog es amigo del amigo de tu blog… ¿Se entiende esta frase?

Todo blog, en cambio, tiene un blog al que le da como repelús ir.

Todo blog tiene una panda de seguidores que, generalmente, no les conoces ni la cara, y en algunos casos, tampoco la polla aunque te pongan la foto, jajaja.

Todo blog, en el colmo de la modernidad, cuelga un vídeo del Youtube. ¡Oh dios que caña, un vídeo! Normalmente con alguna gracieta, y es que somos todos unos cachondos.

Todo blog tiene algún enlace a un sitio intelectual que te cagas, pero que no vamos en la vida. Sin embargo todos vamos a blogs de ver pollas pero eso no los enlazamos, jajaja.

Todo blog tiene una nube de etiquetas que nadie mira nunca.

Todo blog tiene un contador. Nadie te confesará que le preocupan las visitas pero tienen allí un contador por si acaso… Joder y al llegar al visitante mil te da una acreditación (me temo que esta gilipollada la inventé yo mismo, jajaja).

Todo blog tiene un premio. No hay más que esperar un poco, pero al final seguro que te llega uno, aunque sea de rebote. Está demostrado que hay más premios que blogs en el mundo.

Todo blog tiene un Meme de esos con preguntas tan interesantes como ¿qué te pones para dormir cuando duermes en pelotas? y cosas así...

Todo blog tiene un post que es la polla, el mejor post del mundo. Y lo curioso es que, en realidad, el mejor post del mundo está en mi blog, claro. Lo escribí yo, jajaja.

Todo blog tiene un manifiesto o una imagen comprometida con alguna causa justa, aunque sea de "venga, vamos a salvar la remolacha extremeña", jajaja.

Todo blog tiene un avatar que quiere representar lo que somos: un famoso, un artilugio, un caballero del zodíaco, o un transformer. Los más atrevidos ponen un ojo propio o ajeno.

Todo blog tiene un ex-. Y generalmente está mas guapo que tú, estudia más y tiene mejor coche.

Todo blog tiene sus comentaristas que, inevitablemente, se renuevan cada seis meses, hartos de leerte las mismas gilipolladas día tras día.

Todo blog tiene un comentario de Stanley Kowalski, Luz de Gas o Maritoñi y, en el mejor de los casos, de Thiago, jajaja.

Todo blog tiene un troll. En caso de ser un blog modesto no tienes ni troll ni nada, tienes un anónimo, que suena como más de andar por casa, pero jode lo mismo, jajaja.

Todo blog tiene una poesía dentro…

Y todo blog tiene un archivo histórico que nunca se ha de volver a leer. Curiosa paradoja la de los post: condenados a permanecer eternamente en la blogosfera, sin que nadie vuelva a leerlos jamás. De hecho yo había pensando un blog que tuviera siempre sólo un post: el último; con una validez de 24 horas y que luego se borrara, total…

¿Si o no? ¿A qué tengo razón? ¿Se te ocurre algo que me haya olvidado? Por que, además, todo blog lleva dentro algo, aunque sea una pizca, de interactivez… Bezos, jajaja.


Madrid, a 9 de septiembre de 2009


"VACÍO"
Algunas veces cuando me duermo, mi cuerpo físico permanece tirado en mi cama, mientras mis emociones se largan de escapada. El otro día sin ir más lejos me dejó mi conciencia. Bueno, pensó mi hígado, cuánto menos bulto más claridad. Y no deja de tener razón, se puede vivir sin conciencia pero no sin hígado. Así que yo empecé a hacer negocios sin mayores preocupaciones por explotar a mis empleados. Pero la conciencia se aburría sola, y un día se llevó con ella de farra a mi moral. Sin conciencia y sin moral se puede vivir igualmente; no así sin hígado y páncreas. Yo ese día me levanté como tal cosa, más ligero, podíamos decir. Y si antes tenía pocos escrúpulos para los negocios, ahora directamente me dediqué a la estafa y la prostitución. Otro día me abandonó la memoria selectiva. Y eso fue genial, mi trigémino no paraba de reírse. Tenía recuerdos si, pero todos eran buenos.

Poco a poco mi cuerpo se fue vaciando de esas virtudes. Un día me faltó la sensibilidad y otro la solidaridad. Sin embargo físicamente me encontraba en mi plenitud. Soltar todo aquel lastre, que no hacía más que ocupar sitio en mi cuerpo, consiguió producir en mí una euforia que antes no tenía. Me sentía, curiosamente, más etéreo; y mi actividad física era sobrehumana. Todos mis órganos interiores se encontraban ahora más cómodos, con más espacio entre ellos, como si se hubieran mudado a un cuerpo más grande. Y yo estaba forrado y sin escrúpulos, pero conservaba los riñones y el hipotálamo, incluso la próstata.

Lo malo es que mis virtudes y sentimientos seguían fluyendo en mis sueños. Ahora ya no se iban de uno en uno. Aprovechando mis descansos nocturnos se marchaban en pandilla. Un día me desperté sin compañerismo, sin esperanza, sin sentido del ridículo, y, lo que ya me jodió más, sin autoestima. Pero conservaba el cerebelo, las tres meninges y el oído medio, lo que no me pareció moco de pavo. Era un cuerpo medio inerte a nivel espiritual, pero iba tan cómodo por la vida en mi Mercedes. Para qué iba a preocuparme. Y como decía mi cerebro, déjalos ir, para lo que nos sirven…

Pero un día me desperté sobresaltado sin comprender nada. Entonces intuí que esa noche también me había abandonado mi inteligencia. Y no sabía cómo. Había estado tan ciego a esa desbandada general de mis sensaciones que no supe, - ni quise, la verdad- ponerle coto; y ahora me encontraba allí tirado, solo, insensible, sin capacidad de reacción y sin comprender muy bien lo que me pasaba. Perdí todo, mi negocio, mis amigos, mi fortuna. Hoy soy un cuerpo vacío. O no, soy un cuerpo lleno de órganos insensibles y un poco alocados que no paran de moverse incómodos en su sobredimensionada morada. Muy sanos, sí; pero que se pasean a su voluntad por un espacio sin sentimientos que regulen su loco vagar. En mi cuerpo ahora cabe todo, menos el sentido de la culpa, la comprensión y la vergüenza. Soy como un globo vacío, todo lo que me queda en los espacios libres entre mis órganos ahora felizmente instalados es aire… soy aire. Aire y vísceras. Ya casi parezco un hombre.

Madrid, a 19 de octubre de 2009


"TEST PARA SABER SI ERES GAY SIN TENER QUE COMERTE UNA POLLA"

Como he recibido varios correos de todo el mundo de algunos jóvenes que me preguntan cómo y cuando supe si era gay, y qué se siente y todas esas dudas, se me ha ocurrido hacer este test que he llamado “El gayómetro”, para que, contestando a unas simples preguntas, tu mismo puedas saber el grado de mariconez que te corresponde. También puede que te guste el angelote, entonces ya no hace falta ni que hagas el test... Si no matas la curiosidad, al menos pasas el rato. Tu vete sumando 10 puntos por cada a), 5 puntos por cada b) y 1 punto por cada c). Igual te sorprendes, jajaja.

1. Llevas un bolso de esos monumentales con asas como si fueras un viajante de dentista o como si te fuera a ir de viaje en este mismo momento. (No tengo ni idea de lo que llevan los gays en esos bolsos enormes).
a) Si lo llevo, y cargadito.
b) A veces una mochila
c) No, nunca.

2. Llevas una sortija en el dedo gordo, un collar como un rosario, una pulserita aunque sea de Tous… o unos pendientes como pedruscos.
a) Llevo de todo, voy toda adornada yo...
b) A veces un pulserita y tal.
c) No, nunca.

3. Te encantan Killy MInogue, Nely Furtado, Maria Carey, y lo que es peor, Mónica Naranjo.
a) Me vuelven loca y me pongo a bailar sin camiseta.
b) A veces una canción
c) No me gustan.

4. Eres fans de Cantizano, pero piensas que nunca debió haber aceptado presentar ese programa tan barriobajero como un periodistilla del corazón más.
a) ¡Uy! si, y de Jesús Vázquez también.
b) Lo he pensado, pero es tan guapo.
c) No, no lo aguanto.

5. Sabes cómo se llaman las protagonistas y ya has visto toda la serie y la peli de “Sexo en Nueva York”.
a) Si, me lo sé todo, todo.
b) A medias.
c) No, yo veo Aída que es más ordinaria.

6. Odias el fútbol y piensas que son veintidós personas en calzoncillo detrás de un balón y tal y tal y tal…
a) ¿Qué es el fútbol?
b) Si lo creo firmemente pero miro las piernas a los futbolistas.
c) No, el fútbol me encanta.

7. Hablas en femenino y a tus amigos le gastas las típicas bromas de llamarles “nena”, “bonita” y cosas parecidas.
a) Siiiiiiií, y nos mondamos.
b) Algunas veces les llamo pedorras.
c) No, nunca.

8. Hablas engoladamente arrastrando las sílabas y mucho más las vocales finales, dándole una típica pronunciación afectada.
a) Si, me encantaaaaaaaa! me encantaaaaaa!
b) A veces grito mucho.
c) No, hablo normal.

9. Llevas un pantalón súper estrecho con una camiseta del mismo color que las bambas y sin cordones.
a) Si, si, súper combinado y con un abanico a juego.
b) Tengo un Lacoste.
c) No, yo llevo pantalones campanas.

10. Llevas un cinturón blanco con la hebilla para un lado.
a) Si, ¿cómo lo sabes?.
b) ¿Uno de H&M?. Lo tengo.
c) ¿Blanco? no, nunca.

11. Tienes un pircing y un tatuaje. (Por cierto que los tatuajes de mis amigos que tienen más de dos años están todos descoloridos, y hace horroroso, ¡eh! yo aviso).
a) Si, un montonazo.
b) Uno muy discretito.
c) No, ninguno.

12. Tienes unas súper mega gafas grandísimas de D&G.
a) Si, me chiflan, pero son falsas de mercadillo.
b) No, porque no veo nada.
c) No uso.

13. Te cortas el pelo en “Juan por dios” o en otra peluquería fashion que te cagas.
a) Si, y me tiño de colores y ahora me voy a poner una crestita o una rasta.
b) A veces voy a pelarme.
c) Me lo corto yo en casa.

14. Has abierto alguna vez la revista “Vogue”.
a) Me la sé todita de memoria.
b) La he ojeado alguna vez a escondidas.
c) No, leo el "AS".

15. Te encanta la copla y las folclóricas.
a) Si, tengo todo lo de la Pantoja.
b) Ni flores.
c) No, no aguanto a las folclóricas.

16. Odias el sushi pero disimulas porque es hot.
a) Efectivamente, pero me callo.
b) Lo trago y no me entero.
c) No puedo con él.

17. Te encantan los programas del corazón y los reallities como Gran Hermano.
a) Me chiflan los cotilleos.
b) A veces veo algo.
c) ¿Gran qué?.

18. Llevas piratas con una pulserita en un tobillo y chanclas
a) Si, y voy ideal de la muerte.
b) Voy así pero sin pulsera.
c) No, nunca.

19. Usas contorno de ojos, crema exfoliante, crema de día, crema de media mañana, crema de media tarde, crema de noche, crema depilatriz...
a) Si, tan mona yo...
b) Uso una loción pero cara.
d) No, nada.

20. Y, finalmente, escribes un blog sobre un novio hetero que tuviste, generalmente un primo que estaba bueno.
a) ¿Cómo lo sabes?.
b) Y me dejó marcado.
c) No, para nada.


De 20 a 65 puntos. Bueno, tienes una tendencia, ¡sino qué carallo haces leyendo este blog! Has tenido algún sueño erótico con alguien de tu mismo sexo y te mueres de curiosidad. ¡Prueba! No te quedes con las ganas, pero usa condón.

De 65 a 130 puntos. Bueno eres un gay de libro, vamos con papeles. Si no tienes el carnet de gay te lo van a mandar a casa del Carrefour cualquier día de estos. En Chueca te conocen como “La estrecha”. Pero en tus relaciones usa condón.

De 130 a 200 puntos. Eres más gay que las amapolas. Ten cuidado, igual estás cambiando de sexo sin darte cuenta. Vigila tu espalda sobre todo si notas un aliento en la nuca… Y no te olvides el condón.

En fin, si eres gay, no pasa nada, el 10% de la población lo es y además ya lo sabe; y eso que no han hecho esta gilipollada de test. Si has llegado hasta aquí, a lo mejor no eres gay ni nada, pero tienes cierto sentido del humor...

Iago te informa, Iago te divierte. Y Iago, si puede también te la mete... le educación sexual, digo.

Madrid a 28 de julio de 2008


"ESTRELLA"

Desde niño, desde que mi recuerdo alcanza, siempre quise tener una estrella; una estrella propia. Yo pensaba que, habiendo tantas, todo el mundo podía tener una; y que no estaban tan lejos, más o menos como de aquí a Tarragona.

Las estrellas de mis amigos tenían nombres como Pegaso, Aldebarán, Centauro; mi estrella se llamaba Leviss. Todos se reían de mí por ponerle a mi estrella un nombre tan raro, pero yo pensaba que si todo el mundo tenía una estrella conocida y siendo la mía desconocida, al menos sería etiqueta roja.

Todos los días entre las seis y las siete, poco antes de que pusieran el cielo y mi estrella ocupara su lugar, yo hablaba con ella. Recuerdo que incluso idee un artefacto, que consistía en un palo muy largo que terminaba en un gancho, para poder atrapar a mi estrella, cada día prolongaba ese invento atándole un nuevo palo; a este invento le llamé “amor”. Pero el amor nunca era suficientemente grande como para poder atrapar a mi estrella.

Entonces soñaba con ser astronauta. A menudo pensaba que podría salir en una nave espacial a gran velocidad por el ciberespacio y llegaría a mi estrella guiado por su bella y potente luz. Pensaba en que una vez que estuviera cerca de mi estrella nada me separaría de ella.

Pero un día, al comienzo del invierno del dos mil cuatro, leí en alguna parte que es imposible alcanzar una estrella, que viajan por el cielo en un universo en expansión a una velocidad superior a la de la luz, que es la máxima velocidad a la que pueden viajar los sueños de un niño, y que esa luz que yo pensaba que me guiaría, me dejaría ciego si apenas consiguiera acercarme a ella. Entonces comprendí que es imposible que todos los niños del mundo tengan una estrella y la guarden en una caja de zapatos en su armario, porque a la hora de ponerla en el cielo cada noche algunos se olvidarían de sacarla, otros se equivocarían de sitio, y otros mas querrían quedarse a jugar con ella; entonces el cielo sería un desbarajuste diario que confundiría a los viajeros, muchas estrellas llegarían tarde a su puesto y el cielo sería distinto cada noche. Comprendí que las estrellas deben ser libres y permanecer en su sitio sin que los niños quieran atraparlas. Ese fue el día en que me hice mayor.

Madrid, a 3 de enero de 2007.

"RITO MAÑANERO"
Este post ha sido calificado como "5 pollas" por el autor (osea eu).


Me levanto de la cama. Aparezco de entre mi edredón nórdico como un apolo desnudo (jajaj esto es un truco para despertar el interés desde el primer párrafo). Pero es verdad que duermo sin pijama y me levanto todos los días empalmado. Salgo de la cama por el lado derecho y pongo en el suelo el pie derecho también.

Lo primero que hago es sacar la repetición de la alarma del móvil y mirar si tengo alguna llamada de mi novio, mientras me rasco los huevos un poco. Me la miro y siempre le digo una frase cariñosa, ¡qué hermosa luces hoy, guapa! Cosas así, hay confianza. Estiro el nórdico y separo los cortinones grises y los visillos de encaje. Y abro la ventana. Mi cuerpo queda dentro de mi cuarto, la polla sale casi afuera. Me gusta pensar que todos los vecinos están asomados en sus ventanas con unos prismáticos para contemplarme en todo mi radiante esplendor matinal. Y yo le doy lo que quieren. A mi me gusta dar.

Me voy a mi cuarto de baño y abro la ducha. Mientras va saliendo el agua – al principio fría y luego más templada- me masturbo. Aunque normalmente no me la termino ahí. Acerco a la bañera el toallón grande y la toalla de la cara. Para mi es importante tener dos toallas independientes. Las pongo encima de la tapa del wáter. Antes, como he dejado de darle al manubrio, meo.

Me meto en la ducha, si sigo caliente me la termino allí mismo, mientras juego con la fuerza del agua de la cebolleta de la ducha. Luego empiezo el rito de la ducha propiamente. Siempre empiezo por lavarme la cabeza. Aunque tengo el pelo corto me lo lavo todos los días con champú Elvive que tiene un envase verde. Luego cojo la esponja, siempre azul, y pongo una buena ración de jabón líquido Sanex. Me gusta creer que es mejor para la piel, aunque se venda, igual que todos, en el Carrefour. Me froto bien el cuello y el resto del cuerpo. Y limpio cuidadosamente los restos de semen que permanecen pegados a mi cuerpo. Después de restregarme todo el cuerpo, paso la esponja con un nuevo chorro de jabón por el culo. Luego enjuago la esponja. Salgo de la ducha con el pie derecho después de secarme la cabeza y la cara con la toalla pequeña – me gustan las toallas blancas o como mucho grises- y secarme el resto del cuerpo con la grande, que al finalizar de secarme los pies, me la enrrollo a la cintura.

Así ataviado me pongo frente al espejo. Empiezo por lavarme los dientes, siempre con dentífrico Fluocaril porque también pienso que es mejor que otras marcas más conocidas. Estoy mis buenos tres minutos y luego hago un enjuague con un líquido verde de la misma marca. Luego cojo mi bote de gel de afeitar Gillette Fusion Power y mi maquinilla de 5 hojas. Sale carísima, pero su rendimiento es increíble. Si no me he terminado la paja en la ducha me la hago mientras me afeito. Me gusta macharme la polla con una mano mientras con la otra me afeito. Luego limpio el lavabo.

Finalizado el afeitado me pongo polvos de talco por la entrepierna y los huevos de una marca de farmacia que se llaman Dermomycose. Me gusta llevar bien secos mis cojones. Finalmente, me pongo exactamente cinco apretones de mi desodorante janpogotier. Sin embargo, no uso bastoncillos para las orejas, me las seco con la toalla. Me arreglo el pelo, lo revuelvo de tal manera que parezca casual... pero que se note que he estado dos horas para hacerlo.

Abro las cortinas de la otra ventana y voy al cajón de la cómoda, que ya he retratado en mi blog alguna vez con mis zapas encima, y escojo cuidadosamente el calvinklein apropiado a la ropa que me voy a poner. Por ejemplo, si voy a llevar una camisa blanca me pongo uno blanco con la goma roja. Si me pongo una camiseta blanca con un suéter gris, me pongo un slip blanco con la goma plateada. Igual si voy de negro. Para mí es importante que el slip, de alguna manera, vaya a juego con el resto de la ropa; porque como dice mi abuela, nunca sabe uno donde tiene que bajarse los pantalones. Me pongo el slip colocando bien el paquete en el centro, con tendencia a cargar hacia la derecha. Y, a continuación, me pongo unos calcetines negros. Siempre negros o, como mucho, azul marinos...

¿Y tú, eres capaz de explicar cuál es tu rito mañanero con toda sinceridad?


Madrid, a 26 de febrero de 2009

"EL FARO"
Bernard se sentía perdido.

Se encontraba solo en medio de aquel oscuro mar que le envolvía: Era un océano oscuro y frío el que le rodeaba, un mar enemigo y hostil que iba tragando su cuerpo y ensombreciendo su conciencia. Sentía frío por todo su cuerpo y unas terribles ganas de beber; aquellas gotas saladas que resbalaban por su rostro hasta su boca era lo único que había bebido en tres días. Estaba cansado de seguir luchando.

Su mente se negaba a recordar que había ocurrido en su vida para encontrarse así, perdido, mojado, exhausto, a punto de rendirse. Apenas recordaba ya como había llegado a esta situación, no quería pensar en ello; bueno, en realidad, no quería pensar en nada. Solo quería descansar. Descansar…

De repente, en la lejanía, empezó a divisar una pequeña luz en el horizonte. Apenas nada, un reflejo, pero tenía la cadencia monótona de un faro y eso le hizo reaccionar. Su mente aletargada, a punto de comenzar el que podía ser tal vez su último sueño, se agarró a aquel reflejo que se apreciaba cada vez más claro y cercano. Intentó incorporarse pero resbaló. Sus pies no le sostenían.

Lo costaba mover su entumecido cuerpo, sus brazos apenas obedecían las indecisas órdenes que su cerebro envíaba. Estiró la mano, y este movimiento se le antojó como el último de su vida… Aún así, haciendo un supremo esfuerzo, consiguió vencer el borde de la bañera, y a pesar de los goterones de sangre que salían de su muñeca, logró alcanzar aquel móvil que todavía parpadeaba…

Apenas pudo llegar a oir la voz de Mike diciendo desde la lejanía: “vale, amor, hablemos”.


21 de mayo de 2008.

"CANALLA EN STARBUCKS"

Canalla está sentado en el mismo sillón verde de Starbucks donde se sienta siempre. Canalla contempla desde ese sillón como la vida transcurre tranquila en la calle y enciende otro cigarro. Canalla saca de su vieja mochila negra un grasiento cuaderno azul y un bic con la tapa mordisqueada y escribe. Vomita las palabras oscuras y orgánicas desde dentro de su pequeño y triste corazón. Canalla sabe que quizás nadie lea ese post vomitado a trompicones, pero no le importa porque tampoco nadie lo entendería. Canalla mira la puerta del Starbucks de vez en cuando nervioso, esperando a ese joven bloguero que le ha quitado el sentido; uno más, uno nuevo, uno que con sus palabras y mensajes lo ha llevado al paroxismo. Canalla mira a los lados para que no le reconozcan. Canalla tiene miedo de que le llamen pringao si le vieran quedar con estos jóvenes talentos que pasan por su vida como estrellas fugaces que no van a ningún sitio. Canalla mira también la puerta del baño donde seguramente le comerá la polla confundiendo una vez más el amor con el intercambio de fluidos en que terminan sus aventuras románticas.

