miércoles, 7 de noviembre de 2012

LAS COSAS QUE NO CAMBIAN

Hay cosas que no cambian. A primera vista pudiera parecer que sí; pero es, simplemente, una apariencia. Nos creemos muy modernos estando a la última, pero la última es, una vez más, lo mismo. 

 Esta reflexión me la ha inspirado mi actual trayectoria por Instagram, donde ya sabéis que ahora he sentado mis posaderas. Los blogs, los twitters, los facebuques, y hasta los tuentis están obsoletos (como esta misma palabra está anticuada, jaja). Lo último es ya digo, Instagram, ser iggers, hacer fotos, subirlas, comentarlas, y todo lo relacionado con eso. 

Pero no deja de ser curioso, como en cada uno de estos “medios” (por llamarle algo) se reproducen todos los tics –digamos- humanos. Así, yo veo que allí, en IG, se han mimetizado todas las conductas blogueras y sus inmutables principios: “Si me lees te leo” se ha convertido ahora en “si me miras mis fotos, yo te miro las tuyas”, aunque muchas veces sean todas iguales o parecidas. Y “si me comentas te comento” sigue allí vigente, reproduciendo los comentarios que nos hacíamos en los blogs. Bueno, allí se ha avanzado un poco más; y si pinchas un botoncito con forma de corazón que significa “like” yo pincho en el tuyo. Podíamos decir usando unos barbarismos que si me “likes a mí, yo te likeo a ti”. Y todo igual. ¡Ah! por supuesto la máxima aspiración de todo igers que se precie es tener muchos seguidores. Bueno, pues esto es así. La modernidad no era más que cambiar las formas, para que todo siga igual. Y ahora, que por primera vez he “celebrado” allí mi cumple, también he recibido algunos regalitos, como los que nos hacíamos en los blogs. Bueno, pues de eso trata el post. 

 Uno es de @vdts, que es un experto en origami. Me ha regalado este conjunto compuesto por cuatro bellísimas rosas. ¡Increíble! Y el otro es de mi ex. @motvion, que ha descubierto un filón en crear un concurso diario con emoticones en vez de palabras, haciéndonos pensar en un personaje, canción o película, me ha regalado esta edición de su concurso, siendo la película que se escondía debajo de esos emojis, “¿Por qué abandonaste mi catre?” que es el título que yo le pongo todos los días porque, la verdad, no pillo una, jajaja. Tanto @vdts como @motvion son dos artistas. Además, me han felicitado un montón de igers con mucho cariño. ¡Y yo allí tan contento! 

 Y bueno, dentro de unos días, pondré también algún otro regalito que he recibido de algunos de mis mas recalcitrantes seguidores blogueros. Continuará…
A todo esto... ¡sígueme en INSTAGRAM!, claro, jaja Soy como no: @thiagosurfeiro.

8 comentarios:

Pimpf dijo...

Es que Vdts hace auténticas joyas de origami. Pero si hace unos meses reconstruyó un arco de crucería o una bóveda o como se diga de una foto mía. Sobre lo que dices del Instagram, pues cari, eso era de esperar, jajaja, no hay nada nuevo, el tiempo de todos es muy valioso.

Bicos Ricos

Manuel López Paz dijo...

Lo que pasa es que se evouciona en el nuevo programa o red social o como se llame. Ahora usamos medios tecnológicos. Ya se verá lo que venga.

Saludos

Roberto T dijo...

Qué pasada las rosas papirofléxicas, una maravilla. Precioso regalo el de Vdts, parece que siento el perfume, jeje. Bueno, los seres humanos somos así siempre, animales sociales, estemos donde estemos. Y espero no resultar "recalcitrante" si te deseo de nuevo un feliz cumpleaños, jeje. Besos.

Peace-for-ever dijo...

Este mundo está lleno de artistas solo hace falta ver esas fotos para darse cuenta... Pero la cosa es que instagram no me va, lo siento. O sea que de momento no va a poder contar conmigo.

Un abrazo.

Logan y Lory dijo...

Bonitas rosas amigo..

Un par de abrazos

Don Heart dijo...

Pues cari, que yo soy de mucha palabra escrita y no me coonformo con un lIke, yo extraño tus palabras, esa manera tan personal que tienes de hacerme sentir especial y de ver mi brillo y cre que en istagram uno puede maravillarse pero el blog sigue teniendo para mi una magía única.

karlos dijo...

Fantástico tu blog! Bravo!

AntWaters dijo...

uuuy cari, como que la gente es la misma. Yo estoy muy en contra de pagar los comentarios. Eso la mayor parte del tiempo; luego, claro, me llega la lógica de que tal vez uno debeira... no me refiero a Uno, sino en general, ya sabes.

Pero mira, siempre hay también quienes vienen porque sí, cuando les parece, y eso también está muy bien.

Ays, cari, no sé si estás, si te has ido, si vuelves; pero como ya no me echas cuenta, yo ni te escucho jajajajaj

besos