Canalla fuma otra vez, mientras un cigarro se consume en el cenicero y otro más en el extremo de la mesa. A Canalla los pitillos se le consumen en la comisura de sus labios a la velocidad de la vida, le queman por dentro, le ahogan. Canalla sigue escribiendo y mirando nervioso la puerta de la calle, escupiendo esas frases imposibles y disparatadas que inconcebiblemente se juntan en forma de sentencias poéticas y preciosas verdades que le han hecho mítico. Mientras suenan smashing pumpikns Canalla vuelve a mirar la puerta y resopla, está nervioso, suspira.

Canalla teme al amor. Canalla tiene miedo de amar, teme sufrir y por eso teme enamorarse; teme la soledad que luego produce el desamor. Canalla sigue escribiendo oscuros pensamientos entre cagaditas de ratas y negras cucarachas que se apoderan de su cuaderno y fuma, y fuma, y fuma… Todo el café parece explotar ahora en sus intestinos, pero de fuera a dentro, de tal manera que su sangre y sus sesos que deberían desparramase por todo aquel espacio imposible, circulan alocadamente por sus intestinos desde su corazón a sus cojones.

Canalla hoy está dispuesto a arriesgar. Canalla se pregunta por qué habrá quedado en aquel maldito café de estética yanki y si a él le gustará el sitio y le gustarán los smashing y piensa que la única condición que la vida pone para dejarte vivirla, es estar vivo. Por eso Canalla cuando ve aparecer en la puerta aquella increíble sonrisa juvenil y fresca que le estalla en la distancia y le tranquiliza, Canalla piensa que pase lo que pase, no será peor que volver a la soledad en que ahora está instalado y decide que está dispuesto a arriesgar porque la soledad no tiene medida y no se puede estar más solo que cuando ya se está solo.

Canalla se levanta, Canalla apaga el cigarro, Canalla sonríe…

Madrid, 16 de junio de 2007


"CIBERSEXO"

El otro día ligué con un bloguero geek en una página de contactos. Para el que no lo sabe un geek es más que friki y se vuelven loco con las tecnología informática, más que nada.

Mi geek era gay, claro; pero novato. Y no sabía nada de hacer el amor “a mano”, vamos que no tenía experiencia y no había estado con ningún otro chico. Todavía estaba en… ¿cómo decirlo? el armario no encaja… estaba en el ordenador.

Cuándo me preguntó qué como se hacía “eso” entre dos chicos y por qué había que usar condón, tuve que buscar la mejor manera de que me entendiera, y esto fue lo que se me ocurrió, intentando, además, que si un día lo llega a hacer tome sus precauciones: - “Mira, tu culo es como un puerto USB y mi rabo como un Pendrive. Si yo introduzco mi Pendrive en tu puerto USB, te traspaso toda la información allí contenida en mi memoria flash. Es decir, esa comunicación lleva la información de todos mis amantes anteriores con los que me he conectado, y si en ella se hubiera colado un virus, ese virus también se pasaría a tu CPU hasta llegar a tu microprocesador. ¿Lo entiendes?. - Le pregunté.

El debió de entenderme porque me contestó inmediatamente: - “Joder, súper mega claro, tío. ¿vamos que peligran todas mis gigas, no? Ciao”. - Y cortó la transmisión sin despedirse.

NOTA: El PP impide que se habla de homosexualidad, homofobia e igualdad de genero en la asignatura de "Educación para la Ciudadanía" en las Comunidades Autónomas en las que gobierna. ¡Así nos va, se sabe todo de tecnología pero de sexo, ni flores!


Madrid, 17 de mayo de 2007


"NADA, POST CONCEPTUAL"











AUTOCOMENTARIO:

Este post no es nada, es un concpeto.

Es que he leído que en Arco venden un prologador eléctrico que se enchufa en si mismo bajo el título de "Circuito Cerrado" por 15.00o euros. La galerista dice que es un "concepto" y que por el precio tienes derecho a reproducirlo y decir que tienes una obra de arte.
Yo vendo este post por el 10%, 1.500 euros y por ese precio tienes derecho a reproducirlo en tu blog y decir que tienes un post "Thiago Auténtico" ¡Toma ya! Madre mía, que arte tengo...!

21 de febrero de 2008.



"FAQUIR"

Llegó a la aldea el día que, en las fiestas en honor de Santa Comba, actuaba un faquir. Al volver a nuestras casas después de asistir a la patética actuación, en la que el número más espectacular del anciano tragasables fue comerse un vaso de vidrio, aquel menudo perro de lanas blanco como un copo de nieve empezó a seguirnos con cara de despistado. Ponerle de nombre Faquir fue lo primero que se nos ocurrió, aunque pronto pasó a ser para todos Faquiriño.

Faquir fue a dar en una familia de marino con siete hijas. Por ello hoy no soy capaz de saber si ya era marica cuando lo encontramos o se volvió gay en aquella femenina casa. Pero desde muy joven aquellas siete niñas empezaron a pintarle las uñas, a ponerle en la cabeza imposibles recogedores de chichos de los mas peregrinos colores, o probarle sus bragas y sus sujetadores. Pero nunca como una burla, sino con el afecto de tratarle como una más de ellas.

Llevó así una vida perruna y marica de perro de compañía. Nunca pareció protestar y siempre estaba alegre y divertido, como conocedor de su especial condición. Sus ladridos tenían… ¿cómo decirlo? algo de pluma. Unos ladridos no estridentes pero si femeninos y cantarines, más impropios de él que los que esperas de una hembra de su especie. Así vivió sus primeros años, contento, solo, gay.

Pero Faquir se enamoró. Se enamoró de un enorme y feroz perro sin raza, "palleiro" pero hermoso, que los aldeanos de la casa vecina tenían siempre atado con una gruesa cadena a la puerta del chamizo donde guardaban el tractor. Allí se escapaba frecuentemente a ladrarle, amistosamente claro, y pavonearse delante de él, de la manera que supongo pensaría más perrunamente excitante. Era ya una broma típica entre sus siete propietarias el decir que “estará viendo a su novio” cuando el pequeño Faquir desaparecía.

Cuando en una de esas escapadas nocturnas, empezamos a oír unos terribles aullidos lejanos sospechamos enseguida lo que podía haber ocurrido, y más cuando al llegar al alpendre hallamos la cadena que sujetaba al bello bruto suelta. Cuando lo encontramos agonizante y lo llevamos corriendo al veterinario, éste nos dijo que estaba destrozado por dentro, que había sido poseído con un furor desconocido y que el mimbro del violador había destrozado su pequeño cuerpecito. Puedo jurar, y no me quito de la cabeza, que a pesar de todo aquel estropicio, se podía ver en la cara de Faquir inerte una lánguida sonrisa de satisfacción por su única noche de amor y la aceptación de su trágico destino.


Madrid, a 13 de febrero de 2008






"EL PISITO"
Cuándo Rubén se compró el pisito de su vida puso toda la ilusión del mundo. Estaba cansado de vivir con sus padres: le hacían todo, vale; pero eran agobiantes. Además la guapa señorita que le vendió el piso le dijo que estaba haciendo el negocio del siglo. El negocio del siglo a 60 Km. de Madrid, pero qué importaba eso. Al fin iba a ser libre.

Echó sus cálculos y de los mil euros que ganaba pagaría por el pisito seiscientos. Le quedaban otros cuatrocientos para sus gastos y para ir amueblándolo en Ikea. Lo puso minimalista, claro. Bueno, no es que le fuera a sobrar mucho dinero para darse alegrías, pero a cambio se lo ahorraría en saunas y hoteles dónde llevar a sus ligues. Además se ahorraba el pagar el restaurante y con una peli de video apropiada mojaba seguro. La libertad tiene un precio – se dijo- y además estaba haciendo un negocio, una inversión para el futuro. A pagar en 40 años, pero ¿qué prisa tenía?

Pronto empezaron a subir los intereses. ¡Maldito Euribor ese!, pensaba cada vez que oía las noticias. Los seiscientos euros de la letra del pisito pasaron a ochocientos cincuenta rápidamente. Y no había contado con los gastos del transporte, los gastos de limpieza, la comida…. Comprendió así que su independencia tenía un precio que no podía pagar. Decidió volver a su casa.

Pero cuando quiso volver, su madre le dijo que ahora había alquilado su habitación a un estudiante americano muy serio y muy guapo y, lo más importante, que pagaba religiosamente; que si quería volver a casa tenía que abonarle los seiscientos euros que pagaba por la letra de su inversión. Entonces decidió vender aquel maldito pisito, aquel tan mono y que con tanta gracia había puesto. - Bueno, sacaré para pagar el coche al menos con lo que ganaré al venderlo-, pensó ingenuamente.

La misma señorita que se lo había vendido a él, le dijo entonces que ahora no era el momento para negociar con pisos, que estaban bajando mucho, y que se lo podría poner a la venta por unos diez mil euros menos de lo que a él le había costado. Se vio así en casa de sus padres de nuevo, igual de agobiado que antes pero pagando por estarlo, sin piso, sin coche, sin libertad…

Cuando Rubén se suicidó nadie lo pudo comprender. Todo el mundo decía que era muy buen chico que siempre saludaba en el ascensor, que se le veía muy feliz, que se acababa de comprar un pisito…

D I S T I N C I Ó N
Este post ha sido destacado como Mejor Post de la Semana (ex-aequo) en la selección "Blogger´s Digest 14" que realiza semanalmente Finnegan Bell en su blog.



Madrid, a 9 de abril de 2008



"MARIFUÉ"

Todas las tardes sobre las tres, cuando aún no hemos tomado el café aparece Marifué. No Marifé, no, Marifué.

Marifué es una amiga íntima de mi madre. La verdad es que amiga fiel no la hay mas, pues nunca falla en su visita diaria y en el cafetito que se toma. Viene siempre endomingada y peinada de peluquería como si de ir a una boda se tratara; pero con una bolsa de Zara, de donde saca unas agujas y una labor de lana que parece no terminar nunca. Su llegada, acompañada de su inseparable perrita "Gómez", anuncia la desbandada general de la mesa pues son pocos los miembros de la familia que la aguantan y soportan su charla egocéntrica basada en su única hija, Mari.

Le llamamos Marifué porque “váyamos dónde váyamos” (es importante que se lea váyamos) alguno de nosotros, mis hermanos o yo, Mari ya fue antes. Yo me quedo a oírla porque me divierte escuchar la eterna pelea de mi madre por meter baza o contar algo de sus sufridos hijos sin que Marifué le deje.

- Y tu hijo, Iago ¿qué? Pregunta dando el primer sorbo de café esté yo delante o no.
- Pues ahora se va a Madrid a….
- Mari fue. Estuvo en Madrid, ¡lo pasó…! No sabes cómo lo pasó, ya me dice ella, - "Máma como lo pasé en Madrid". - ¿Y tu hija la mayor…?
- Mi hija la mayor… pues está en Cádiz con su no…
- ¿En Cádiz? Mari fue. Bueno, bueno… Fue a todas partes en Cádiz. "Máma a todas partes" - siempre me dice ella. - "Fui a todas partes, a Cádiz, a Jerez, al Puerto, a todas…" Todos los chicos le decían que era la gallega más guapa que había pasado por allí. Dile a tu hija que pregunte por ella, si ha ido a todas partes, los mejores sitios, la conoce todo el mundo.   ¿Y tu hija la pequeña?
- Está en Paris hasta octu...
- Mari fue. Estuvo en Paris el año pasado. Le encantó Paris; siempre me lo dice: - "Máma me encantó Paris…" Fue a todo los sitios, ¡una de fotos que trajo de París! Y compró una de cosas en Paris…, lo compró todo.

Siempre es igual, ya digo, “váyamos dónde váyamos” Mari ya fue. El otro día en un momento dado ya no pude contenerme más.

- ¿Y qué tal tu sobrino el de Castellón…? Preguntó. Y antes de que mi madre pudiera contestarle, dije yo con un poco de maldad….
- Se fue a Tailandia a tomar por culo…
- Mari fue…. Se le escapó a la pobre señora, antes de que se diera cuenta de lo que estaba afirmando de su querida y única hija. Mi madre me mandó a mi cuarto castigado sin merienda, pero en el brillo de sus ojos pude adivinar cierta aprobación no exenta de gratitud.

Me fui a mi cuarto pero, inevitablemente, Mari ya había ido antes…


A Coruña, 10 de septiembre de 2007.


"AMOR DE BLOGS"

Mi blog y el tuyo se habían enamorado.

Mi blog descubrió un día tu blog y enseguida empezó a vibrar, empezó a notar que le saltaban las palabras. Devoró entero de arriba abajo todos sus post, y cuanto más leía más le gustaba. Le parecía un blog fascinante, muy bello – guapo, decía él – Un blog guapo, distinto, especial. Era lo que siempre había estado buscando; un blog esbelto, inteligente y con humor. Mi blog empezó a mandarle piropos al tuyo en forma de comentarios. Y poco después tu blog empezó a contestar al mío de igual manera.

Mi blog notaba que había feeling entre los dos. Cada día se levantaba temprano para leer el tuyo, esperando en él alguna frase cómplice, alguna gracia, una cita que hablara de él. Mi blog pasaba todo el día pensando en el tuyo y en cómo sorprenderlo. Mi blog se estaba enamorando locamente del tuyo y parecía que el tuyo le correspondía.

Mi blog entonces le mandó al tuyo un mail y el tuyo le contestó. Aquellos mails que se enviaban tenían la misma gracia e inteligencia que los post que colgaban. Mi blog estaba emocionado; todos los días enviaba al tuyo un mail cada día más romántico y luego esperaba el mail del tuyo; y el tuyo le contestaba con el mismo cariño. La cosa funcionaba. Mi blog solo tenía ojos para el tuyo ya.

Un día nuestros blogs quedaron en el MSN para conocerse mejor. Nuestros blogs estuvieron hablando largamente en tiempo real y comprobaron que la química seguía funcionando. Hablaron de todos, se rieron juntos, se contaron sus vidas, se sintieron más íntimamente ligados y compenetrados. Finalmente se declararon su amor con bellas palabras.

Así que pasaron a más. Mi blog le dio al tuyo su número de móvil, y tu blog le llamó. Nuestros blogs hablaron. Nuestros blogs tenía voz y sus voces sonaban igualmente bien. Eran voces cálidas y amorosas que seguían diciéndose aquellas cariñosas frases que hasta ahora se habían dicho por escrito. Nuestros blogs cada día estaban más enamorados y solo vivían ya para escucharse el uno al otro. Se juraron amor eterno.

Pero a tu blog le entraron las prisas. Empezó a angustiarse; cada día pedía más y más. No le importaba que mi blog tuviera que pasar los exámenes, que tuviera que vencer sus miedos y sus tabúes. Tu blog ya había pasado antes por eso, había ligado con otros blogs que, llegado el momento de la verdad, habían desaparecido. Tu blog empezó a exigir un compromiso, quería que mi blog declarara su amor, que era su único blog, que mi blog era suyo. Tu blog tenía urgencias y mi blog tenía miedos.

Y tu blog se volvió receloso. Tu blog, hasta entonces tan enamorado, empezó a refugiarse en otros blogs más jóvenes. Descubrió aquel otro blog que - éste sí -, parecía que era el blog de su vida. Un blog más romántico, más torturado, mejor escrito, que usaba mejores metáforas… Finalmente puso a mi blog entre la espada y la pared y el mío se acojonó. El mío no es un blog valiente; es un blog simple, ingenuo, miedica, un blog con complejos, un blog frívolo que no sabe lo que quiere. Tu blog se despidió del mío, curiosamente, casi sin palabras mediante un sms; sin muchas explicaciones, con más reproches de los debidos, con tristeza, enojado. Mi blog se quedó perplejo, sin entender nada.

Ahora tu blog amenaza con irse, con cerrarse, con desaparecer, pero no lo hará; porque tu blog, como el mío, sigue creyendo que el amor entre blogs es posible. Vanas ilusiones, palabras…

Pues bien, mi blog le quiere decir al tuyo que le quería.

29 de junio de 2007


"¡GOOD MORNING!"
¡Good Morning!
Me levanto y enciendo el pecé, arranco el windows y después de pasar el scan miro si tengo algún email en el hotmail. Abro también el gmail y activo el reader y el netvibes.
Abro el blog y miro si tengo algún comentario. Voy al youtube y bajo un video para un post. Elijo unas fotos en mi flickr para hacer un slide, algunas las tengo que pasar de bemepe a jotapege y rebajar lo pixeles. Voy a feevy e intento poner más fotos pero me falla la target de javascript. Busco una canción en el imeem.
El windows live me avisa que un amigo nuevo se ha añadido al tagged; voy, cliqueo mi password y veo que tengo un request que acepto. Miro mi facebook, mi match y mi myspace. También miro mi tuenti y mi hi5. Me hago un avatar en el weemee. Pregunto por algo sobre los trolls en el google que me remite a la wikipedia.
Después de jugar con la play, me doy una vuelta por secondlife. Llamo por el iphone a varios amigos y practico el mensajismo poniéndoles algunos sms. Entro en vodafone live y me bajo una foto que me paso al pecé por bluetooth y luego las retoco con el photoshop. Las subo al fotolog.
Entro en bakala, le enseño la polla a uno por el messenguer y voy al chat de chueca.com pero al final la paja me la hago con uno de gaydar. Me bajo alguna música con el emule para el ipod.
¡Dios mío! ¿Quién somos? ¿Dónde estamos? ¿A dónde vamos? Y lo que es peor ¿De qué coño estámos hablando?



29 de febrero de 2008



"PAJAPALABRA"

Por la A, sentimiento que nos mueve hacía alguien = Amor
Por la B, estado físico del presentador = Bello
Por la C, nombre que hace referencia cierta secta religiosa = Chistian
Por la D, exclamación = ¡Dios, cóme me pone!
Por la E, transformación física súbita y calentorra = Empalme
Por la F, deseo irrefrenable de una acción determinada = Felación
Por la G, apellido del presentador que está como un tren = Gálvez
Por la H, inclinación hacia otros hombres o incluso hacia este presentador: Homosexualidad.
Por la I, en dos palabras = In presionante.
Por la J, vulgarmente “hacer el amor” = Joder.
Contiene la K, piropo a lo friki =¡¡Kuerpo!!
Por la L, la parte que más te gusta del presentador = Labios.
Por la M, acción y efecto de su contemplación = Masturbación
Por la N, parte despreciable del cuerpo del presentador = Ninguna
Contiene la Ñ, comer algo a alguien = ñam, ñam, ñam
Por la O, lo produce su contemplación = Orgasmo.
Por la P, parte física del presentador apta para la pregunta F: Pene.
Contiene la Q, parte del presentador bien envuelta: Paquete
Por la R, de nuevo exclamación pero doble: ¡¡Rediós!!
Por la S, producción y efecto de la letra M o incluso de la F: Semen.
Por la T, tres veces = ¡Te quiero! Te deseo! ¡Te follaría!
Por la U, no hay nadie igual = Único.
Por la V, se te aparece por las noches en tus sueños húmedos = Visión.
Contiene la X, estado permanente ante su contemplación: Excitación.
Contiene la Y, Voluntario para la pregunta F con la P = Yo.
Contiene la Z, Nombre de otro presentador mucho más feo = Cantizano, que te den por el Cantizo…

A C T U A L I Z A C I Ó N
Aprovechando el tírón y, por qué no decirlo, la polémica, vota en la cutre-encuesta ¿Qué presentador te gusta más?
Bueno, una vez cerrada la encuesta, este ha sido el resultado. ¡Vencedor absoluto mi Christian Gálvez! seguido a distancia por Cantizano. Sorprende ver que Iker y Jordi tienen tantos votos como Jesús Vázquez... ¡la edad no perdona! Gracias a todos por participar.


28 de enero de 2008


"TA CO NA TA"
Tenía nombre japonés pero nadie sabía por qué. Era bajita y menuda y permanentemente vestía de negro. Pero lo que la hacía distinta de otros pobres de la ciudad era su dinamismo. Ta co na ta no pedía en una esquina o en la puerta de una iglesia, no; ella pedía o recibía dinero sin pedirlo pero sin dejar nunca de andar; porque nunca paraba quieta. La podías ver caminando a buen paso por cualquiera de las calles más frecuentadas, desde los cantones al puerto; siempre en marcha, siempre como si tuviera prisa, como si algo se le escapara; desde la mañana hasta la noche.

Pero lo que realmente la hacía peculiar y conocida entre la chiquillería, que alegremente la perseguía y se mofaba de ella, era el hecho de caminar eternamente con una mano delante de la boca que no retiraba ni para hablar y que a cualquier pregunta que se le hiciera contestaba invariablemente con aquella misma frase que la hizo famosa: “Nunca chejamos”

- Ta co na ta, ¿de dónde vienes?
- Nunca chejamos.
Y las historias que de ella se contaban decían que efectivamente había perdido algo. Contaba esa leyenda que había sido una joven de buena familia despierta y bella, y que había tenido un novio que la idolatraba, pero pobre. Este novio marchó a hacer las américas en busca de una dote con que llevarla al altar. Y que una vez lograda aquella riqueza ansiada embarcó en un frágil navío tristemente naufragado frente a la Costa da Morte en una noche tormentosa y aciaga; y que ni aquel novio ni la fortuna soñada llegaron jamás a puerto.

Ta co na ta, ¿dónde vas?
- Nunca chejamos.

Cuando murió se encontró debajo de su colchón una arrugada fotografía de aquel novio desaparecido y una bolsa de basura con más de diez millones de las antiguas pesetas. Enterrada en el cementerio de Catabois, sobre el frío mármol de la losa que cierra su tumba, y si separas la maleza que hoy en día la cubre, aun puedes leer aquellas palabras que tantas veces ella repitió en vida y que aquí, en el cementerio, alcanzaron por fin todo su profético sentido: “Nunca chejamos".



A Coruña, 26 de julio de 2007

"INMÓVIL"

Yo no lo entiendo. No lo puedo entender.

Si soy el primero, el que mejor lo hago, el que más aguanta. Cuando todos los otros llegan yo ya llevo aquí inmóvil un buen rato. Siempre soy el primero y sin embargo el que menos público y el que menos éxito tiene.

Cada día sobre las seis, van llegando todos. El hombre al que se lo lleva el viento, el vaquero dorado, el Quijote plateado, el indio con todas sus plumas, el astronauta, el hombre de barro, todos… Se suben a su pedestal, ponen delante su cacito para las monedas y su cartel y se quedan allí completamente quietos, tan inmóviles como estoy yo. Poco a poco la gente se va arremolinando a su alrededor. Unos los contemplan curiosos, otros sorprendidos, y algunos niños asustados, pero todos divertidos. Y son muchos los que dejan alguna moneda en el cacito. Ellos agradecen esas propinas realizando un pequeño gesto más o menos gracioso.

Sin embargo tengo que reconocer con envidia que yo no tengo su éxito; a mi no me mira nadie o casi nadie; si acaso algún despistado se para un momento delante de mi, mirándome sin demasiado interés, como si yo no existiera. Y desde luego jamás me dejan una moneda al lado de mi cartel. Es desesperante.

Así estamos tres o cuatro horas todas las tardes, mientras los turistas los fotografían, recaudando unas monedas que a mí se me niegan. Y no entiendo por qué, porque yo no soy el peor; bien al contrario; creo que soy el que permanece más tiempo inmóvil, más quieto, sin mover un solo músculo, como sin vida. Si, definitivamente soy el mejor, a pesar de lo cual paso casi desapercibido. Mi vida transcurre así en una inquietante quietud.

Pero lo que de verdad me tiene frustrado, es que al caer la tarde; cuando el público empieza a escasear, todos estos colegas de profesión recogen su cartel, su podio, sus ganancias, desentumecen los músculos y se largan por donde vinieron, mientras yo tengo que seguir aquí quieto, detrás de este cristal del escaparate de Zara con mi cartelito: Camisa 50 euros. Pantalón 120 euros, Zapatos….


27 de abril de 2007



"PARTE METEREOLÓGICO"
Hoy saldrá el sol por el nordeste; bueno, puede que también salga por el suroeste y tal vez salga otro sol por el norte, ya veremos. Es posible que llueva o tal vez no. Habrá nieve por cotas bajas o de mediana altura más o menos. Vamos que el día está así tonto, ni fu ni fa

Preguntadme todo lo que queráis sobre el tiempo, lo sé todo. Bueno, la verdad es que no me entero de nada y además me importa un pijo, pero todos los días a las 6,45 de la mañana, después de hacer las primeras cosas diarias que no voy a detallar, me siento enfrente del televisor a ver como mi amor dice el parte meteorológico cada día. Es el chico del tiempo de Antena3.

Del tiempo climatológico no me entero de nada (a mi me interesa más el tiempo como concepto filosófico, francamente). Pero él me fascina, con su pelo negro, sus ojos grandes y brillantes, con su ropa de moda y sus zapatillas deportivas (me encantan las deportivas, no soy fetichista ni las follo y eso, pero me encantan; tengo montones), y sobre todo su eterna y maravillosa sonrisa con la que te puede decir que llega un huracán y tu sonriendo tan contento respondes “pues que pase, cariño”. ¿Con un chico tan guapo a quién le importa el tiempo? (aparte de que el tiempo es una entelequia, lo digo como lo siento). El caso es que estoy enamorado de él y él de mí. Y Lo sé.

Porque, a ver ¿cuánta gente se levanta a esa horas para ver el tiempo? Sólo yo. ¿A quién le importa el puto tiempo en el Cantábrico donde total siempre está lloviendo, como bien es sabido por todos? Solo a mí. Y él me dice el parte en un diálogo que yo sé personal y amoroso. Así cuando me dice: “Hoy las temperaturas van a bajar un poquito” yo le contesto: “No te preocupes, cariño, ya subirán. Todo lo que baja tiende a subir y a mí me está subiendo algo en la entrepierna”. Entonces él me mira y sonríe con esa mirada picarona y de complicidad que tenemos. Otras veces me dice: “Hoy hay un viento frío que agudiza la sensación térmica” y yo le digo “cariño, ¿quién es esa señora que no la conozco, Sensación?, ¿la mujer de Jesulín? yo me pongo mi bufandita, no te preocupes. Tu sí que me produces a mí sensaciones en la entrepierna” Y él se muere de risa mientras me mira con todo su amor, porque lo de la entrepierna siempre tiene gracia y es muy agradecido. ¡Ay! Estamos tan enamorados.

Bueno, me tiene loco. Mañana estará allí otra vez puntual a mi cita, como siempre; para saber el tiempo que tenemos por delante. Aunque yo sé que tenemos todo el tiempo del mundo.

Este es, Alberto Herrera:
"Alberto, cariño, dile a toda esta gente que me mira que tú también me quieres como te quiero yo; como me lo dicen tus ojos todas las mañanas. Díselo anda, que no me creen... pero, pero, pero ¿qué hacen? ¡¡¡no me pongan esta camisaaaaaaa!!! ¡nooooo! ¡Albertoooooooooooo!"

Escrito con los pies por Iago en este hotelito al que me han traído amablemente estos señores, en Madrid, a 7 de marzo de 2007.



"CIRCUNCISIÓN"

Yo estoy circuncidado. Se que esto me restará pretendientes en la blogosfera, pero me hará mas popular entre los judíos. Los judíos dan mucho por el culo, y sino que le pregunten a los palestinos. Pero este es otro tema, mi blog no es antisemita. El caso es que yo siempre he definido mi polla en los chat de chueca.com a la hora de ligar como: rubita, derechita y circuncisa; bueno y ya puestos a confesar de 19 centímetros (aunque algunos le duela, sobre todo al meter,jajaja.

Quiero matizar: digo rubita porque no es de esas que son así como negras; la mía es de color normal de piel, aunque morena de tomar el sol desnudo. También digo derecha porque es recta, no se tuerce ni para un lado ni para el otro, ni para arriba ni para abajo. Y es circuncisa porque después de que mi hermano me enseñara a masturbarme – tener un hermano mayor ayuda para según que cosas, salvo cuando viene de jugar baloncesto y deja por ahí tirados los calcetines cheirentos- pues me di cuenta que no descapullaba bien, que no me bajaba con facilidad todo el pellejo.
La verdad es que a mi, y no se que opinareis vosotros - pero yo tengo una teoría que me gustaría comprobar- me gusta mi polla, y normalmente me gustan en los demás las pollas como la mía. ¿A vosotros también os pasa que os gustan más las pollas como las vuestras; el que tenga, claro? Así que, en general repito, no me gustan las pollas que tienen pellejo (aunque en cuestiones de pollas nunca conviene generalizar, jajaja).

Lo malo de la operación de circuncisión, es que tienes que estar unos días con unos puntos en la punta del nabo y haciéndote unas curas un pelín dolorosas y no te puedes empalmar. Y mucho menos (vamos nada) masturbarte. Pero bueno, estar cinco días sin hacerte una paja, tampoco te va a matar, aunque a razón de tres diarias te pierdas quince. Igualmente es bastante jodido que tus mejores amigos intenten que te empalmes por el simple y bastante cutre, todo hay que decirlo, procedimiento de llevarte revistas porno, porno hetero por supuesto. Claro, ahí conmigo pincharon en hueso, porque a mi el porno hetero no me pone nada cachondo, y menos esos tíos con unos tremendos bigotes que salen en ese tipo de películas y no como esos americanos que parecen de chicle y que son todos tan igualitos que parecen hermanos e hijos de la misma madre que los parió de las pelis gays. Eso si, en el porno hetero también se ven buenas pollas. Pero a mi no me pone nada, ya digo. Así que se quedaron con las ganas de verme desangrar por los putos puntos del capullo.

A ver, no quiero risas, pero por poner un ejemplo, mi polla se parece a la de mi adorado, amado, y nunca bien follado (como creo que lo haría yo, porque yo se lo haría con mucho amor) Lukas. ¿Os gusta?

¿A que viene todo esto así en plan un poco exhibicionista? Pues a que ahora he leído que estar circuncidado te puede proteger un 40% más de infectarte con el virus del sida. Y yo me he quedado con la boca abierta. ¿Pero a quién protege, al penetrante o al penetrado? Si ingieres o recibes semen ¿qué tendrá que ver que la polla esté circuncidada o no? ¿Quién coño patrocina este estudio, la iglesia católica o el sínodo judío? No hagáis caso, si no descapulláis bien, operaros y haceros la circuncisión, pero a la hora de follar ¡todos con condón! Es lo único que te protege. No se si habéis leído ayer que las amígdalas pueden ser también un vehiculo de transmisión; puede que sea igualmente un estudio tendencioso, pero por si acaso hay que usar también el condón en el sexo oral.

Eso si, aprenderos bien el nombre de lo que queréis. Que no os pase como aquel que pidió una castración insistentemenet a su médico porque no quería tener más hijos y cuando se encontró sin polla y un amigo le preguntó por qué no se había hecho simplemente una vaseoctomía aquel, anonadado, le contestó: “eso…, eso es lo que yo quería pero no me salía la palabra”.

Iago informando (y siempre haciendo el bien, claro).


A Coruña, 3 de agosto de 2008


"CINCO MINUTOS CON GRAMPUS"

Hola Grampus...

Bueno, vengo a verte como todas las semanas y a traerte este ramito de flores que te alegren un poco tu última morada. Ya se que no me hablarás, como siempre, pero a mi me gusta, como tu viuda que soy, venir por aquí a ponerte al día de lo que pasa y, ya de paso, que vean las vecinas que yo soy una viuda decente que no te olvida. ¿Los niños? Los niños bien, Jonathan ya ha acabado Medicina y la Vanesy Notarías. El es gay y ella nos ha salido lesbiana, pero ¿qué quieres? Es lo moderno. Se han criado sin la figura paterna; sin referentes, como dicen ahora. Porque no es por nada, Gram pero fuiste un poco egoísta al morirte tan pronto y dejarnos solos, que hasta tuve que fregar escaleras para sacar a los niños adelante. Y siempre manteniendo vivo tu recuerdo, contándole lo bien que escribías y los cuentos que les dedicabas (Si, si, … ya se que se los dedicabas a Las Ruvis y al Víbora, es solamente otra mentira piadosa, pero los niños son así más felices). ¡Qué esa es otra! a saber qué tenías tu con esas ruvis, que parecen tontas como buenas ruvis que son, pero de tontas no tienen un pelo….¡serán lagartonas! Igual te has ido con ellas al Caribe ese y a mi me has dejado sola, porque te recuerdo que tu cadáver no ha aparecido, que siempre has sido tu muy tuyo y un egoísta, te repito, hasta para morirte, que tu no te podías morir como todo el mundo, no. Tu tenías que morirte y luego desaparecer o desaparecer y luego morirte que el Padre Antonio no se aclara en eso, que ahora no se si estás en el cielo, en el infierno, en el limbo (aunque me parece que aquí no, que lo han quitao) o en el nido de alguna Víbora que te tiene hipnotizado con su veneno ¿qué filtro envenenado te habrán dado para irte a por tabaco aquel día y no volver? Si yo tenía tabaco, amor mío, que siempre guardaba para ti una cajetilla en aquel horroroso jarrón chino que nos regaló tu madre cuando nos casamos ¡será pu…! Que además esa, que anda diciendo por ahí, tu madre, si, tu madre; que te fuiste porque no me aguantabas y que yo te hacía la vida imposible ¡fíjate tu! ¿Yo la vida imposible? Yo que te hacía la cama y te ponía la ropa que habías de vestir hasta el último día (que por cierto te fuiste horrible para desaparecer que la camisa no pegaba nada con el pantalón y no quiero ni pensar que dirá el que te vea por ahí).

Ayer llevé a los niños a la playa, a ver, que voy a hacer con ellos si no tienen un padre que les cuente cuentos por las noches ni nada, y aunque ya estén mayorcitos los pobres pues a todo el mundo le gusta que su padre le cuente cuentos por las noches y les enseñe a nadar en la playa y eso, que lo tengo que hacer yo todo sola. Y tuve que reñirle a la Vanesy cuando se metió en el agua por mas arriba de la perracha, que ella no sabe nadar porque ningún padre le enseñó a hacerlo y a ver si se me ahoga la Vanesy y me quedo sin Notaría.

Pues nada, amor, contarte que Franco ha muerto ya, y que en España ahora hay así como una democracia carbónica o como se diga… ¿qué? Si, si, no te rías, ¡una democracia! o bueno, algo muy parecido. Fíjate con las ganas que tú tenías de escribir en democracia, amor, y ya ves.. Va a llegar la verdadera democracia y tu sin escribir nada, que es que siempre fuiste muy raro hasta para eso, amor, muy rarito hasta para escribir que tu siempre escribiste a contra corriente que hasta para eso fuiste un puto egoísta, la verdad, amor, y perdona que te lo diga… pero a egoísta no hay quién te gane. Ya pudiste escribir algo así de amor como escribe todo el mundo o de sexo o de jesulín y la esteban; como la Corín Tellado esa sin ir más lejos que tanto le gusta a tu madre que es mas corta que la polla de tu padre, que no es por nada, pero los tiene cuadrados, amor, que no me ayudan nada con los niños y si tu te hubieras hecho rico y famoso como ese Iago que escribe un blog de fama mundial, pues hoy yo tendría dinero para ponerle al Jonathan la clínica y a Vanesy la notaría, e incluso a ti la lápida...

Pero tu no, tu querías ser un escritor de culto, que digo yo que para lo que te va a servir, desgraciado, porque a ver ¿de que culto? Del luterano o del ortodoxo, que yo eso del culto francamente me parece una tontería, es como discutir del sexo de los ángeles, no es por nada. Tengo que encargar la lápida a ver si me acuerdo, pero de donde saco yo ahora tres mil euros que cuesta tu lapida, ¡eh! Que al menos, ya puestos a desaparecer te podías haber apuntado a Santa Lucía como hace todo muerto viviente, no es por nada, pero claro que tu no, tu que siempre fuiste un egoísta, no. Tu desapareces y listo, que igual eres el violador ese que dicen por la tele que viola mucho y eso, porque a ver como te arreglas tu con el sexo, ya me dirás, porque yo creo que hasta los desaparecidos tienen sus necesidades, pero yo no lo se, porque yo no desaparecí nunca, la verdad, que siempre estuve a tu lado.

Bueno que sepas también que el Madrid ha ganado otra vez la copa de Europa esa, que no entiendo como eras del Madrid con lo malo que es la verdad que si hubieras escrito más cosas y de amor o de sexo, mira, en vez de ver esos partidos de esos mamarrachos igual yo no tendría que haber fregado escaleras y ahora sería una viuda rica y todo, porque tu la verdad mejor muerto ya, pero haber hecho los deberes, ¡cojones! Y que hemos ganado otra vez Eurovisión como siempre y que Aznar sigue sin dimitir.

Bueno, cariño, que bien estás ahí todo calentito, si es que estás claro, que igual lo que ahí enterramos ni siquiera eres tú, porque los desaparecidos no van dejando por ahí sus cenizas tiradas si vamos a eso…. El caso es que estos días en Galicia hace frío y yo no tengo nadie que caliente mi cama, claro que nunca la calentaste mucho, porque escribir escribías muy bien, pero.. Menos mal que ahora me la calienta el Padre Anton.... Bueno mejor me callo que viene la viuda de la tumba de al lado y aquí luego se sabe todo…. y yo soy una tumba, que ya me lo dice tu madre que calladita estoy mas guapa...

Bezos.


A Coruña a 21 de agosto de 2007.


"ASÍ SOIS, SI ASÍ ME PARECEÍS"
Bueno, este post es un ejercicio de imaginación.

Pasada la oleada de post en los que había que contestar a cosas como tus manías o tus defectos (que yo no tengo, como es bien sabido), cuestiones que yo no creo que nos ayuden mucho a conocernos mejor; yo voy a imaginaros. Nada de preguntar, solo cómo yo imagino que sois. Que a mí me sobra imaginación para imaginaros a vosotros y a dos millones más como vosotros (siempre que no seáis chinos, claro; que cómo bien es sabido son todos iguales).

Sé que este post genial, podía ser un MEME de esos de cagarse, pero como yo soy un MEMO pues lo voy a hacer yo solito, porqué el post es mío y porqué me da la gana y porqué solo faltaría…

Voy a empezar. A ver, a ver… ¿por quién? Por mi novio no, que no tengo que imaginarlo, lo conozco de arriba abajo, así que empezaré por:

Las ruvis.- Pues yo os imagino rubias (vale, ya sé que imaginar esto no es la polla, pero estoy empezando, paciencia). Imagino dos rubitas (oxigenadas, eso sí) muy monas y redichas, primas o cuñadas, guapas y de pelo largo. Delgadas con buenas piernas. Suelen ir en minifalda con medias. Trabajáis en algo creativo. Vivís en un loft y usáis Chanel nº 5. Os gusta la comida japonesa y tomáis unas copas los viernes en Chicote. Quizás una usa gafitas de diseño y la otra se ha puesto una funda en algún diente, nada una pequeña imperfección. Son Géminis, claro. Queréis operaros las tetas.

Grampus.- Te veo guapo, limpio, interesante, escribiendo en un despacho con mesa de metacrilato, vestido con un suéter azul (en eso no arriesgas). Tienes una mirada inteligente y a veces sonríes solo, cuando se te ocurre una idea. Eres moreno, eso lo tengo clarísimo, con raya a un lado. También usas gafas de tanto leer por las noches en la cama. Usas un nórdico de nubes comprado en El Corte Inglés. Tu colonia seguro que es Máximo Dutti y bebes ginebra. Dejaste de fumar hace unos años. Tienes un Golf. Te gusta Malasaña. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Juanmv.- Bueno, no tengo que imaginarte porqué te he visto en una foto. Encantador y cariñoso, amigo de tus amigos. Cara de bueno, sincero y noble, no te importa desnudarte en público (intelectualmente hablando, claro). Usas crema exfoliante una vez por semana. Eres un experto cocinitas que igual te hace una paella que una fabada. Te gusta el Magnum de crocanti. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Shsysh.- Pues alguien que ha hecho el manifiesto calvorota y un blog dedicado a los calvos, ¿cómo va a ser? calvo, calvo y calvo y a mucha honra. Has hecho deporte pero ahora ya te aparece algún michelín. Pantalón de pana y náuticos, quizás das clase en algún instituto. Las colonias te dan alergia. Tu madre te compra las camisas, casi siempre de cuadritos marrones. Una vez compraste una visera de cuero negra pero no la usas. Bebedor de Whisky, es frecuente verte solo en el cine. Ojos azules. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Víbora.- Alto y con pinta de bohemio con gafitas redondas. Más joven de lo que pareces. Estás moreno por el sol y usas Hugo Boss. Te gusta el verde. Tienes los labios finos pero una lengua carnosa y larga. Te gusta hacer solitarios pero con las cartas. Zapatillas deportivas pero de Zara porqué no te importan las marcas. Tus manos son largas. Cuando nadie te ve tocas la guitarra. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Aguadevida. Bueno, decir que aguadevida está gordita no es nada nuevo, pero quiere adelgazar. Tiene la carita redonda y el pelo negro y cortito que se lo va a cortar una peluquera a casa. Tu cara refleja la bondad natural de las madres. Tienes una bufanda en colores malva y ves Dolce Vita a escondidas. Siempre protestas porque tu marido mea por fuera del water. Quieres operarte las tetas.

Giovagris. Te me apareces como alguien fuerte y en quien se puede confiar. Amplia sonrisa. De paisano nunca irías de verde militar. Todavía conservas un estómago como una tabla de planchar. Buenas piernas curtidas en el mar (hay que hacer muchos equilibrios, ¿eh?). Pelo corto un poco rizado. Ojos negros e intensos y siempre inquietos. Tienes un peluche en tu habitación. Mejor no esconderte ningún secreto. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Fran.- Esa bata blanca te favorece. Al entrar en tu consulta sorprende un médico tan guapo. Lo malo es que miras más al ordenador que al paciente y que odias la sangre. Debajo de la bata quizás lleves un Lacoste y también esa puede ser tu colonia. Apenas tienes pelo en el pecho, pero tienes unos labios carnosos. Te gusta salir a hacer footing con tus viejas Reebook. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Itoitz.- Cari, tu tienes fotos a mazo.… Lo que se ve es muy sólido y pienso que lo que no se ve también. Te gusta mirar el mar y la fotografía. Te encanta ir de vinos con tus amigos pero los mareas hablando. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Gayhetera.- Decir que eres baja no es nada nuevo, lo confiesas tu. Pelo corto y moreno, te gusta ir cómoda, con laster negros. Llevas un bolso grande lleno de cosas. Te gustan los animales. No te gusta llevar pendientes. Quieres operarte las tetas.

Ángela.- Pálida, delicada y menuda, estilo inglés. El pelo rizado natural en color caoba. Delgada y en pantalones pero no vaqueros. Siempre con un libro en las manos que vas dejando por todos los sitios. Ganaste el concurso de redacción de tu colegio. Tu colonia es Loewe. Adoras la ópera y tomar el aperitivo. Quieres operarte las tetas.

Rebelde19.- Joven (bueno, qué listo, ¿no?) y guapo. Últimamente te has cortado el pelo para ponerte una crestita. No eres muy alto pero si muy bien proporcionado, con una cintura estrecha. Ojos claros e inteligentes, te sabes atractivo, con una dentadura perfecta. Siempre con un pantalón un poco caído y una bandolera cruzando tu pecho. Te gustan los Artic Monkeys pero también Nelly Furtado. Hueles a Polo Ralph Laurent. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Conejito.- Nada, solo que me ha enseñado sus fotos y si alguno vive en Gran Canaria que no pierda la oportunidad. ¡Vaya cuello! haría las delicias de Drácula. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Adry.- Pues con 14 años todavía con los granos típicos que tanta rabia te dan. Te has puesto un pendiente como Beckham y en el pelo mechas. No te gusta pasar desapercibido. Guapo a rabiar y lo sabe, cuando está contento tiene un brillo en los ojos muy especial. Llevas mochila. Te compraste unas Vans con calaveras. Te gusta llevar en la boca un chupa-chups. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

Tamaruca.- ¡Dios! Tamaruca me resulta difícil porque aun no te imagino mucho, no tengo confianza para hacerlo todavía; pero te veo guapa y lista, morena y en vaqueros. Práctica. Te gusta la ropa de Adolfo Domínguez. Buena estudiante, sacaste notable en Selectividad. Quieres operarte las tetas.

Suavebrisa.- Te imagino bajita y muy despeinada. Yendo siempre apurada a todas partes. Te gusta salir a pasear en bici y lees a Mafalda. Tu colonia es de Ágatha Ruiz de la Prada. Lloras en las bodas. Y te gustaría conocer Japón. Quieres operarte las tetas.

Gazpatxito.- Tienes un pircing en una ceja (te lo vi.). Odias los trajes incluso para las reuniones de trabajo pero tienes una corbata de Versace. En casa estás en chandall pero luego duermes desnudo. Tienes la manía de tocarte todo el rato los huevos.

En resumen: todos los hombres se tocan los huevos y todas las mujeres quieren operarse las tetas. ¡Ah! Este post se acaba aquí; nadie, repito nadie os ha pedido que me imaginéis a mi.


Madrid, a 6 de marzo de 2007



"SE ME CAEN LOS PANTALONES CON MADONNA"

Ayer salí con mis amigos de marcha
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!

Jaime, Sergio, Javi, David, el otro David y Chistian Kevin
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!

Ana, Verónica, Alba, Julia, María y Mabel Lorelay
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!

Cenamos en McDonald´s unas putas hamburguesas
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!

Me puse mis vaqueros petaos y una camiseta blanca
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!

Y un jersey de rosa de rombitos
Tuntún pack tuntun pack! Tuntuntuntunt pack! Chun chun pak!


Mi padre cuando me vio el jersey puesto me dijo:
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!

¿Qué pasa, qué no los había de hombre? ¡Qué simpático!
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!

Luego estuvimos tomando unos minis de cerveza
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!

Y acabamos hasta el culo de comer pipas en la calle
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!

Mientras nos pasábamos polladas con el móvil
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!

Más tarde nos fuimos a la Cool. Esa pedazo disco.
Chun chun chun pack chun chun pack pack. Chun chun chun!


No tuvimos que hacer cola porqué estábamos en lista
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturututu tuturututu!

Gracias a “Dedé” el relaciones que está loco por mi.
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturutu tu tuturutu tu!

Estuvimos bailando como posesos casi seis horas
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturutu tu tuturutu tu!

Me saqué la camiseta porqué hacía un calor del carajo
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturutu tu tuturutu tu!

Llevaba el pantalón flojo como siempre lo llevo
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturutu tu tuturutu tu!

Y estuvimos mangando copas a todo cristo
Bumba, bumba chuchuchu! Tuturutu tu tuturutu tu!


Circulaban pastillas a todo trapo de todos los colores.
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!

Y fue la ostia cuando de repente….
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!

El gordo de DJ más feo que cristo que estaba pinchando
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!

Le entro la puta vena gay que te cagas
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!

Cuando la gente ya estaba con el muermo
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!

Pusieron a nuestra diosa,¡Hey! ¡tu! ¿Madonna?
Hey hey hey heyyyy! Tuntuntunnnnnn tuntunnnnnn tun!


Y en ese justo momento me cayó el pantalón al suelo. ¡Puta Madonna!
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!

Gran conmoción, gran paquetón, gran culo al aire. ¡El mío!
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!

¿Habéis intentado poneros un pantalón caído en una pista de baile?
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!

Pues es bastante jodido si mientras suena Madonna
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!

Tirado por el suelo intentado agarrar el puto vaquero
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!

Tuve que darle una ostia a un tío que me metió mano
Araioflai araioflayyyyyyyyyi! flayyyyy flayyyy! Pa pa pa papa!


Y fuimos invitados a dejar el local mamablemente…!
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!

Acabamos a las seis tirados por la calle
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!

Partiéndonos la polla de la risa
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!

Con un pedo que te cagas
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!

Acabamos a las ocho de la mañana en Moncloa
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!

Hablando por el móvil y sin pillar un puto taxi.
Chun chun chunchun chu chun, pum pum pumpum tutu tututu!



Madrid, a 10 de marzo de 2007


"¿COSA DE HOMBRES?"
Yo no sé cómo hay gente que dice que el fútbol es cosa de hombres. Yo creo que es un deporte muy maricón ¡si lo sabré yo que soy futbolista y gay! Yo juego al fútbol para descargar mi energía juvenil y darme baños de adrenalina y excitación, pero siempre vuelvo a casa más excitado de lo que salí.

Este finde fuimos a jugar a un pueblo pequeño de las afueras de Madrid, y no me preguntes por qué pero todos los jugadores contrarios estaban como trenes. Todos eran guapísimos y con unos cuerpazos increíbles, imaginad un equipo de once Dareks; pues igual. Supongo que debido a alguna endogamia genética entre sus habitantes. Empatamos a tres.

Pero a lo que iba; aparte de que ir por ahí con once compañeros tuyos medio en pelotas, que casi todos están bastante buenos, los ves desnudos en el vestuario; te enfrentas a otros once que están tan buenos cono los tuyos y te refriegas y te besas con todos ellos, lo que no es moco de pavo, sobre todo si no tienes novio; todo lo que rodea al fútbol es bastante gay. Veréis.

Lo primero que nos dice el Mister antes de salir a jugar, mientras estamos todos en el vestuario desnudos, es que “a estos nos los vamos a follar, ¡eh!” y nosotros todos a una, gritamos eufóricos (yo el que mas, claro) “Si, si, ¡nos los vamos a follar!”

Ya saliendo a jugar, nuestro capitán nos va dando una palmada en el culo a todos mientras nos grita “¡a por ellos!” y yo ya salgo como una moto buscando el que me corresponde ¿cuál es el mío? Luego me pego a él y el mister me repite una y otra vez: “Venga, pégate más, ¡no le dejes!” mientras yo pienso “no, no, si no le dejo, si a mi éste me gusta para casarme”. El Mister me mira extrañado, pero ya se sabe que los jugadores estamos un poco locos.

Ya en el descanso, vamos perdiendo dos a cero, pero eso no es óbice para que nos animemos con frases como “¡Venga, a por ellos! Que son unas nenazas. A estos les vamos a dar por el culo” Y yo pido el condón para follarme al que tiene el número 10 que a mi me gusta un webo y por lo que pueda pasar que nunca se sabe.

Cuando agarro la pelota y salgo directo hacia portería antes de meter el tercer gol (si, ¿qué pasa? también meto algún gol de vez en cuando) ya el entrenador me iba gritando: “¡Métesela, métesela!” y yo voy como ciego, pensando para mis adentros “Si, si, si se deja por mi encantado”. En fin, gol, ya digo: “¡Bien metida, bravo!” acompañado de los correspondientes besos y abrazos de mis compañeros.

Ya en las duchas; y aquí tengo que hacer un inciso – a veces me preguntan como hago siendo gay con todos mis compañeros desnudos en las duchas y yo les contesto que no se como hago en las duchas con mis compañeros desnudos. El caso es que entre bromas y palmetadas en el culo de todos ellos mientras me dicen “Bien Iago, así, así me gusta, ¡duro!” comprenderéis que llego a casa más excitado de lo que salí y que cuando digo que los días de fiesta tocan tres, no es por presumir.

Bueno, y os dejó, porque al vestirme en mis zapatillas encontré un número de teléfono, y creo que es del portero contrario que me miraba la entrepierna un poco más fijamente de como lo debe hacer un jugador decente para adivinar por dónde se la van a meter.
A C T U A L I Z A C I Ó N
Creo que se estren una peli "Eleven men out" sobre un equipo gay... ¡Vale! Ya me han copiado la idea... claro, como los guionistas están en huelga recurren a los iagonistas, jajaja.


Madrid, a 29 de mayo de 2007




"DICCIONARIO APÓCRIFO, 1"
1. Recordar. (Del lat. re –cordis; volver a pasar por el corazón o pasar por el corazón dos veces). Si lo pasas tres veces, será tricordar; cuatricordar si lo pasas cuatro veces y forevercordar si el recuerdo es para siempre.
Si te acuerdas de tu novio mientras estás con otro se llama unicornio; si te acuerdas de él cuando te la están clavando, clavicordio (sobre todo si al hacerlo, cantas); pero si te acuerdas de él cuando estás con muchos se llama putiferio (esta palabra ya tiene otra raíz y otra terminación como puede verse).
Si eres un egoísta y te acuerdas mucho de ti mismo, miocardio; pero si te acuerdas de todo el mundo omnicardio o cordial.
Si te acuerdas de la infancia, es un incordio; si no te acuerdas de nada, háztelo mirar; y ya, si te acuerdas de cuando estabas en el útero materno, es que lo flipas.
Recordar algo aprendido en la universidad, sin embargo, se llama milagro.

2. Mierda. (Del lat. mierda. Del cast. mierda. En Sudamér. mierda. Vulg. mierda. Cult. mierda. Lit. mierda). La mierda es mierda siempre.
La mierda se me aparece como el excremento que depositan todos los seres vivos e incluso algunos muertos que habitan en este Planeta. No sabemos que mierda nos encontraremos en otros.
Generalmente es de color pardusco y consistencia variable.
Tiene numerosas acepciones. Si quieres indicar a alguien el camino a seguir: vete a la mierda. Si no le tienes mucha consideración, eres un mierda. Y si a algo no le das mucha importancia es que te importa una mierda.
La mierda ha sido diferentemente valorada en las distintas culturas. En el Londres del S. XIX algunos visionarios pensaron que la ciudad perecería sepultada bajo los montones de la mierda de los caballos de los coches de punto. Sin embargo en África, hay tribus que utilizan la mierda en su vida diaria, construyendo incluso sus chozas de mierda, lo que ha llevado a algunos a pensar que todo es una mierda, que el mundo no es más que un montón de mierda (pesimismo africano), pero ya se sabe que en África no se va a la universidad.
¿En qué se relaciona mierda y universidad? No lo recuerdo.

3. "Echar de menos" (verb.).- Cult. "añorar"
Dícese (digo yo) de la sensación que invade al ser, preferentemente humano, localizada en alguna parte indeterminada del cuerpo aunque algunos estudiosos hablan de la válvula pineal, que se experimenta al no poder disfrutar de lo que alguna vez disfrutamos; sea un paisaje contemplado, un juguete de nuestra infancia o incluso la persona amada. En este último caso la patología suele ser grave y se conoce como el "Síndrome del ex", muy extendido en el ciberespacio, sin que se haya descubierto hasta la fecha el virus o gusano propagador.
Si el ser (humano) que padece esta afección es gallego, entonces se denomina "morriña", que es lo mismo pero como más de andar por casa.
No se debe de escribir nunca como "hechar de menos" puesto que además de ser una falta de ortografía (vulg. burrada), esta expresión significa todo lo contrario: "hacer de menos" o valorar poco alguna cosa o persona; que si es conocida pero no se encuentra presente se denomina también "criticar".

4. Sensibilidad. (Del lat. sensibilitas, -atis).
4.1. f. Facultad de sentir, propia de los seres animados.
4.2. f. Propensión natural del hombre a dejarse llevar de los afectos de compasión, humanidad y ternura.
4.3. f. Cualidad de las cosas sensibles.
4.4. f. Grado o medida de la eficacia de ciertos aparatos científicos, ópticos, etc.
4.5. f. Capacidad de respuesta a muy pequeñas excitaciones, estímulos o causas.
¡Ay! Sensibilidad, sensibilidad, cuántas barbaridades se dicen en tu nombre.

5. Ciberespacio. m. Ámbito artificial creado por medios informáticos.
El ciberespacio es muy grande, pero muy estrecho (de banda).
El ciberespacio puede llegar a parecer real, hay gente que lo piensa vehementemente, pero nadie que haya ido al ciberespacio ha vuelto para contarlo, como mucho dicen que vieron una luz.
El ciberespacio imita al espacio real o viceversa (sobre esto hay diversidad de opiniones y los científicos no se ponen de acuerdo). Lo que si parece claro es que hay multitud de mundos paralelos en él. Estos mundos son intercambiables y los cibernautas viajan por estos mundos paralelos a una velocidad cercana a la de la luz o, en todo caso, a la de las tinieblas.
Tu también puedes tener una vida en el ciberespacio y no ser consciente de ello, por si acaso no pongas tu número de tarjeta de crédito.
6. Matrimonio. (Del latín matrimonio;um; lo que nos puede llevar a pensar que los griegos no se casaban, de ahí el nombre que le han dado a ciertas prácticas sexuales).

Sobre todo se rumorea de la unión entre dos especímenes a condición de que ambos tengan órganos sexuales, sino es un aburrimiento (más, si cabe). Si la unión es entre más de dos ya no se denomina matrimonio, sino cachondeo.
El fin del matrimonio era antiguamente la reproducción; hoy en día es tener un adosado zen amueblado en Ikea.

Actualmente parece más importante la denominación que el contenido (formalismo). El matrimonio gay iba a acabar con el matrimonio tradicional, pero no le caerá esa breva.

7. Relatividad. f. calidad de relativo.Digo de la cualidad de algunas personas o cosas de parecer distintos según el lugar que ocupen en el Universo o en Internet sin ir más lejos; para algunos científicos, sin embargo, esto es muy relativo.

8. Incertidumbre, Principio de la
El principio de la incertidumbre establece que la materia no sabe muy bien quién es ni dónde está, ni a dónde viene, ni a dónde va. En cambio, si quien no sabe dónde se encuentra es el espíritu se llama paranoia.
Si la incertidumbre se instala en tu orientación sexual, entonces es incertidombre; pero no existe el fem. pues las mujeres siempre saben dónde coño se encuentran.

Por poner un ejemplo, si a tu alrededor no oyes más que ¿quién me robó las pilas de mi MP3? o ¿quién se bebió la última Coca-Cola de la nevera? o ¿dónde están mis calvinklein? estás instalado en la incertidumbre o estás viviendo en mi casa.


6 de mayo de 2007


"ALQUILO MIS CALZONCILLOS"

Bueno, ayer he leído en la prensa que el último negocio floreciente en Internet es el alquiler de bolsos de lujo para señoras que quieren dar el golpe en sus actos sociales. Por una pequeña cantidad mensual te suscribes a este servicio y tienes siempre a tu disposición los modelos más lujosos por un día o el tiempo que desees.

Este era el penúltimo negocio, como digo; porque yo he pensado un negocio más original y rentable que es alquilar mis calzoncillos, concretamente mis calvinklein. Y creo que me voy a forrar, porqué ¿quién no necesita en un momento dado unos calzoncillos de calidad? Todos podemos tener un apuro en plena calle o un ligue repentino y no es lo mismo que te pille con un vulgar slip de marca o de H&M o unos calvinklein con lo morbosos que son. Si realmente quieres dar el golpe alquila mis calzoncillos calvinklein. Mis lectores gays sabrán de qué estoy hablando.

Yo también admitiré suscriptores con pago mensual o alquileres puntuales. Me haré una página web dónde mostrar toda mi colección con un sugerente modelo para ver como quedan en vivo: Yo mismo. Pero los posibles clientes que no se hagan ilusiones, no a todo el mundo le van a quedar igual que a mí, no es por nada; aunque yo que ya he pensado en todo, voy a alquilar también unos cómodos y sencillos rellenos incorporados para que hagan más paquete por un módico suplemento.

Habrá varias modalidades de alquiler. Desde el más económico que he denominado “Dar una vuelta” en ellos, hasta el servicio completo para “Noches de lujuria” que llevarán un chulazo dentro incluido (En este caso el chulo se paga aparte, claro).

Igualmente he pensado en la posibilidad de alquilarlos limpios o usados y no parece ninguna tontería. No es lo mismo llevar unos calvinklein que parezca que los acabas de comprar a unos usados que los llevas con confianza, como si los usaras toda la vida. Incluso en su modalidad más cara he pensado en dejar por allí algún pelo púbico para dar más credibilidad; habrá pelos rubios y morenos a elegir.

Para economías modestas he pensado en alquilar solamente la goma que sobresale del pantalón, pero para alquiles pudientes puedo ir yo mismo con unos vaqueros de cintura caída enseñando hasta el culo envuelto en unos de los slips que alquilo. Esta última opción es la más cara, ya aviso; y habrá que solicitarla con gran anticipación, enviando fotografía del suscriptor.

Ya puestos, pienso ir más lejos. He ideado un servicio 24 Horas que denominaré “Telecalvinkelin” con servicio rápido y motorizado para ligues de última hora o chillout repentinos; y he ideado incluso un sistema parecido a un cajero automático que plantaré por toda la ciudad para devolver los slips después de usados y donde todo el mundo pueda entregarlos sin tener que desplazarse, una vez utilizados y lograda la impresión deseada en unas prácticas bolsitas suministradas al efecto.

Finalmente he ideado una especie de rastrillo especial para fetichistas, para que los que lo deseen puedan adquirir los modelos ya pasados de moda o muy usados cómodamente desde sus casas mediante un moderno servicio de Tele-tienda calzoncillera.

Así que ya sabes, no te compres más slips de marcas conocidas. ¡Alquílalos!




Lunes a 19 de febrero de 2007


"BANCO DE BESOS"
Todos estamos en la blogosfera para forrarnos. Unos para ganar fama literaria y otros dinero. Yo, como ya he descartado lo primero, quiero forrarme. Lo digo como lo siento.

Por eso se me ha ocurrido montar un Banco. Más concretamente un banco de besos. Con todos sus servicios, besos fijos, besos variables, besos en cuenta corriente y besos a plazo fijo.

Te puede parecer una tontería, pero no lo es. Igual tú tienes hoy a quien dar esos besos que te sobran o tienes una pareja besucona; pero nadie te dice ni te asegura que no puedas necesitar esos besos sobrantes el día de mañana. ¡Piénsalo bien! Y asegura tu futuro, por una módica cantidad de besos hoy, puedes recibir montones el día de mañana y casi sin costo adicional. Se pueden depositar besos suaves en las mejillas, besos húmedos con lengua, besos ne… (no, esos no, esos te los guardas tú donde te quepan).

Todos los meses puedes ir depositando la cantidad de besos que tú estimes oportuna, eso dependerá de tu capacidad besucona. Hoy dejas uno que no has dado, mañana puedes dejar mil; ellos solos van creciendo. Porqué ese capital besístico se irá engrosando con el interés. Interés, por supuesto abonable también en besos, que marcará mensualmente el Índice de Besos al Consumo, que yo mismo fijaré, claro.

Ese capital entonces basado en tus propios besos, se quedará en mi banco tan ricamente, esperando el momento en que tu lo necesites; también puedes ofrecérselos a otra persona. Para ello este banco, dispondrá un eficaz sistema de envío de besos; y un ágil reparto, bien personalmente o bien a distancia, sin apenas recargo.

Pero si optas por la modalidad de plazo fijo, los podrá recibir todos juntos en el momento que tú decidas. Puede ser el momento de tu boda, el momento en que se rompa tu matrimonio o en el momento de tu jubilación. Tus besos descansan bien guardados en la caja fuerte de mi banco hasta que tú decidas recuperarlos. También podrás hipotecar tus besos o ponerlos como depósito y garantía de la construcción de tu felicidad conyugal. Siempre podrás echar manos de ellos cuando los necesites.

Y nuestro producto estrella: préstamo de besos. Supón que no tienes ganas de dar un beso en este momento, que te has quedado sin besos o simplemente que te huele el aliento; puedes solicitar un anticipo o adelanto a cuenta sobre tus besos futuros. Nosotros te hacemos un préstamo. Y no se exige nómina ni acta notarial; simplemente mucho amor.
Importante decir que, como todo banco globalizado que se precie, una pequeña cantidad de ese fondo depositado de besos irá a parar a los más necesitados: gente que habita en el desamor, necesitados urgentes de cariño por tsunamis sentimentales, cosas así.

Así que ya sabes: ¡Deposita aquí tus besos en forma de comentarios! ¡Hazte con un capitalito en besos para el día de mañana! Habrá cinco besos gratis para el primer millón de besipositantes (para los demás un juego de sartenes).




Madrid, a 30 de abril de 2007



"A MÍ BLOG"


Desde luego eres el colmo ¿Cómo te atreves? ¿Quién te crees que eres tú para hablar de mí a mis espaldas? ¿Por qué hablas con mis amigos sin yo saberlo?

Ya sé que soy solo un pobre ignorante, pero tu tampoco eres gran cosa ¡que lo sepas! Eres un blog más de Chueca.com, un blog standard, ni siquiera llegas a ser una página web.

Ahora ya se cómo eres, un blog impaciente y mal criado que no ha tenido nada de paciencia conmigo. Solo soy un pobre estudiante de primero de periodismo; pero quizás algún día llegue a ser conocido por mis crónicas desde sitios bellos y misteriosos, crónicas atinadas que se estudiarán en la facultad y entonces renegaré de ti, diré que no te conozco, que yo no era, que no se qué, que no me acuerdo de nada (salvo caso de tortura que entonces confesaré de plano, claro). Eres un soberbio.

Yo quería ir poco a poco contigo, ir conociéndonos; quería saber tus puntos fuertes y débiles, tocar tus zonas sensibles; empezando suave, para ir mejorando, pulir mi estilo, depurar el lenguaje, ir seduciéndote a ti y a todos esos intelectuales que sin darse cuenta irán quedando atrapados en mis palabras, pero tú has desbaratado todos mis planes. Al hablar mal de mí, has conseguido que ahora no me lea nadie (no te lea nadie, no lo olvides), ni me dejen comentarios ¿quién será este desgraciado del que su propio blog habla pestes? Dirán y con razón; has tirado piedras contra tu propio tejado; ¡estás cavando tu propia ciberfosa!

Mira, un blog quejoso no le gusta a nadie, la gente se cansa de los acomplejados, esas debilidades no se perdonan; esto es como el mundo real: estás o no estás; pero no seas rollo, no aburras, no des la lata, no incordies, quédate ahí calladito y deja que hable yo, que por otra parte, tengo mucha más gracia.

Eres un blog con pretensiones: sección “Arte y cultura” nada menos, ¡ja ja ja!

Perdona, bonito, pero eres de carcajada.


P.D. Y el caso es que yo también te quiero.



Madrid, a 2 de febrero de 2007



"MIS DOS PERRAS"

Bueno, al principio no eran mías.

Se supone que eran de mis hermanas que son quienes las querían. Ellas las iban a cuidar y a pasear, las iban a lavar y a peinar y atender y llevar al veterinario… en fin, todo el trabajo que conlleva tener dos perras (las perras no mis hermanas). El caso es que se han echado novio (mis hermanas, no las perras) y ahora el que las cuida, las pasea, las atiende y las lleva al veterinario (a las perras no a mis hermanas) soy yo.

Son dos perras schnauzer enanas, pero que no lo oiga mi madre. Mi madre prefiere decir que son schnauzher miniatura; a ella le debe parecer menos ofensivo y políticamente correcto, como si las perras fueran a protestar por el insulto.

Mis perras se llaman Dana por Dana Scully de Expediente X y Elfa por El Señor de los Anillos. Y son listísimas. Si, ya sé que todos los dueños de perros dicen que los suyos son los más listos del mundo; pero es que las mías lo son y, además, hablan. Incluso estuve pensando en mandarlas a la UAX (Universidad Alfonso X el Sabio) pero no me concedieron las becas.

Son madre e hija. Dana es la madre de Elfa. Y el caso es que Dana ya está mayor, apenas quiere andar la pobre. Cuando hace calor se queda espatarrada y pegada contra el suelo en una posición que parece una rana aplastada y no hay quien la mueva. Bueno, porque siempre fue un poco terca además. Jamás he conseguido que si ella va por un lado de una farola y yo con la correa por el otro se dé la vuelta ella; siempre tengo que volver sobre mis pasos yo e ir por donde ella quiere.

El caso es que ahora no anda, ya digo. Se queda quieta y se pone a mirar hacia atrás como señalando algo; esperando, con la mirada cansada y perdida. Entonces es cuando se produce el milagro y mis perras hablan. Elfa se acerca a ella y le dice algo muy bajito al oído, algo que yo no he podido oír aún, pero me imagino que le dirá algo así como “venga, mamá, que te viene bien para tu reuma” o alguna frase de ánimo parecida; pero entonces y solo entonces, Dana, después de pensarlo un rato, reanuda la marcha y va, de mala gana, hasta el final del paseo.

Ahora estoy muy triste. Temo por ella y temo que se vuelva para mirar sintiendo que es la muerte la que tiene detrás, cada día un poco más cerca.


12 de julio de 2007

BURBUJAS DE AMOR (CUENTO INFANTIL)
Iria era una niña muy pequeñita y muy rubita, tan rubita, tan rubita como tú. Era tan guapa que parecía un ángel y la verdad es que tenía un hermano que era un ángel, así que el aire le venía de familia. A Iria le gustaban mucho los animales, todos los animales. Iria tenía un perro muy simpático y peludo que se llamaba “Bolita”, una tortuga sonriente que se llamaba “Esmeraldina”, un osito de peluche que se llamaba “Mimoso” y un pez plateado y surfeiro en una enorme pecera redonda que se llama “Shago”.

Todos los días, antes de ponerse su vestidito rojo para salir a correr y jugar por los Montes con sus muñecas tenía que dar de comer y beber a sus animales. Y eso le llevaba mucho tiempo…. A Bolita había que darle una comida especial porque estaba un poquito gordito, Esmeraldina tenía que comer muy despacio como todo el mundo sabe que comen las tortugas, Mimoso comía mucho, mucho, porque era un oso muy grande y Shago necesitaba todos los días mucha agua para beber y vivir.

Pero un día Iria se despistó y no se acordó de ponerle la comida a sus animalitos. Se olvidó porque su muñeca Juanita que le acababan de regalar se puso a cantar una canción a grito pelado; una canción que decía así:

(CANCIÓN)
“Yo tengo un moco,
lo quito poco a poco,
lo redondeo,
lo miro con deseo,
yo me lo como,
y si me sabe a poco,
sacamos otro moco,
y volvemos a empezar…”

Entonces Iria se puso a explicarle a su muñeca que los niños y las muñecas no deben sacarse los mocos de la nariz con el dedito porque está muy feo y se pueden hacer daño con sus uñas en su naricita, y empezó a contarle a su muñeca el cuento del moco que quería ser enfermero y que comía mucho para crecer y poder ir al cole… y no se acordó que sus animalitos queridos estaban sin comer.

Bolita ya no podía más y se puso a ladrar como un desesperado, Esmeraldina se tiró en el suelo con el caparazón para abajo pataleando con sus cuatro patitas hacia arriba muerta de hambre, Mimoso se moría de sed y entonces se acercó a la pecera donde se movía Shago, que al ver que el osito se iba a beber su agua, empezó a sacar su cabeza fuera del agua y a gritar:

- “Blog blug bla bla blag” “Blog blug bla bla blag”, burbujeaba para llamar la atención de Iria.

Porque todo el mundo sabe que los peces no hablan, ni siquiera los plateados, sino que hacen burbujitas con el agua. Entonces Iria que estaba cerca de la ventana oyó los gritos de Shago y se acordó que no les había dado de comer. Se metió corriendo en casa llamando a su hermanito “Maco” para que le ayudara con la comidita y la bebida de todos sus animalitos y así acabaron prontito.

Cuando todos los animales comieron, y para no volverse a olvidar de darles la comida, Iria le pidió a su hermano Maco que le enseñara a escribir un “bo” que sería de color naranja y se llamaría “Blog blug bla bla blag” y todos los días escribiría un post en su “bo” que diría: “Tengo que acordarme siempre de dar de comer a mis queridos animales y no meter el dedo en la nariz”

Y colorín colorado, este post se ha terminado, e Iria ya puede leer el blog de Iago.

-“¿Po qué, Maco?” – preguntó Iria
- “Pues porque sí…. ”
- "Poque si no es nada, ¿po qué, Maco?"
-"¡Nenos....!"



A Coruña, 10 de agosto de 2007.



"CARTAS DE AMOR DE UN ESCLAVO"
(Cap. I, puedes encontrar las restantes cartas en el blog).
(NOTA PREVIA DEL AUTOR: Es un recurso literario utilizado por muchos narradores explicar que lo que allí se puede leer fue hallado en un manuscrito abandonado. Bueno, como hoy nadie se creería la historia del manuscrito perdido, tendré que confesar que este relato por entregas lo encontré en un disco duro de un ordenador abandonado en Chueca. Por ello, todo lo aquí narrado es completamente verídico y, sin embargo, cierto.)
Hola, mi amo:

Me ha encantado recibir tu mail. ¿Sabes? Cuando vi que tenía un correo después de estar chateando contigo en esa sala sado-maso de Chueca.com supe inmediatamente que era tuyo. Me ha hecho mucha ilusión.

Te cuento: no soy esclavo ni mucho menos; soy un chico de Madrid de apenas 17 años y, en eso no te he mentido, lleno de curiosidad pero con poca experiencia gay. Tengo que reconocer que lo he pasado estupendamente hablando contigo, y si tu eras "amo novato" yo era "esclavo novato" como te habrás dado cuenta. Por lo demás, para mí la excitación también ha sido enorme, y después de que me interrumpiera mi madre (¡jo!) tuve que ir al baño a hacerme una paja. Supongo que en eso también consiste la excitación ¿no?

Por lo demás soy un chico normal, más bien todo lo contrario de lo que aparenté ser, porque soy súper romántico y sentimental, que no me gusta la mayoría de la gente del chat porque van a saco, y a mí me gusta conocer a la gente y hacer el amor muy lentamente, podría estar besando durante horas y lo que más me gustaría es hacer al amor con alguien que me amara tanto como yo puedo amar. Aunque reconozco que hay algo que me inquieta y es que de alguna manera me interesa esto del sadomasoquismo, pero creo que solo sería capaz de hacerlo con alguien muy morboso y muy limpio, y de una manera muy “light”; porque no me gusta sufrir para que te voy a engañar ¿entiendes? creo que soy un masoca más bien estético, porque lo que me gusta es el cuero y los uniformes y esas cosas….

Pero te repito que en lo demás te he engañado poco; solo lo justo para empezar a chatear, soy así como te dije: tipo rubito con pinta de pijo, juego al fútbol en el equipo de mi urbanización y mis amigos no saben nada de mis gustos; vamos, que no he salido del armario... ¡Ah! y me llamo B. como has podido comprobar, porque para que veas que no había malicia en mi, la dirección de correo y el número de teléfono son auténticos.

Por cierto, uno de mis mejores amigos del chat es un chico al que adoro y es vasco también, de Z., y desde hace meses mantengo con el una relación de lo más agradable y placentera. Así que si después de todo esto, no te he desilusionado y crees que todavía puedo ser un buen "esclavo" me encantaría poder volver a chatear contigo, con tu permiso claro.

Besos. BB


P.S.: En casa me llaman así, BB; no te rías, ¡eh! que te estoy viendo, ya se que no es un nombre muy apropiado para un esclavo.”


Madrid a 31 de enero de 2007




"CERRADO"
Voy a confesar: Ayer tuve un día malo de inspiración y lo que escribí apestaba. Pero curiosamente hoy, que venía dispuesto a retirarlo, me encontré diez comentarios y eso no es nada corriente ¿A la gente le gustará más comentar los post malos que los buenos? Puede que sí, la belleza siempre nos intimida más.

Pero la cosa es más grave. Igualmente hoy venía decidido a colgar el cartel de CERRADO por falta de inspiración; pero al final esa misma palabra me ha inspirado. ¡Curioso! Los caminos de la inspiración no los conoce ni dios.

Porque he leído y observado que también son muy comentados los post personales, intimistas, diarios. Los lectores se compenetran rápidamente con los que cuentan su vida sencilla y sincera, del tipo amo a un hétero, quiero salir del armario, etc. Pues vale, ahí va mi día de ayer que he titulado: "Un día en la vida de un gay cerrado" (y lo de cerrado es por mi acento gallego no por lo que estáis pensando, que también).

Bueno, yo no sé cómo hay gays que se sienten solos, que no tienen con quien compartir sus dudas y amoríos, porque yo a veces pienso que el mundo es mucho más gay que yo mismo. El mundo es rosa, veréis:

Me levanto con el sonido del despertador a las seis y media, y me voy a la ducha; yo si no me ducho por las mañanas no soy persona; Bueno, y si no hago otra cosa. En esos momentos siempre viene a mi memoria esa bonita canción que dice: "todas las mañanas cuando me levanto, tengo el pirulo más duro que un canto…." (no querías sinceridad, pues ¡toma!). Luego me tomo un zumo de naranja, yo hasta que no me tomo el zumo no soy persona. Y luego me pongo unos calvinklein, yo hasta que no me pongo mis calvinklein no soy … gay.

Me enfundo unos vaqueros de esos que hay ahora, estrechos y con la cintura tan baja que no te llegan a tapar el culo, mi camiseta con un cadillac hecho de brillantitos y mi chaqueta de pana con botones en los bolsillos. ¡Ah! y mi bandolera cruzándome el pecho. No hay gay sin bandolera. Y unas gotitas de janpolgotier (pero no las que me pongo para dormir, otras) y me lanzó a la calle. Hablo por el móvil y pongo un sms.

Lo primero que hago desde hace un año es robarle el periódico al vecino. Yo creo que mi vecino es gay, porqué a pesar de este robo diario, todos los días me sonríe muy cariñoso e incluso me dice que cuando quiera me pase por su casa un domingo para leer el dominical. ¿Qué querrá? Hablo por el móvil y pongo un sms.

Ya en el metro está Gordi. Gordi es un vecino que no tiene muy buen tipo ni es muy guapo, pero resulta súper morboso. Haga frío o calor solo se tapa con una camiseta cortita y una chaqueta verde militar de esas que se llevan ahora. Bueno, se llevan tanto que supongo que ya no se llevan. Pensaba comprar una pero he pensado que me pongo mi bomber de cuando era ultrasur. Porqué yo no fui gay siempre, antes era ultrasur, que era lo mismo (los colegas empujan, aprietan y gritan en el momento del éxtasis). Gordi yo creo que es gay, porque se coloca enfrente de mí en el metro y se pone a "arrascarse" para lo cual se levanta la camiseta y deja ver su gordita barriguita prieta y sus calzoncillos mientras mira para mí y mi paquete. A mí me gusta Gordi, porque es un gordito fuertote no un gordito blandito, pero jamás tendré nada con él, porque estudia en ICADE y yo jamás me acostaría con uno de ICADE, porque yo soy de la Complu y nos parecen lo peor; y el día que mi Gordi dirija una empresa, no estaría bonito que en su currículo ponga que tenía un amante complutense. Pero este Gordi ¿qué querrá? Hablo por el móvil y pongo un sms.

El conductor del autobús que me acerca a la facultad yo creo que es gay, porque me dice siempre que no pague, que los jóvenes tienen muchos gastos y que mejor lo meta en condones. Además lleva tres pendientes, una pulsera, un anillo en el dedo gordo (todos los gays lo llevamos) y dos pircins ¿qué querrá? ¿a dónde querrá conducirme? Hablo por el móvil y pongo un sms.

Una vez que llego a Madrid voy a desayunar y el camarero yo creo que también es gay, porque todos los días se empeña en que me coma un bollo industrial que nunca me cobra mientras me dice que tengo que comer que estoy creciendo mientras mira mi paquete. A mí no me gustan mucho los bollos industriales porque el míster dice que engordan mucho, pero yo creo que sin son gratis deben engordar menos y uno al día no creo que sea tan malo. Esas americanas monstruosas que vemos a veces deben comer al menos 30 o 40 bollos industriales de esos, pero no es mi caso, así que me como el bollo que me regala el camarero todos los días pensando ¿qué querrá? ¿querrá que engorde? Hablo por el móvil y pongo un sms.

Luego me he ido a clase y Rubito, ese alumno de quinto que es el capitán del equipo de rugby, me ha mirado como todos los días pero hoy se ha lanzado y ha dicho en alto para que yo le oiga "hay que ver qué culo tienen los de primero este año" y se ha dado la vuelta. A mi Rubito me gusta, pero yo soy de fútbol y el de rugby (los de rugby son un poco más putones y se refriegan más), así que creo que somos incompatibles. Y siempre he pensado que no hay mejor refrán que ese que dice no cagues donde comas, así que paso de Rubito pero no se qué querrá, si mis pelotas (de fútbol) son distintas a las suyas. Hablo por el móvil y pongo un sms.

Ya en clase, el profe de Comunicación me ha soltado así de repente y por sorpresa un "Ay Iago, qué gay vienes hoy", claro que yo no me he quedado callado, porque a mí un adjunto que le lleva la cartera al catedrático no me va a callar, así que le contesté: "claro, y los gays tenemos un sexto sentido para percibirlo, ¿verdad?" No sé qué querrá, pero si quería comunicación la encontró, porque saqué mi spray de hacer pintadas de la mochila y pinté en la pared enfrente de la biblioteca en gris perla y con letra bastardilla: "El profe de Comunicación es gay" ¿No querías un titular? Pues ya lo tienes. Hablo por el móvil y pongo un sms.

Me he ido a comer y en la cafetería el mismo camarero del bollo gratis diario, me ha regalado el plato de paella, porque me dice que está muy mala y que él hace una paella los domingos que está como para chuparse los dedos. No sé qué querrá, pero yo paso porque a mí eso de comer paella los domingos me parece como muy estándar. Yo prefiero pizza o spaguettis, francamente. Hablo por el móvil y pongo un sms.

Ya por la tarde me he ido a hacer footing, que hay que mantener el físico después del bollo industrial y la paella gratuita. Me enfundo en mis pantalones de deporte y mi camiseta petada y ¡hala! a correr como un loco por la urbanización. Yo creo que esto de correr en pantalón corto es muy gay y está todo lleno de gays que quieren correr conmigo y se ponen a mi lado entre grititos y sudores. No sé qué querrán, pero yo paso de enrollarme con un vecino gay en mi urbanización, por lo mismo que paso de enrollarme con mis compis de facu, sin contar que tengo un novio aunque a seiscientos quilómetros (¡ay¡ Iván, nunca me han parecido tantos). Pero hoy se me ha aparecido dios. Si hoy se apareciera dios no creo que fuera un judío andrajoso de oriente medio, no. Es un guapo ejecutivo talludito que también corre por mi urbanización; bueno, si no es dios, está como dios y todo dios está loco por él. Hoy dios se ha puesto enfrente de mí y se dedicó a hacer flexiones y estiramientos. Como dios es ubicuo y está en todas partes esas partes le crecían de una manera asombrosa. No sé qué quería. Pero yo no estoy por la labor de tener un rollo ni con dios; yo soy ateo, así que salí como alma que lleva el diablo. Hablo por el móvil y pongo un sms.

A las seis y media, después de merendar mi bocadillo de nocilla, mis tres frutas y el yogur me he ido al entreno. He cogido mi moto y mi casco y he pasado por la gasolinera a poner gasofa. El gasolinero creo que es gay, porque siempre me dice "a ver si me llevas a dar una vuelta en tu moto, aunque sea en la barra" Pero yo creo que algo quiere, porque mi moto no tiene barra. Hablo por el móvil y pongo un sms.

Ya en el polideportivo entro follado en los vestuarios, y allí están todos mis compañeros de equipo en bolas. Yo sé que algunos de ellos son gays, porque cuando meto algún gol (pocos) se me avalanzan en una orgía de abrazos y restregones, tanto que algunos me hacen daño con las llaves de casa que deben de llevar entre las piernas. Además alguno me mira el paquete abiertamente y otros me dan pequeños cachetes en el culo mientras me dicen cosas, como: "que no me entere yo que este culito pasa hambre…" ¿Que querrán? seguramente que les meta ... goles. Hablo por el movil y pongo un sms.

Bueno, después de estar tres horas entrenando me vuelvo a casa. Aún me da tiempo a estudiar algo y a hablar con alguien por el mesenguer. La mayoría no sé qué quieren, pero están empeñados en que tomemos algo, que quedemos un día de estos, que tienen sitio en su casa…. Pero yo no quiero nada con todos estos porque mi madre dice que te engañan mucho por internet y además tengo un novio en Tarragona que me tiene loco….¿Iván, qué quieres? Hablo por el móvil y pongo un sms.

Así que me hago la segunda y a la cama. Aún me da tiempo a leer algo y a ver si se me ocurre alguna chorrada para poner en el blog…. Y yo sigo pensando ¿qué querrá la gente? ¡a la gente no hay quién la entienda! Igual es que yo soy muy cerrado. Apago el móvil.


Madrid, a 16 de febrero de 2007.

"BATALLITAS"

Ayer leí que una asociación de animosos abueletes, jugando a las batallitas recrea todos los años la famosa batalla de Brunete. Uno de los ancianos participantes declaraba casi llorando: “cada día vamos quedando menos…”

Yo me emocioné. Me emocioné por esos jubilados que recuerdan aquellos heroicos ideales que les llevaron a resistir los ataques de las tropas enemigas – eso suponiendo que haya alguna guerra que pueda hacerse en nombre de algún ideal; pero bueno, esa es otra historia.

El caso es que yo a poco que me vaya de paseo con mis dos perras, me salgo del mapa de mi urbanización y me tiro aproximadamente una hora caminando o haciendo footing con las perras trotando a mi lado por unas llanuras donde tuvo lugar la susodicha batalla. No hay día que no recoja del suelo dos o tres balas retorcidas y oxidadas que encuentro semienterradas en el camino, y que mis pisadas y los pequeños movimientos de tierras que provocan las lluvias dejan ver.

Yo las recojo todas, ya digo, y las llevo a casa. Me entretengo en limpiarlas y con una pegatina y un trozo de celo, le pongo a cada una de ellas un número correlativo, la fecha del hallazgo y un nombre que me invento: Juan, Antonio, Carlos, Roberto, Sergio… etc. Me gusta pensar que esas balas perdidas a las que yo pongo nombre al azar no alcanzaron su destino, y que yendo dirigidas a alguno de aquellos soldados que yo así recuerdo fallaron en su mortífera misión, y que esos combatientes que salvaron la vida milagrosamente tienen hoy una existencia alegre y pacifica rodeada de sus hijos y nietos. Entonces me viene a la memoria unas palabra de mi abuelo, que siendo también militar y habiendo hecho la guerra en el bando triunfador, siempre me decía que él “no había matado nunca a nadie, al menos queriendo”.

Esa idea que me forjó mi abuelo de intentar no hacer mal a nadie intencionadamente y la evocación de un soldado disparando siempre hacia el sitio equivocado con el fin de no herir ni matar a nadie, un poco al estilo de la guerra de Gila, me parece un bella manera de ir como soldado de a pié por la batalla de la vida.

En eso andamos.

Madrid, a 10 de julio de 2007


"EL COLOR DEL VIENTO"

Aquella mañana iba al colegio todo contento a pesar de que al llegar al portal empezó a llover como siempre; a menudo pensaba que el clima gallego me odiaba a mi personalmente, porqué siempre empezaba a llover cuando yo salía a la calle; varios años después comprendí que en Galicia llovía a todas horas, saliera yo a la calle o no.

Pero esa mañana iba todo contento, ya digo; porque me sabía la lección. El día anterior Sor Evangelina nos había enseñado los colores, incluido el negro que es la ausencia de todo color, - repasaba yo – y nos había enseñado también los fenómenos meteorológicos. Yo los conocía todos menos, quizás, las centellas, que nunca supe muy bien que ídem eran. El caso es que me sabía todo, había estudiado a conciencia como correspondía a un Legionario de María distintivo azul del Colegio "Las Discípulas de Jesús”; me sentía contento y seguro.

Así que cuando Sor Evangelina se levantó de su asiento, y como un buitre con sus hábitos negros al viento, se acercó a mí batiendo palmas y lanzó su pregunta no me preocupé demasiado:

- ¿De qué color es el viento?, Iago – preguntó poniendo especial acento en la palabra color.

- "Bueno" – dije yo, lleno de razón - "Madre, el viento no tiene color" – y me quedé tan pancho, seguro de mi mismo; la pregunta era fácil y me la sabía….

- ¿De qué co lor es el vien-to?, Iago - volvió a preguntar la Madre Evangelina marcando las sílabas y continuando con sus agobiantes palmadas que acompañaban sus palabras cada vez más cerca de mi cabeza….

- "Madre…" - contesté yo, ya un poco más inseguro – "el viento no tiene color"

Cuando oí por tercera vez la misma pregunta, formulada con todavía más energía y marcando bien las sílabas y con palmadas más fuertes - "¿DE QUE CO LOR ES EL VIEN TO? - empecé a sudar copiosamente ya angustiado sin saber que responder. Todo mi conocimiento científico, el que podría tener un niño de pantalón corto de primaria, se tambaleaba, y en un momento de inspiración acerté a farfullar:

- "El viento…, el viento…, no sé, madre, el viento será verde" – dije, pensando que si Galicia es verde, el viento que por allí pasaba a la fuerza sería de ese color… En ese mismo instante sentí un tremendo coscorrón en mi nuca mientras que oía gritar a la Madre Evangelina en medio de las risas de mis compañeros de clase – "El viento no tiene color, Iago" - , aseguró mientras yo pensaba que la lección había sido dura pero había valido la pena; y que a partir de aquel día debería mantenerme firme en mis creencias y que, en lo sucesivo, no debería fiarme ni de mi Santa Madre
Iglesia.


Madrid, a 27 de abril de 2007

"EL BLOG DE IAGO"

¡Hola! Soy el blog de Iago. Aprovechando que está en clase o dormido (o ambas cosas a la vez) quiero tomar yo hoy la palabra.

La verdad es que no estoy muy contento con él. Yo quería ser el blog de un afamado periodista o un conocido escritor, pero me ha tocado en suerte ser el de un adolescente que no tiene nada importante que decir. Me ha convertido en un blog corriente, poco interesante, sin personalidad. No soy un blog emocionante como el de Grampus, ni un blog divertido como el de Las Ruvis, ni siquiera un blog “fashion victim” como el de ToniHilton, un blog curioso y solidario como el de Cuco, o uno tan romántico como el de Iván. Tampoco soy un blog típico de un gay, de esos que tienen un ex al que siguen amando, un armario del que salir o un amor imposible y platónico hacia un hétero. Nada, no soy nada.

El pobre no ha conseguido un estilo propio para mí, no sabe adornarme con gracia, no pone buenas fotos y ni siquiera tengo música. No se ha especializado en cine que da tanto juego, no habla de teatro o literatura, o incluso ya puestos de fútbol, no. Tampoco sabe lo que es una imagen o una metáfora.... de poesía ya no digamos, cero. Es un blog diletante, deslavazado: hoy un post de una cosa y mañana de otra. A este paso estoy viendo que no será nunca un blog famoso y conocido como a mí me gustaría; porque yo nací para ser famoso.

¿Por qué a mí? ¿Por qué me ha tenido que tocar a mí justo él? ¿Qué hice yo? ¿Qué delito cometí naciendo? (esto me suena de algún tuberculoso, ¿no?). Nadie me avisó que yo iba a ser un blog vulgar y sin personalidad propia y ahora no sé donde protestar, no mantengo correspondencia con otros blogs, no juego en red, no estoy sindicado, no tengo ni seguridad social. ¿Por qué no se quedó tranquilo sin escribir tonterías, con su vida de estudiante y futbolista, sus partidos y sus redacciones de la facultad, su cibernovio gay y sus pajas? No lo entiendo.

Pienso yo a veces, que para escribir en un blog como yo, un blog con personalidad propia, deberían de pedir una carrera, unos estudios o algo; o que hubiera que hacer unas oposiciones, no sé. No se puede permitir que cualquier indocumentado vaya por ahí escribiendo todas cuantas tonterías se le ocurren, como hace Iago, y sin preguntarme nunca mi opinión; porque esa es otra, jamás habla conmigo, no me dice nada, no cuenta conmigo; claro que es igual, orgulloso y cabezón como es, jamás me hará caso.

Y yo que nací con pretensiones de blog elegante y sesudo, un referente cultural en el ciberespacio, me encuentro que soy solo un blog ordinario y pedante de un jovenzuelo sin talento ¡qué mal, esto no es vida de blog ni es nada!

Quiere ser ingenioso pero es graciosillo, quiere ser agudo y resulta patético, quiere ser sincero y resulta plano, quiere ser original y deviene en vulgar. Ni siquiera es irreverente o anarquista o, ya puestos pornográfico, y mira que eso da juego. Como le digo yo a veces: o te metes con alguien y protestas de algo echando carnecilla o no hay nada que hacer. Pero como ya dije antes, a mi no me hace caso, no se deja aconsejar.

Pero bueno, ¡Schist! Que no nos oiga que ya viene. No le digáis nada de todo esto, ¡pobre! No le dejéis ningún comentario; yo negaré que esta confesión haya ocurrido jamás. No quiero que se deprima y no escriba más. A este paso estoy viendo que me deja tirado y, a pesar de todo, le voy cogiendo cariño.



Madrid a 1 de febrero de 2007



"CONFIRMACIÓN"
A los quince años y a pesar de que estaba ya estudiando en el Instituto nos comunicaron que todos aquellos que quisieran podrían hacer la Confirmación en un acto multitudinario en la Catedral y que nos confirmaría en los dones del bautismo el mismísimo Obispo.

Nos dijeron igualmente que el Obispo era una persona muy agradable, que se sentía especialmente unido a los jóvenes y que, además, era el día de su cumpleaños. Don Antonio, el cura de Religión, nos dijo que sería muy bonito por nuestra parte hacerle al Obispo en ese día tan especial para todos un regalo, y que dejaba a nuestro parecer qué regalo ofrecerle.
Bueno, estuvimos pensando en nuestra clase que tipo de regalo sería el apropiado para un Obispo de cumpleaños, y después de descartar la típica corbata o el CD de Julio Iglesias, decidimos que le haríamos una canción. Pensamos que en la monumentalidad de la Catedral con todos los alumnos de los demás colegios de Coruña, el que nuestra pequeña clase le regalara al Obispo una canción sería algo muy sonado y sin duda a recordar.
David que tenía conocimientos de piano se encargó de la música y yo mismo puesto que escribía bien, me iba a encargar de la letra. Así que nos pusimos a ello. Yo enseguida la tuve, no era más que una estrofa con tres frases, pero ¡qué tres frases! directas, breves, sencillas pero contundentes. Bueno, ponerle música fue tarea sencilla.
Y llegó el día y la hora de la ceremonia. El que un Obispo oficie el sacramento de la Confirmación no se produce todos los años, así que la catedral estaba abarrotada de alumnos, familiares y hasta autoridades locales; todos con sus mejores galas. La ceremonia iba transcurriendo con normalidad cuando vimos que D. Antonio subía al estrado y anunciaba que un grupo de jóvenes cantores del Instituto iban a ofrecer al Obispo una canción como regalo de cumpleaños y comprendimos que nos tocaba actuar.

Entonces bajo un silencio impresionante y sobrecogedor, empezamos a cantar cuarenta alumnos a una sola voz la canción que salida de mi pluma, habíamos estado tanto tiempo ensayando:

"El señor Obispo es un ladrón,
el señor Obispo es un ladrón,
que nos ha robado el corazón"

Solo cuando vimos las caras de sorpresa y furia de todos los adultos allí presentes y oímos las carcajadas y chirigotas de los demás alumnos y el alboroto general que se formó después mientras Don Antonio agitaba los brazos como un poseso, fuimos conscientes de lo ambigua de la letra que tan alegremente se me había ocurrido.
Ni que decir tiene, que ese año me suspendieron en Religión.


Madrid, a 27 de abril de 2007


"LA CULPA FUE DEL CHA CHA CHA"

Ayer conocí al que yo creo chico de mi vida en el chat de Chueca.com y hoy voy a su encuentro. Hemos quedado en Callao a las nueve de la noche para cenar en el Vips.

Así que me pongo unos calvinklein nuevos; me ha dicho que no es de los que follan en la primera cita ¡fíjate si es romántico! pero eso ya me lo han dicho mis veinte o treinta amores de mi vida anteriores, así que yo voy a ir preparado. La verdad, el que soy romántico soy yo. Me pongo además pantalón caído y camiseta corta; vamos, vestido e informal pero sugerente; como si fuera sin arreglar, pero que se note que estuve dos horas para hacerlo. Mucha colonia de janpolgotier. Y como no tengo dinero le robo algo a mi madre del billetero, como siempre se dará cuenta pero se hará la tonta, ella sabe lo caro que es la vida de un adolescente.

El caso es que salgo del metro en Opera y subo por la calle Arenal pensando que quizás sea por fin ÉL; que sea el amor que tanto he estado esperando. Fue tan maravilloso por el MSN, tan atento y educado, con ironía y gracia como a mí me gustan; mitad romanticismo y mitad salidez, la fórmula perfecta. Yo creo que esta vez no me equivoco. Creo que es el hombre perfecto y lucharé por él; no dejaré que nada lo separe de mí, no lo voy a dejar escapar por nada del mundo.

Al subir por la calle Arenal, veo a un músico tocando el violín. Claro, yo he leído el otro día en el periódico, que en New York estuvo tocando en el metro el mejor violinista del mundo durante cuatro horas y que nadie se dio cuenta y apenas le tiraron unas monedas. Yo por si acaso estaban por allí los de la televisión o los de El País y hacía un reportaje igual y yo quedaba como un puto ignorante, estuve escuchando casi media hora aquella música, no fuera a ser F. Teixeirochsky y me estuvieran grabando. Y además cada cinco minutos le tiraba una moneda. Si salía en televisión como inculto pase, pero como cutre, jamás. Eso sí, siempre pensando en el amor de mi vida.

A duras penas llegué a Sol y allí me encontré toda una orquesta de Cámara. A mi, francamente me parecían unos portugueses desarrapados; pero por si acaso era la celebre F. Teixeirus Blues Band tocando en la calle sin que nadie se percatara, estuve oyéndolos otra media hora y venga a tirar monedas cada cinco minutos. No me atrevía a moverme a ver si el experimento sociológico era seguirme a mí por todo Madrid para ver si tengo buen oído o no y luego ridiculizarme en algún programa basura. De todas maneras no me sacaba de la cabeza el posible polvo.

Ya por la calle Preciados, me encontré a un pobre viejo tocando el organillo. Pero enseguida me di cuenta de lo astuto de la jugada: podía ser esta una estratagema y el organillero ser el famoso organista F. Teixellardón conocido en el mundo entero; pero camuflado como un simple chulapón castizo con el objeto de saber si yo conocía los famosos chotis de nuestra ciudad. Estuve casi otra media hora allí parado, pensando en aquel chico del MSN ¿cómo coño se llamaba? mientras escuchaba aquella música castiza por miedo a que me sacaran en los medios de comunicación como un ignorante musical folclórico. Y venga a tirarle más monedas; bueno, como ya no tenía, empecé a tirar billetes.

Total que llegué a Callao casi dos horas tarde pensando en aquel tío que la verdad yo no conocía de nada. Iba a ser el amor de mi vida; según él, claro. Pero me había dejado plantado. Y yo no tenía ni un duro para cenar. Sin amor, sin polvo, sin cena, sin fama, saqué mi guitarra, me instalé en la parada del metro, puse la funda para recoger las monedas que me quisieran dejar allí y empecé a cantar al desamor:

“La culpa fue del cha, cha, cha
Si, del cha, cha, cha…”


24 de junio de 2007

"GRAN VÍA"


Voy hacia la gran vía fiesta fiesta gay llevo todo el día con esa canción metida en la cabeza fiesta fiesta gay y mira que odio a los morancos esos marica tu marica yo marica tuúu todo el rato en la cabeza que pesados. Voy a ver si hay entradas para maná en la fnac pero no hay claro marica tu marica yo marica tuúu veo que van a estrenar en el cine capitol una peli que parece que va a molar fiesta fiesta gay veo el escaparate de zara y todos son trajes grises y de rayas pero estos están de coña no? conmigo que no cuenten marica tu marica yo marica tuúu será que se esperan muchas bodas o no sé porque no creo yo que todo el mundo vaya a ir de traje este verano marica tu marica yo marica tuúu me cruzo con éste, este quién es ah si es asdrúbal aquel que estuvo casado con manolo andersen fiesta fiesta gay me mira y yo lo miro va con una tía y una capucha pero me mira marica tu marica yo marica tuúu y llego a H&M y alli hay un modelo en el escaparate con un traje blanco pero qué pasa que vamos a ir todos de cubanos fiesta fiesta gay están locos estos diseñadores o qué marica tu marica yo marica tuúu me cruzo con cárdenas que sale de la cadena de los cuarenta esa que esta en gran vía fiesta fiesta gay que simpático es este cárdenas.

Me acerco a ver el escaparate de la casa del libro y tienen unas figuras de los trescientos así en plan muy grande que lo flipas fiesta fiesta gay que ganas tengo de ver esa película que trescientos espartanos le ganaron a dos millones de persas pero rodeándolos así cualquiera marica tu marica yo marica tuúu y pasan a mi lado un grupo de italianos que son todos guapísimos fiesta fiesta gay y me quedo mirando porque me encanta como hablan ese idioma que nos copiaron a nosotros yo creo marica tu marica yo marica tuúu joder con la cancioncita que no me la saco de la cabeza y llego a macdonal y fiesta fiesta gay que esta petao de niños comiendo las putas hamburguesas verás como me pongo siempre en la cola de los tontos fiesta fiesta gay efectivamente y tardo una hora en que me den mi puta hamburguesa basura y me siento mirando a unos bakalas que no se sacan la visera ni para comer que si mi padre los viera fiesta fiesta gay.

Asi que me voy a fuencar a ver tiendas y entro en billabong que tengo que comprarme unas bermudas para el verano fiesta fiesta gay y luego voy a custo a mirar camisetas marica tu marica yo marica tuúu y me encuentro a mi ex que no es chino pero que lo parece fiesta fiesta gay pero yo paso de exes ya lo dije ayer marica tu marica yo marica tuúu y voy hasta uno de cincuenta que tienen unas pulseras de cuero y plata que se llevan ahora bastante fiesta fiesta gay y me compro una que me soplan setenga pavos y me voy a tomar un café al mamá inés que tienen un camarero que está muy bueno y siemrpe está lleno de chulos fiesta fiesta gay y el camarero me invita marica tu marica yo marica tuúu asi que tan contento me vuelvo a gran vía y cojo el puto metro fiesta fiesta gay joder con la puta cancíón que no me la puedo quitar de la cabeza marica tu marica yo marica tuúu…..marica eh eh!!!!


Madrid, a 26 de marzo de 2007

"I.A.G.O. (Ignorante, Airado, Guapo, y Orgulloso)"
Yo como soy joven e iconoclasta, no tengo que pedir perdón por nada y nada tengo que perder, me permito opinar sobre todo y todos con la desvergüenza que me da mi ignorancia, mi juventud y mi salidez. Y todo se me perdona. Bueno, también influye en el perdón de las estupideces que suelto el que sea una I.A.G.O., un Ignorante Airado Guapo y Orgulloso.

A pesar de la imbecilidad propia de mi edad, yo soy consciente de mi encanto personal y lo uso sin pudor. Así, siendo guapo, cariñoso y "limpito" (eso dicen las madres de mis amigas a las que yo les gustaría para novio de sus ilusas hijas) consigo prácticamente todo lo que quiero, y lo digo sin ningún recato ni arrepentimiento. No sólo ya en mi ámbito familiar, que se da por supuesto, sino en la vida en general. Soy así, o me tomas o me dejas.

Con mi encanto personal consigo que me inviten en las cafeterías; que mis compañeras me hagan los trabajos; que mis compañeros me traigan el café o se dejen ganar al mus; que me den sobresaliente los profesores y profesoras; y que las viejas me dejen colar en el supermercado y los porteros en las discotecas, porque a todo el mundo regalo una sonrisa que yo sé irresistible. Suena cínico, y lo es.

Pero ¿quién no haría uso de un arma así, de tenerla? ¿Los guapos no son modelos, los inteligentes notarios y los bien dotados actores porno? ¿Es algo malo aprovechar lo que dios o la naturaleza te regaló? Lo malo es que yo no sé por dónde tirar estando, como estoy, colmado con todos esos dones, además de la inmodestia claro. Porqué mi belleza no molesta, mi educación no insulta ni me mariconez canta. El mundo se abre para mí y yo me aprovecho de ello, ¿qué pasa?

Así me permito opinar sobre todo. A mí los poetas me parecen unos cursis, los escritores unos pelmas, los directores de cine unos pedantes, los actores unos histriónicos, los políticos unos ladrones, los deportistas unos vagos, los curas unos pedófilos, los profesores unos incultos, los alumnos unos indocumentados, los gays unas bailarinas y los héteros unos maricones, y vuestros blogs… ¡para que contar! Pero como soy un joven airado y con una bonita sonrisa, se me tiene que perdonar todo ¡viene en el libro!

¿Verdad que nadie aguantaría esto? Bueno, pues es una pequeña broma mía; pero gente así en la blogesfera hay a mazo. Pontificando de todo y criticando a todo cristo sin mayor freno que su propio orgullo, ciegos a toda crítica, llenos de prejuicios e ignorancia ¡que pesados!

Por eso este post que parecía un exabrupto quiere terminar dando las gracias a todos vosotros los que me visitáis y dejáis comentarios con cariño, vosotros queridos blogs hermanos, blogs amenos y divertidos... ¡ah! ¿Qué se me nota mucho que estoy haciendo la pelota? vale, vale, ya paro; pero dejadme poner aquí una de mis bonitas sonrisas y sonreíd vosotros también mientras decís: ¡Qué cosas tiene este I.A.G.O!


Madrid a 14 de enero de 2007


"MANUELA (PAISAJE GALLEGO CON FIGURA)"
En casa de mi abuela en verano somos todos los días diecisiete personas a comer. La comida como podéis suponer es una juerga, un lío, una pasada. Desde que se casó mi abuela tiene una señora que le ayuda en la casa, es de su edad y no quiero jubilarse porque se siente una más de la familia. Es más, es la que manda en casa; nosotros las adoramos todos.

Pero Manuela es todo un personaje en si mismo. Es muy guapa y muy gorda; bueno más que gorda está toda desparramada y si te da un tetazo te pone mirando a Santiago. Es una gallega de Porto do Son en las Rías Bajas y sigue hablando como el primer día con dos de las características típicas de la zona dialectal de la que proviene: el seseo y la jeada. En Galicia, durante los años del franquismo, mientras el catalán y el vasco estaban permitidos de alguna manera, estaba mal visto hablar en gallego y más entre las burguesías urbanas. Durante año se ha hablado una especie de mezcla entre gallego y castellano con palabras de ambas lenguas. Y los dialectos del gallego influían en ambos idiomas. El caso es que Manuela habla un castellano muy peculiar; dice por ejemplo: “Bengamín bágame la gaula” porque, resumiendo muy esquemáticamente dice “g” por “j” (realmente una “h” aspirada) y viceversa (geada). Sin embargo dice: “Mi sobrino Guan se ha comprado un Jolf”.

Manuela no es la típica chica de servicio. Quiero decir que no va vestida de uniforme ni nos usamos con ella campanilla ni nada de eso, ¡eh! Al revés. Manuela nos llama a todos a la mesa al grito de “todo dios a la mesa” o “chaman a fajina” como si estuviéramos en un cuartel. Y cuando acabamos de comer siempre pregunta: “¿botamos por riba o café?” (1). Vamos, que hay confianza. Eso sí, a los hombres aunque los haya visto nacer como es mi caso, nos llama siempre “el señorito Iago” o “el señorito Antonio” pero a las mujeres siempre “la paca” o “la carmen”. Y para afirmar no dice si, como todo el mundo, Manuela siempre dice: “eu dijo que sin”(2)

Mi abuela cuenta que el primer día que Manuela entró en su casa, la llamó a gritos por la noche al acostarse y cuando mi abuela acudió corriendo se la encontró subida en una silla soplándole a la bombilla mientras le decía tranquilamente: “apájeme a lus” (3); pero no se si hacerle caso a mi abuela que es una coñera. Se compró una nevera pero no la ha desembalado porque dice que “é unha inversión”. Una de las cosas que me hace más gracia es cuándo se está pensando en la comida del día siguiente y suelta “mañán podemos poner el macarrón”, como si solo hubiera uno, pero muy largo. Eso sí, hace el mejor pollo en pepitoria, la mejor empanada y la mejor menestra (rehogando cada verdura una a una por separado) que os podáis echar a la cara, ¡um!

Cuenta también mi abuela que cuando entró en casa le explicó que cuando fuera a algún sitio tenía que decir: “buenos días, si son días; buenas tardes, si son tardes; buenas noches si son noches y qué aproveche si están comiendo” Y que ella se lo aprendió de memoria y lo soltaba así tal cual, todo junto; fuera por la mañana, por la tarde o por la noche, estuvieran comiendo o no. Aunque tampoco sé si es verdad o un chiste que circula por ahí.

Ahora Manuela está tan mayor como mi abuela, claro; y no sabe qué hacer. Por un lado no quiere separarse de nosotros, lo que es normal después de cincuenta años; y por otra, tiene ganas de volverse a su casa y desembalar la nevera de una vez. Mi sentimiento es contradictorio, yo quiero lo mejor para ella, pero no sé que voy a hacer sin su presencia, sin su cariño, sin sus meriendas, sin sus tortillas de patata de cena llegue a la hora que llegue, sin su sabiduría popular y sus consejos, incluso sin sus geadas y sus seseos.

“Manuela, fajas o que fajas e penses o que penses eu estarei preto de ti e querreiche sempre. Bicos”.


(1) ¿Echamos por encima el café?
(2) Yo digo que si.
(3) “Apágueme la luz”

Agradecimiento: Este post no sería posible sin las impagables correcciones de Sísifo, Absolut y Sonia. Gracias.


A Coruña, 28 de agosto de 2007



"IVAN"
Ivan, amor, te quiero…,



… nada, sólo era eso.


31 de enero de 2007


"LA CREACIÓN" (A Fran)

El otro día Fran el visir del blog, mi amor plátonico, decía que se acordaba de mí por lo mucho que escribo y como cualquier tontería me inspira un post.

Vais a asistir en directo a ver como funcionan las neuronas creativas de Iago, y gratis además, desde vuestras butacas, en un streaptease imposible e irrepetible. Vais a asistir a un parto postrero de uno de mis celebres post que me han dado fama mundial en la blogosfera y sus alrededores. Pero, eso si, tiene que permanecer en secreto, esto no se puede saber por ahí adelante, que igual me ficha para guionista de esa serie nueva de “vecinos” que buena falta les está haciendo un poco de imaginación.

Vais a contemplar en vivo y en directo y con cámara oculta como me funciona la neurona que tengo (en el cerebro, añado, no en la entrepierna). Atención.
Ayer, al salir de la facu a mediodía, quedé para comer en un chino con unos amigos en la calle Horaleza. Bueno, pues desde que bajé del metro en Sol hasta el chino todo me inspiraba un post.

Sin contar que iba pensando en contestar a Fran (1º post) salgo del metro y me encuentro en la Puerta del sol una mani de gallegos; a pesar de ser compadres no me entero de lo que piden porque protestan en gallego pero con un silbato, y a mi todos los silbatos me suenan iguales (2º post). Hace un sol de carallo y todo el mundo va en piratas y en chanclas de dedos, y a mi me ponen cachondísimo los pies bonitos de un tio en esclavas (3º post).

Voy por la calle Preciados que es peatonal y como estamos en vísperas de San Isidro, Patrón de Madrid, veo un desfile de gigantes y cabezudos (4º post sobre las fiestas). Sigo andando y veo una orquesta de jazz tocando en la calle (5º post sobre músicos callejeros que ya tengo preparado). Un poco más adelante veo el anuncio de una exposición frívola que tengo ganas de ver (6º post que también tengo escrito).

Me cruzo con Mendicutti y su chulo. Mendicutti es un escritor gay que a mi me chifla, porque tiene mucho humor y mucha ironía, combinación que a mi me encanta (7º post) y su novio es quizás el chulo profesional más guapo y cachondo del mundo; es un tiazo increíble que está buenísimo, y que por ponerle una pega tiene la cabeza un poco pequeña para tanto cuerpo (8º post sobre chulos). Desde aquí te lo digo, Mendicutti, me gustaría asistir a una conversación de literatura entre tu y tu novio.
Me encuentro una excursión de japoneses (bueno de esto no escribo un post porqué me los encuentro todos los días y yo creo que son siempre los mismos o por lo menos se parecen mucho). Ya por la Gran Vía me cruzo con tres famosos: Javier Martín uno de aquellos reporteros de CQC que luego presentó un concurso de cajas que ha vuelto a presentar Jesús Vázquez (9º post) que es único motivo para ver el dicho concurso que es una puta mierda. Luego me cruzo con un actor joven de aquella serie mítica que a mi me encantaba que se llamaba SMS y que pusieron en Cuatro el año pasado, en la que yo me identificaba con los protas. El que he visto es aquel tan guapo que tenía los ojos verdes y que nunca se enteraba de nada (10º post). Me cruzo además con Tamara y su madre, la "seisdedos" pero de estas dos no pienso hacer un post.

Mas allá me cruzo con un chulazo que va en pantalón de deportes sin camiseta y un pañuelo en la cabeza corriendo por plena Gran Vía entre todo el tráfico. El tío está de muerte con un tipazo que te cagas (Este no me inspira un post, me inspira otra cosa, la de despuás de comer, jajajaja). En el escaparate de “La casa del Libro” han puesto un ventanal dedicado a un libro que se llama “El amante de la belleza” que he leído que es un bluff y esto me inspira otro post (el 11º).

En el restaurante, comemos la típica comida de los chinos (12º post ya escrito) y en la mesa de al lado come "Vilches", y ese otro que va en la ambulancia que también trabaja en Hospital Central, pero que no sé como se llama porque no me gustan las series de médicos y enfermos aunque el médico se llame House (13º post).

Ya ves, Fran querido, mientras tú estás en Granada haciendo turismo con unos compatriotas yo estoy aquí haciéndome post y gayolas (14º post).

Así que ya sabes, vuelve pronto o amenazo con más de una docena de post. Te quiero, bezos.



Madrid, a 10 de mayo de 2007

"LAS TRES LEYES DE LA BLOGÓTICA"

Yo soy nuevo aquí, apenas llevo siente meses, pero esto de la blogosfera lo encuentro un lío, francamente. No hay orden ni concierto. Aquí todo el mundo va a su puta bola. Porque, vamos a ver ¿en la blogosfera se va por la izquierda o por la derecha? Yo creo que por la izquierda, porque es de origen anglosajón, pero algunos conducen hacia la derecha (los menos) pero, eso sí, van como locos. ¿Y quién da el carnet de pureza blogueril? Ahora que, no es por nada, pero cualquier perro pichichi tiene un yate (lo tiene hasta Amancio Ortega), hasta para navegar por ahí te piden un carnet. ¿Por qué en la blogosfera no? Eso sí, últimamente hay muchos que imparten estas enseñanzas, pero no he visto que ex(pedan) (expidan? expelan? verás como viene el típico listillo que todo lo sabe a explicarme como es) un título homologado, jajaja.

Y después de todo ¿Qué leyes rigen en la blogosfera? Porque yo no me aclaro. Aquí cualquiera puede escribir cualquier parida en un blog; y comentar ya no digamos. Yo no sé si debo aguantar los comentarios que me joden o borrarlos… Sí, claro, hay libertad de expresión y todo ese rollo, pero también es mi blog ¿no? ¿Tengo que dejar que un tío cabrón me ponga un comentario ofensivo en mi blog? ¿Le dejaríamos que lo pusiera en nuestra nevera sujeto con un imán? A veces me parece que nos pasamos de tolerantes y aguantamos demasiado. Yo no entiendo que alguien vaya a un blog a poner algo en plan desagradable, pero los hay ¡arrea! si los hay. ¿Qué satisfacción encuentran en leer un blog que no les gusta y en poner un comentario malicioso? No dejo de preguntármelo. ¿Qué Ley tiene mayor rango, la de Libertad de Expresión o la Ley de Propiedad Intelectual? Aquí yo veo que el derecho es muy consuetu-diario (¡joder! es que inventar palabros se me da de miedo, esta la doy gratis jajaja).

En la blogosfera hay como sectas, digamos. Están los de Ya.com, los de Blogger y los de Worldpress y cada uno defiende su proveedor. Otra secta son los intelectuales; pero estos claro, son otra cosas, van a lo suyo, a escribir unos post oscuros que no haya cristo que los entienda. Yo, que hago filosofía del bidet de la blogosfera, como todo el mundo sabe y que voy disparado en mi carrera hacia la intelectualidad, he tenido una idea. ¡Joder! No te rías, Iago también piensa a veces y como siempre haciendo el bien.

Bueno tampoco es que haya tenido una idea original que te cagas, que eso ya está difícil, no hay más que leer tanto blog como se publica. Una idea original se cotiza y si no que se lo pregunten a los guionistas de “la que se avecina”. El caso es que he dirigido mis ojos a mi admirado Asimov y, a modo de mandamientos de la robótica, se me han ocurrido estas tres leyes de la blogoesferiez. A ver si cuajan; más que nada por poner aquí un poco de orden mundial:











LAS TRES LEYES DE LA BLOGÓTICA


1. Un bloguero no puede hacer daño a otro bloguero; o por inacción, permitir que un bloguero sufra daño. A un ser humano no importa tanto, salvo que se dé la doble circunstancia de ser humano y bloguero.

2. Un bloguero debe leer y comentar los blogs de los blogueros que le leen y le comentan a él, excepto si esos comentarios entrasen en conflicto con la Primera Ley o fueran en plan ijoputa.

3. Un bloguero debe proteger su propio blog en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley o porque le salga de los webos.

Estas tres leyes se resumen en una, ¡mi blog es mío, y al que no le guste que le den morcilla! ¿A qué mola? Pues ya verás como viene alguien diciendo que se le ocurrió a él primero. ¡Me cago en su madre!


A Coruña, a once de agosto de 2007.


"ME MUERO POR JODER"
Algunos me reprochan que mi blog sea demasiado iagocentrista. Yo lo escribo, yo hablo de mi mismo e incluso yo protagonizo algunas de mis historias. Bueno, he de confesar que si, que soy iagocentrista.

Para que se me entienda, siempre he pensado (desde que pienso que tampoco llevo tanto tiempo en eso) que yo soy el protagonista de mi película; es más, pienso que soy el protagonista del mundo, francamente. Creo firmemente que si yo me muero el mundo se acaba, por lo menos para mí. Yo no se si alguien me puede discutir esto, pero no me interesa, como yo soy el centro de mi mundo siempre tendré mi razón. Punto (ya he dicho en algún sitio que esta es la coletilla que más odio: ¡punto!).

A veces pienso que todo lo que me rodea está ahí como un atrezzo para mi propia vida, que todo está colocado en su sitio (bueno, es un decir, porque el que lo haya colocado no es muy profesional que digamos y lo ha puesto así, de aquella manera, sin esforzarse mucho; si me hubieran dejado colocarlo a mi, otro gallo le cantara a este mundo). Todo y todos, ya digo, están colocados para dar cobertura a mi propia vida y pienso que todo existe puesto que yo existo y que, en general, está colocado para que yo sea feliz, porque yo nací para ser feliz, que esa es otra. Si no es así, que no cuenten conmigo.

Hombre, a veces también pienso que el que haya colocado todo eso para dar sentido a mi vida, se ha pasado, Tampoco hacía falta colocar tantas estrellas y galaxias y nebulosas y todo ese rollo, si no pienso ir a visitarlas; con unas pocas estrellas, pero bien puestas, hubiera bastado. Lo mismo pienso de los chinos ¿para qué tantos? Pero eso es un momento de inmodestia que me suele pasar enseguida.

En esto de los blogs pasa un poco lo mismo, yo creo que con el mío llegaba; no es porque yo lo diga, pero es el mejor. Y creo que los demás están ahí para que yo pueda leerlos y dejarles algún comentario siempre atinado, con ese estilo irónico que ya me va caracterizando. Ya se que algunos no lo ven así, pero es su problema; no los leo y listo, y para mi dejan de existir.

Porqué en la blogesfera (bueno para mi la pirámidesfera en la que yo estoy en la cúspide, claro) pasa un poco como la vida, que hay de todo, y no todo es buen rollito ni muchísimo menos, no tuve que leer muchos para dar con unos blogs que se pelean entre ellos y se insultan sin ningún sentido, y digo yo: ¿para qué lo hacen, si el único que a mi me importa es el mío? Ya digo. La vida imita a Internet.

Así que ya sabéis, todos, todos, todos me debéis vuestra existencia y estáis ahí para hacerme la vida feliz a mí, así que mucho cuidadito. Yo soy capaz de morirme solo por joder.


En Madrid, a  11 de febrero de 2007


"MANOLIÑO EL PORTUGUES"

Un buen día mi padre decidió que tenía que hacer el bien. Dijo en casa que había que ser más solidarios y dar algo a la sociedad de lo que, por fortuna, nosotros recibíamos. Cuando yo le dije que podía empezar por aumentarme la paga de los domingos me contestó que había que ayudar a los más necesitados de verdad, que dejara de decir tonterías y nos pusiéramos manos a la obra.

Para hacer el bien se fijó en un pobre mendigo que pedía limosna a la puerta de la iglesia de Santa Lucía. Este pobre estaba siempre sentado en un carrito de aluminio de forma cuadrangular y se desplazaba con ayuda de las manos porque no podía mover las piernas. Era conocido como Manoliño el portugués y se sacaba un buen dinero de las limosnas que le daban todas las mujeres que iban a misa diaria.

Mi padre se interesó por su situación y cuando supo por el propio Manoliño que un médico de la ciudad se había ofrecido a operarlo con total garantía de que recuperaría el andar, pero que no contaba con el dinero para la operación, movilizó a todas sus amistades para que ayudaran a sufragar la costosa y, por otro lado, dolorosísima operación. Porque la operación consistía en romperle las dos piernas al pobre infeliz y volver a reconstruirlas para que pudiera caminar. Mi padre, incluso habló con el médico que había de hacer aquella operación y consiguió una sustantiva rebaja en el precio.

Manoliño el Portugués se mostraba muy ilusionado y no paraba de repetir: “¡Ay! si yo pudiera andar… ¿Se imagina don A. si yo pudiera andar? Besaba el suelo que pisaba mi padre agradecido de antemano por un futuro que intuía mejor.

Llegó el momento de la operación. Primero una pierna y luego la otra, porque los dolores de la misma y de la recuperación posterior fueron atroces, pero Manoliño los sobrellevó con todo el valor de que fue capaz, pensando solo en que volvería a caminar erguido como cualquier ser humano. Pasó dos largos meses en el hospital, donde mi padre que seguía en su particular campaña solidaria, lo visitaba regularmente. “Muchas gracias, don A. no sé cómo voy a pagarle esto que usted hace por mí. Se lo agradeceré toda la vida” le repetía a mi padre una y otra vez.

Pero el día que, ya recuperado, le dieron el alta en el hospital y se reintegró a su puesto petitorio en la puerta de la iglesia, Manoliño el Portugués comprobó con asombro que su desgracia era otra aún mayor. Las muy católicas señoras que le daban dinero anteriormente le gritaban ahora: “Anda, mangante, ¡ponte a trabajar!” o “¡Desgraciado, a descargar barcos te ponía yo!” y el pobre infeliz, apoyado aún en dos muletas no sacaba ni para comer, sin llegar a entender del todo su nueva situación.

Así, aquello que antes era agradecimiento hacia mi padre se volvió pronto en rencor y cada vez que lo veía paseando lo perseguía por toda la ciudad esgrimiendo sus muletas amenazantes al grito de “¡Venga!, ¡venga usted aquí, que yo si que le voy a arreglar las piernas!”.

Ni que decir tiene que a mi padre se le quitó de golpe todo su altruismo y, aunque no estoy totalmente seguro de que eso fuera la causa, a los dos años de aquellos hechos estábamos viviendo en Madrid, en su nuevo destino.




Moraleja: “Haz bien, pero mira bien que no quede peor"


28 de abril de 2008


"... Y SE LLAMABA GABRIEL"
Era lunes y el día amaneció magnífico, con un sol radiante. De esos días buenos que en el verano de Galicia resultan únicos: cielo limpio y soleado, buena temperatura, algo de viento. Un día genial para irme a la playa y hacer windsurf. Siendo lunes, además, esperaba toda la playa para mí.

Efectivamente cuando llegué no había nadie en la playa. Monté mi 5,30, me enfundé el traje de neopreno y mi tiré al mar. El agua como siempre estaba heladora pero verde y cristalina, limpia hasta la exageración, pero con unas olas tremendas de 2 ó 3 metros. La situación ideal para hacer windsurf. Estuve dos horas, y por no salir del agua me meé en el traje de neopreno para estar más calentito y aguantar más tiempo. Estaba feliz.

Cuando salí del agua, posé la vela y me dirigía a mi toalla. Entonces pude ver que alguien se había sentado justo al lado de mis cosas. Recuerdo que me resultó extraño que en una playa de tres quilómetros y vacía se tuviera que ponerse al lado de mi toalla, pero suele pasar en las playas, supongo que debido al sentido gregario que tenemos.

Ya cuando estuve cerca pude ver que era un chico guapísimo. Tenía un rostro perfecto con unos maravillosos ojos negros y un pelo negro que le caía por los hombros. Estaba tomando el sol desnudo y pude comprobar que tenía un cuerpazo fuerte y esbelto y muy dorado por el sol con una polla de un tamaño más que respetable.

Evidentemente al saludarme con una espléndida sonrisa y un brillo muy especial en los aquellos ojos, le pregunté si nos conocíamos y me contestó que yo a él no, pero que él a mi si; que no vivía lejos y que me veía todos los días en la playa mientras yo navegaba. Me dijo que siempre estaba cerca “ya ves -me dijo- te vigilo en la distancia”.

Bueno, la verdad es que fue un flechazo y todo estaba predispuesto a lo que pasó. Hicimos el amor furiosamente en la playa desierta, primero en la arena seca y luego en la mojada a la orilla del mar, mientras las olas cargadas de espuma nos bañaban los pies. No había nadie que pudiera vernos, pero tampoco nos preocupamos de ello.

Al terminar, llenos de semen y arena nos fuimos a dar un baño. El mar nos recibió con aquellas olazas furiosas pero mi nuevo amigo parecía nadar bien, incluso mejor que yo; así que estuvimos jugando a saltarlas y sumergirnos entre ellas. Pero de repente, sentí una ola más fuerte que las otras que me envolvía y me arrastraba hasta el fondo; yo estaba agotado por todo lo que había hecho en la mañana y apenas podía luchar; no tenía fuerzas para intentar salir y por un momento pensé en dejar de hacerlo, en dejarme ir.

Entonces sentí una mano agarrando la mía con una fuerza superior que tiraba de mi cuerpo exhausto; era él que intentaba salvarme. Me agarré a su brazo con todo mi alma y salí a la superficie con la garganta llena de agua y un susto de muerte.

Nos despedimos después de aquello y curiosamente no lo volví a ver. No volvió nunca más a aquella playa y aún lo echo de menos. Para mi fue un ángel. Y se llamaba Gabriel….


23 de marzo de 2007



"¡QUIERO MI INGENIERO!"

Mi abuela se pasa la tarde en una mecedora en el salón calcetando y viendo la televisión como tantas abuelas. Nunca molesta, no habla de nada, no hace ningún comentario; como mucho a veces la vemos meneando levemente la cabeza de un lado a otro o ajustarse las gafas para ver mejor algo que parece interesarle.

Mi abuela el otro día sin embargo, levantó la vista de la labor que tenía en el regazo y soltó una frase que me dejó helado: - “Un ingeniero es un ingeniero; un ingeniero no es un hombre, es un dios” - dijo.

Bueno, me quedé helado como digo porque ¿cómo sabía mi abuela que mi novio es ingeniero? ¿cómo se había enterado de nuestra relación? Y sobre todo me quedé helado porque era la primera vez que hablaba desde que se murió hace tres años.

Ivan, estudia, ¡Cojones! ¡Quiero mi ingeniero!


Escrito por Iago el 17 de enero de 2007, para Ivan que tiene el día 19 un examen.


"MI PRIMERA VEZ..."

Bueno, ya ha pasado, tenía que pasar, era inevitable. Ya he tenido mi primer encuentro. No pasa nada, no hay que dramatizar, miles de chicos lo tienen cada año, pero siempre impresiona.

Fue un día normal, como otro cualquiera, aunque yo ya tenía ganas de que llegara, de pasar por eso, era inevitable que perdiera esa parte de mi inocencia y mejor cuanto antes.

Me presenté lo mejor arreglado que pude, bien vestido, limpio hasta la exageración, con mucha colonia de jeanpaulgaultier; quería impresionarle, aunque mi intento resultó inútil, yo era simplemente uno de tantos. Sin embargo, al ir a su encuentro yo si que me quedé impresionado. Era enorme, brillante, de una belleza insultante. ¡Madre mía! - pensé yo, - es demasiado para mi.

Me examinó de arriba abajo, me dio la bienvenida y empezamos. Yo tenía mucho miedo a que se notara mi falta de experiencia, a ponerme nervioso y no saber que hacer, a no estar a su altura, pero todo fue más fácil de lo que había supuesto, las sensaciones fluyeron de mi mente de manera natural, consiguió hacerlo fácil, que no me sintiera mal y que mi cuerpo y mi mente fueran respondiendo a sus estímulos. Al acabar sentí una gran explosión que inundó todo mi ser. Supongo que es lo que se llama orgasmo.

Después de sacar lo mejor de mí, de exprimirme, me dio su calificación; creo que le gusté, porque quedamos citados, de nuevo, para la vuelta del verano.
Aún sigo impresionado. He dejado de ser un niño para ser un hombre, nunca volveré a ser el mismo y nunca más volverá a hacer el tonto con mis amigos del instituto. Se que este encuentro ha sido muy importante para toda mi vida futura, que va a cambiarlo todo, que sin duda me marcará definitivamente y que espero no haberme equivocado; y, aunque se que tendré otras ocasiones parecidas, nunca olvidaré la primera vez…

… que entré en la Universidad.

Iaguito. Selectividad, junio de 2006.




"NOMEMENAJEAO"
Ayer fue un día muy especial y emocionante. No sólo me han dicho que “el blog del novio de Ivan” (osea, el mío) es uno de los más leídos de Chueca (yo digo visto, porqué leer no creo, pero bueno); sino que dos de mis más admirados bloggers, las ruvis (que monas) y Víbora (que cabrón), han pensando en mi para que conteste las 3 preguntas de un MEME (que tampoco sé que significa esa palabra, !jopeta! pero eso ya lo han escrito las ruvis mejor de lo que pueda hacerlo yo). Después hay que mandar este “regalito” a tres de tus incautos lectores.
El caso es que yo, que no soy tan tonto como parezco, me he sentido emocionado, claro; pero me he dado cuenta que lo hacen no tanto por mi originalidad, espíritu crítico, rebeldía, elegante escritura y salidez que me caracterizan (!joder! recordar que yo soy mimoso y si nadie me lo dice.....), sino por ver qué puede aportar un representante de la nueva juventud, alguien que quiere comerse al mundo, sin ataduras ni cortapisas, un punto de vista joven, moderno, alegre, sin complejos y, por qué no decirlo, gay.
Por todo ello, consciente de la gran responsabilidad que ha caído sobre mis hombros, me propongo contestar a las tres preguntas con toda mi inteligencia pero desde la iconoclastia; sabedor de que estas tres respuestas pueden marcar un antes y un después en la Historia Universal de la MEMEz.
Voy a intentar ser concreto y no divagar, ir derecho al grano, a lo importante y, dentro de mi modestia claro, dar unas respuestas originales, inteligentes; como por otro lado se espera de mí y de la juventud que hoy represento.
Ahí van:
¿Qué cosas tiene España que te animarían a irte a vivir a otro país si tuvieras la oportunidad? : Ná
¿Qué te resulta insoportable en la sociedad / sistema económico / política / cotidianidad española?:  ¡Yo que sé, tío!
¿De qué huirías de la cultura de este país?: ¿Cómo? ¡Esta pregunta si que no la entiendo!

Paso bola a Rebelde19, Shysh y Fran.


22 de febrero de 2007


"PEONIAS"
Nosotros tenemos un chalet típico de fin de semana, en un pequeño pueblo de la provincia de Segovia. Es un pueblo muy tranquilo, donde no ha llegado la especulación, con vistas al Palacio de Riofrío. Es tan pequeño que nos conocemos todos. Las diversiones de este lugar son descansar sin ruidos, tomar algo en el único bar del pueblo y pasear por el campo en busca de unas hermosas flores, las peonías, que crecen libres y salvajes sin que se dejen domesticar por los humanos, reacias a vivir en macetas o jardines.

A mi hace tiempo me llamó la atención que las mejores mansiones están ocupadas por monjas. Ellas no les llaman chalet sino casas de retiro. Luego averigüé que todas esas casas se las han “donado” buenos ancianitos con o sin descendencia a los que estas piadosas monjitas cuidaron en su vejez. Estas monjitas no las distingues de otros paseantes, van de paisano y son muy cariñosas y amables con todos los niños que allí jugamos.

¡La desamortización al revés! Yo había leído sobre la desamortización de Mendizábal por la cual grandes posesiones de la Iglesia pasaron a manos de particulares, pero no sabía de esta desamortización al revés – mediante la cual la Iglesia se queda con los bienes de los particulares, caridad por medio.

El caso es que yo tengo mucha necesidad de expresarme, tanta como necesidad de entregar todo el amor que llevo dentro. Esa necesidad se manifiesta en mis escritos, en mis cuadros naif y en las pintadas en las tapias de esas mansiones, siempre hechas con mi querido spray de pintura gris perla. Poner IAGO en ellas yo lo encuentro muy expresivo, francamente y, ahora, pelín revolucionario.

El otro día paseando con mi madre en busca de las indomables peonías nos encontramos con dos de estas monjitas poseedoras de la mejor y más grande de las mansiones del lugar. Al saludarnos, una de ellas, acariciando mi cabello negro, me dijo: “¡Ay! Iago, Iago, nos acordamos mucho de ti cuando vemos nuestra valla y rezamos mucho por tu espíritu".

Yo no sé vosotros, pero a mi me pareció una terrible amenaza, y quiero deciros desde aquí que si a mi me ocurriera algo, deberéis enseñar a la policía este escrito y le pedís que investiguen a las buenas y felices monjitas propietarias de mansiones de Riofrío.


27 de mayo de 2007

"MI CALENDARIO"
Con el fin de que podáis planificar vuestras vacaciones y nadie se pierda ni uno solo de mis (siempre geniales, no es por nada) post esta Semana Santa, tengo el gusto de comunicar a todos mis mamables lectores el calendario de post previsto para esta primera quincena del mes abril (vaya detallazo, ¡eh!).

¡Prepara tus comentarios ya, no los dejes para última hora! que luego siempre andas pillado de tiempo y pasa lo que pasa. Por eso ahí va este
C A L E N D A R I O

(NOTA: Esta casa no se hace responsable de algún cambio de última hora por motivos puramente de cierre de edición, falta de inspiración, falta de tiempo o, ya puestos, porqué me dé la gana. No se admiten reclamaciones).

1 de Abril. Domingo. GRAN PRIMICIA: “Yo tengo un ex”.
Una genial idea que a nadie se le había ocurrido hasta ahora, un post sobre un ex. Al finalizar se abrirá un debate: “¿El Ex de tu ex es el ex del ex de mi ex?” Posiblemente el post más original jamás escrito nunca.

2 de Abril. Lunes. Los LUNES INTERACTIVOS: “¿Qué juguete te llevabas al baño de pequeño? y ¿Cuál te acompañará en tu féretro?”
Espero un gran número de aportaciones en formato .JPG de patitos de goma y similares. En este post, actuará Grampus como moderador.

3 de Abril. Martes. Los MARTES POLÍTICOS: “La coyuntura socio-económica en el Sudán Occidental”
Este post incluye vídeo de un artista local a determinar, posiblemente africano. Vendrá algún representante del PP para decir que la culpa de todo la tiene Zapatero. Los que estén de vacaciones se libran, pero tendrán que escribir mil veces: “Yo estoy de vacaciones y tu no, te jodes”.

4 de Abril. Miércoles. Los MIERCOLES MEMEces: “Escribe como fue 1. Tu primera vez, 2. Tu segunda vez, 3. Tu tercera vez”.
Y pasa este post a mil blogueros o más a ver si alguno pica y nos meamos todos de risa. Importante decir que si fue con tu marido o esposa no nos importa un carajo y no vale. Este post llevará música intimista. Se regalará una vela a los mil primeros que nos cuenten sus experiencias con la cornamenta.

5 de Abril. Jueves. POST INTIMISTA: “Fui a Chueca por primera vez y todo el mundo me saludaba”.
Increíble pero cierto, si yo juro que no me gusta el ambiente y que no había ido nunca….. Dando respuestas a preguntas tan apasionantes como ¿Ya era gay en la otra vida? ¿Y la semana pasada? o incluso ¿se ve algo en los “cuartos oscuros”?

6 de Abril. Viernes. Gran POST RELIGIOSO: ”¿Hoy es viernes santo? “
Con visita guiada a siete iglesias de Madrid capital pero sin entrar (se cambiará optativamente por siete tabernas típicas. Habrá un rosario y una novena (pero solo para voluntarios o muy aficionados). Se estudia la contratación de La Ruvis como guías.

7 de Abril. Sábado. SABADO SABADETE: Un post animado “Al Séptimo día (me) resucitó”
Confesiones de un impotente temporal por estrés vacacional que no mojó estas vacaciones (se hará un casting por motivo del gran número de participantes que se prevé). Se puede leer de corrida, no es contagioso (ni mancha).

8 de Abril. Domingo de Gloria: “Yo fui chapero en Cuzcurrita del Río (y me morí de hambre)”
Con participación de un gran número de profesionales del sector y una amplia documentación fotográfica…. sobre este pintoresco pueblo de Aragón (¿qué te creías?). Con moraleja incluida: “Si eres chapero que no se te vea el plumero”.

9 de Abril. Lunes de Pascua: “Cómo sobrevivir a Barrabás y La pasión según Mel Gibson”
Con unas lecciones prácticas sobre cine religioso y cómo no verlo, tapándote con la bolsa de palomitas a cargo de una autoridad en cine y blogs como Jossmachine (dios o él me perdone).

10 de Abril. Martes: REDACCIÓN: “Mis vacaciones”
Donde se cuentan todas la vacaciones de cabo a rabo: el hotel, los pedos que cogiste, las paellas que comiste, cuanto te costaron, cuantas hormigas tenían, aquel chico tan guapo que parecía que te miraba, como no ligaste nada pero porqué tú no quieres que eres de los románticos, la actuación estelar de Bustamante en la playa, la caravana de vuelta, todo, …. sin ahorrarnos ni un detalle y con comentarios jugosos tipo: “¡Fue tan diver!”

11 de Abril. Miércoles: “Cómo salir del armario y que la puerta no te pille los dedos”
Otra primicia nunca leída. Un post intimista y sincero de un gay que no sabe que lo es, pero todos los demás sí. Puede que este post se cambie por uno titulado: “Me gusta mi mejor amigo” (tampoco lo ha escrito nadie todavía).

12 de Abril. Jueves: Nuevo y original MEMEz: “Los sitios más extraños dónde te lo montaste”.
Con tres fascinantes preguntas: “El sitio más extraño” “El sitio más raro” El sitio más curioso” Parece lo mismo y lo es, pero no se lo digas a nadie.

13 de Abril. Viernes: Post instructivo: “La dioptría, esa desconocida y otras enfermedades”
¿La dioptría es atávica? ¿Es hereditaria? ¿Se trasmite de padres a hijos? ¿Se transmite entre cuñadas? ¿Puedo infectarme de dioptrías por transmisión sexual?

14 de Abril. Sábado: Nuevo Post intimista “¿Soy pasivo y no me he enterado?”
Porque la tenías pequeña y perdona que te lo diga….

15 de Abril. Domingo: “Gran traca final”
Una gran cíber quedada. Habrá un té con pastas y fuegos artificiales. ¡Acudid todos! Venid con vuestras mejores galas y comentarios. Tu también.


12 de marzo de 2007


"TRANSUSTANCIACIÓN"
El día que me transustancionalicé en el Iago ateo que hoy soy fue el día que el Padre Antonio explicó la Eucaristía.

El Padre Antonio era el típico curilla de pueblo un poco patoso de verborrea fácil pero poco entendimiento. Recuerdo cuando nos contó que José, el padre de Jesús era carpintero, pero no un carpintero cualquiera, no; no uno de esos que andan con tablones – decía. Era un ebanista; un ebanista de los que hacen mesillas y sinfonieres y esas cosas…

Yo reconozco que ese día, en el que él nos intentaba aclarar el misterio de la eucaristía yo estuve un poco cabrón con él, pero ¿qué queréis? No todos los días se vuelve uno ateo de repente. El se empeñaba en explicar que mediante el rito de la misa dios se introducía en aquella hostia; y yo le preguntaba ¿pero cómo hace dios para meterse en cada hostia, padre? ¿en toda la hostia o en parte? ¿por dónde se coloca? El me explicaba pacientemente que estaba en toda la hostia, y que si partías la hostia en dos, en cada parte estaba dios. Y yo venga a contraatacar de nuevo, pero si se divide dios en dos partes de la hostia o solo va la mitad de dios en cada parte o hay dos dioses… Pero nada, él no encontraba otros argumentos, insistía que en si partíamos aquellos dos trozos en cuatro, de nuevo dios se encontraba en cada uno de ellos, y yo dándole la matraca le contestaba que ahora ya teníamos cuatro dioses.

Así estuvimos todo el rato, y recuerdo que me decía que no, Iago, que dios permanece entero en cada trocito de la hostia consagrada y que incluso si una miguita microscópica se caía al suelo allí también estaba dios; a lo que yo argumentaba entonces que dios era muy pequeñito para entrar en una miguita tan minúscula, que dios era una célula, menos que una célula… ¡qué dios mas pequeño! ¡vaya mierda de dios!

Ya desesperado y cargado de razón el Padre Antonio me explicó lo que él imaginó el argumento definitivo con el cual callar todas mis argumentaciones: “mira Iago –me dijo, la hostia es como el cerdo, mismamente. No se desperdicia nada”.

Ateo para toda la vida.


31 de agosto de 2007


"USURPACIÓN"
Entre mis apellidos hay uno que es inglés; eso unido a que mi padre tiene un testamento que dice textualmente que hereda unas fincas que “lindan al norte con el reino de Inglaterra”, me hizo investigar por mi cuenta de donde salía el dichoso apellido.

Parece que procede de un noble inglés que dejó su pais cuando la famosa guerra de las “Dos Rosas” entre los Lancaster y los York y que arribó en un barco a Galicia donde debió dejar preñada a alguna de mis antepasados. Todavía existe en Mondoñedo una virgen en una de las iglesias del lugar que llaman “de los ingleses” porque viajaba en aquel triste barco.

Para algunos historiadores mi antiguo familiar inglés desterrado, tenía más derechos al trono de Inglaterra que la actual familia reinante (claro en el caso hipotético de no haber perdido la guerra) e incluso en Mondoñedo vivía hace algunos años un pobre borrachín con el mismo apellido que el mío al que los vecinos llamaban cariñosamente “el rey de Inglaterra”.

Todo esto no lo digo por presumir, sino para que se comprenda porqué me niego a ir a ver una película, “The Queen” que trata de una persona que me ha usurpado el trono de Inglaterra, cuando el auténtico rey de ese país debería ser yo mismo (modestamente lo digo) y esa película denominarse en realidad “The King” y tratar sobre el día a día mi propia vida en palacio. Y sé de buena tinta que el propio David Beckham estaba interesado en hacer el papel.

Teniendo yo mejor derecho al trono de Inglaterra y, no es por nada, pero mejores orejas que el actual heredero, he decidido por mi cuenta y riesgo, sin que tengan constancia de esto los servicios secretos ingleses, boicotear dicho film y negarme a pagar una entrada que engrose las arcas de la monarquía británica.

He dicho.

Firmado, en Madrid, por Iago I Rey de Inglaterra, El Auténtico


Madrid, a 20 de enero de 2007



"Y AHORA UNA O.N.G."
Es que no paro, últimamente estoy que lo tiro, tengo unas ideas de lo más altruistas….; estoy acojonado, miedo me doy. Después del Bando de Besos se me ha ocurrido ahora una nueva ONG: “APADRINA UN BLOG” ¿A qué es chulo? Yo siempre haciendo el bien.

Todos venimos aquí muy contentos y orgullosos de nosotros mismos. Hemos tenido una ocurrencia, hemos conseguido algo que escribir y algunos, incluso, han logrado el post de su vida, sus quince minutos de fama, sus cien comentarios o casi. Juanan lo consiguió desnudando su vida en “¿qué queréis saber?”; Calalola con un post interactivo nada menos que de poesía en “A mis bloggeros juguetones”; "Las Pícaras Viboritas” en “gay” (bueno, este no sé si ha triunfado, pero a mí personalmente me pareció muy divertido); QuijoteExiliado en “Caballeros del zodíaco” o "Grampus” y Giovagris en … todos los suyos.

Pero no hay que olvidar todos esos bloggeros anónimos que no cuentan con ideas, ni con imaginación, que llevan una vida oscura sin que nadie los lea. A todos esos bloggeros que están empezando y que nos cuentan sus problemas en la vida, en el amor, y por qué no, en la literatura (porque algunos ponen cada falta de ortografía que te cagas) nosotros los bloggeros triunfantes (entre los que inmodestamente me incluyo ya que figuro en cierta increíble lista de “los más leídos”) podemos ayudar. ¿Quién sabe si descubrimos a algún bloggero nuevo y con talento que algún día nos devuelva el favor?

Apadrina un blog y sigue el manual de "El Padrino". Solo tienes que:
1. Comprometernos a apadrinar un blog hermano y no abandonarlo nunca. Suscribir un contrato si hace falta (pero no llamarle “matrimonio” si no quieres líos con la Iglesia).

2. Enseñarle a poner fotos, dibujitos y vídeos musicales varios de youtube o similares, dándole siempre un toque personal (se cotiza especialemente el toque friky).

3. Ir a leerlo a primera hora de mañana a poder ser y siempre que no tengamos horario de trabajo de noche, claro. Pero a leerlo ¡eh! No a mirar los santos y los dibujitos.

4. Explicarle amablemente que “hechar” no es lo mismo que “echar” (no pido más, por dios).

5. Ser el primero en ponerle un comentario siempre amable y cariñoso incluso mejor que su escrito y aunque el post sea una “pettit merdé”, pero al decirlo en francés parece menos. El comentario debe ser lo suficientemente inteligente para que otros (milagrosos) lectores entren al trapo y comenten también. ¡Todos sabemos la ilu que hace que te comenten el blog!

6. Si es necesario, explicarle también lo que es la vida, lo que es el amor, lo que es la blogesfera, lo que es el sexo e, incluso en muchos casos, lo que no es.

7. Enseñarle con gracia y sin que se dé cuenta (para que no quede muy pedante) las fórmulas del éxito. Darle alguna idea (gratis, ¡cojones! no seáis cutres) para un post chulo y aparentar que se le ha ocurrido a él.

8. Hacer un link a su blog desde el tuyo con alguna ocurrencia destacada para que los que te leen lo vean y se les despierte el interés… (“algo tendrá el agua cuando la bendicen” pensarán los intelectuales).

9. De vez en cuando citarlo en tus post; pero tampoco a diario, no hay que pasarse, claro; como si fuera una autoridad o incluso como si no lo entendiera nadie y fuera un incomprendido tuberculoso (lee a Proust o Joyce, eso puede ayudar).

10. Y finalmente, a hablar de nuestro blog ahijado así como quien no quiere la cosa en nuestros comentarios en blogs amigos, pero siempre despertando el interés de los demás. (Ya sabes la fórmula: “Cómo dice …. en su blog…”).

Tampoco es pedir mucho, ¿no? Así que ya lo sabes ¡apadrina un blog! aunque no se deje.

Yo me pido el del "Víbora” (ya sé que esto es trampa, que el suyo es un blog consolidado y que incluso a veces me da pequeñas dentelladas, pero a mi personalmente no me gusta arriesgar y al fin y al cabo yo soy el padre del invento ¡te jodes!).


Madrid a 1 de mayo de 2007


"YO FUI NOVIO DE UNA ESTRELLA DEL PORNO"
Bueno, esto no pensaba contarlo nunca, pero el otro día al ver el post de Quixote sobre sus gustos … ¡um! digamos “caballeros que se ganan la vida con su aspa en ristre” he recordado que yo fui novio de un male porno star. ¿A ver cuántos pueden decir lo mismo?

Cuando empecé en esto de la gaycidad me hice un perfil en el Gaydar.co.uk ¿Qué levante la mano quien no se haya hecho uno? Pues eso. Y como era jovenzuelo e inexperto ponía mis fotos, tal cuales, así con dos pelotas.

Un día que estaba por allí curioseando me encontré con el perfil de EL. Bueno yo me había bajado alguna de sus pelis porno y hecho alguna que otra paja con ellas. No sé si es el más guapo de los actores porno, pero a mi me encantaba. Circulaban por Internet una serie de fotos suyas vestido (y desnudo) de soldado que me habían impactado. Tengo que confesar que en su perfil ponía algo de Escort, pero para mí, en esa época, eso no significaba nada más que un modelo de coche de la casa Ford. Había como un calendario e incluso un número de teléfono.

Yo le mandé un mensaje sin muchas esperanzas, la verdad. Eso si, un mensaje súper cariñoso de esos que, no es por nada, pero me caracterizan. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me contestó, y no solo eso sino que me envío su correo personal Hotmail.

Bueno, no tardé mucho en agregarlo y empezamos a charlar. Me hizo mucha gracia que en su nick del MSN ponía la siguiente frase: “¡No me lo puedo creer!”. Cuándo le pregunté que quería decir con esa frase, me explicó que es lo que ponían todos los españoles cuando al ponerles la cam veían que en verdad era quién decía ser.

Entre mi inglés macarrónico y su spanglish nos fuimos entendiendo. La verdad es que me hizo gracia ver que una estrella del porno podía ser un chico bastante majo, cariñoso, simpático e irónico y preocupado por lo que el paso de los años suponía para su negocio.

Cuándo yo le pregunté porqué hablaba conmigo si yo desde luego no iba a usar, ni podía pagar, su servicios, me respondía siempre lo mismo: “Porque tu eres my baby” y yo me deshacía.

Así estuvimos unos dos meses, hablando por Messenger casi a diario, esperando que tal vez, él viniera a España en “viaje de negocios”. A mi me gustaba saber que un actor porno estaba tan necesitado de amor como un adolescente reprimido en su casa. Me mandó fotos particulares y hasta me hizo un dibujo una vez. Todo muy tierno.

Bueno, el noviazgo no duró mucho como podréis comprender. ¿A quién le gusta un duro actor porno gay que se vuelve un poco romántico-pastelero? Pero ¿cuántos puede presumir de haber sido el baby de una estrella del porno? Mi novio era éste: Talvin Di Machio.

Madrid, a 4 de marzo de 2007


YO NO SOY YO
"Todo ha ido según lo esperado" Fue lo primero que oyó John al despertarse.

Hacía tiempo que la Medicina había logrado realizar aquella operación. Poco después del año 2050 empezó a no hacer falta la cirugía para todas aquellas malformaciones corporales que la ingeniería genética había evitado; desde luego nadie tenía que pasar por quirófano para retocarse la nariz, quitarse la papada o el michelín que crecía en la cintura, o retirar la grasa bajo los párpado de los ojos. Todos esos pequeños detalles se elegían ahora en el momento de la concepción. La gente era esbelta o rubia o tenía los ojos azules a la carta. Se podía elegir la estatura, el peso, e incluso la textura de la piel. Todo era genéticamente manipulable.

La cirugía ahora iba por otro camino, se implantaban bits de memoria, chips para mejorar la simpatía, o módulos de felicidad. Hacía tiempo que se habían localizado todas las funciones sensoriales y emocionales en el cerebro humano y resultaba relativamente fácil su manipulación mediante delicadas operaciones con rayo láser.

Y la operación estrella. La operación que John se estaba planteando: la extirpación del otro yo; esa otra personalidad que todos llevamos dentro conviviendo en nuestro cuerpo. Ese otro yo con el que todos hablamos y discutimos, el que nos pone los inconvenientes y las ventajas de todas nuestras acciones, esa especie de conciencia moral que constantemente nos vigila y nos corrige. Ese segundo ser que siempre nos acompaña pero a veces nos incordia tanto. El yo que no quiere salir, el que no quiere ir a ese concierto, el que no quiere gastar el dinero en esa camisa que se te ha antojado.

La publicidad era muy convincente. “Deshágase de ese inquilino molesto” – decía. “Si en su piso no caben dos personas, menos en su cuerpo”. Desde luego era una razón que convencía a la gente que se apuntaba a enormes listas de espera para deshacerse de su otro yo que tanto les incordiaba y ocupaba. “Imagine todo su cuerpo para usted solo, podrá ampliar su inteligencia, su emotividad, leer aquel libro que su otro yo nunca quiso leer…”. Bueno, era difícil sustraerse a tanta presión. Así que John no lo pensó más; ahorró los miles de estelos necesarios (aquella moneda que había sustituido al viejo euro en el universo), y decidió pasar por el quirófano para quedarse él sólo en su único cuerpo. Se preguntó que harían con las dobles personalidades así extirpadas, pero enseguida lo desechó; no era su problema, que se buscara otro cuerpo. El se quedaría en el actual para él solo.

Cuando despertó de la operación, se sintió inmediatamente más cómodo y amplio. Todo había salido bien y no le dolía nada. Se notaba flotar en su cuerpo, ahora más holgado, como si su cuerpo le viniera grande. – “Bueno, no se está tan mal sólo, después de todo” – pensó.

Pero según pasaba el tiempo, despertado de la anestesia, empezó a notarse extrañamente raro, como si le faltara algo. Una especie de tristeza lo invadió sin que pudiera comentarla con nadie ahora que estaba más solo. La inquietud empezó a embargarlo, se empezó a poner inevitablemente nervioso ante una evidencia que se iba abriendo paso en su cerebro sin que nadie se opusiera a aquella absurda idea que crecía en su mente… - “¡Se han equivocado!” Gritó con todas sus fuerzas, cuando comprendió lo que había sucedido en aquel quirófano – “yo no soy yo”.


Madrid, a 20 de septiembre de 2007