jueves, 12 de julio de 2012

AS BESTAS



En Galicia a los animales se les llama “bestas”, las bestias. Pero, sin embargo, a pesar de ese nombre tan poderoso, somos de los pueblos de España más respetuosos con los animales. Tanto es así que, en la Galicia rural - no en la ciudad claro-, los paisanos o aldeanos consideran a sus animales como parte de la familia. Las vacas duermen en cuadras que están al lado de la cocina y, a menudo tienen una ventana que da a la entrada de la misma. Las gallinas salen libremente todo el día a picotear por las eras y los caminos sin que nadie las moleste, y vuelven todas las noches a su gallinero sin equivocarse nunca ninguna, a poner el huevo en su sitio. Y los cerdos viven algunos también dentro de las casas;  si no sirven, a veces, de almohada, (bueno, esto último es una exageración temporal, pero en hace años ocurría así. Las vacas pastan también libremente en los terrenos propios de cada finca, amarrada a una cuerda bien larga, sin que nadie las perturbe ni nadie, por supuesto, robe ninguna. Y, en cualquier caso, el mejor amigo del gallego de campo es el perro.

Por eso, en estos meses en que en todo el país se generalizan los festejos a base de que los humanos se divertirán maltratando a animales, yo recuerdo el trato que reciben allí en mi tierra. Ya no hablo de las corridas de toros; pero hay fiestas tan inmorales como lanzar una cabra del campanario de una iglesia a ver quién la pilla, jugar con una vaquilla para que se caiga al mar,  o  perseguir a el toro de Tordesillas, a caballo y en grupo, para matarlo a base de rejones. Incluso, si te digo la verdad, los encierros de Pamplona utilizan a los toros como excusa para la diversión de los corredores, los marean, agitando un periódico para así despistarlos, mientras los conducen a toda velocidad por calles asfaltadas a la plaza donde, finalmente, los asesinarán. Y no me digan que esa manera de llevarlos es respetuosa… ¡Ya podían conducirlos en descapotables, jajaja!

Curiosamente, en mi tierra, la fiesta con animales más conocida es la llamada “Rapa das bestas”. Es una fiesta con animales, pero no contra los animales. En ella, los mozos del pueblo tienen que derribar, solo con sus brazos, a los poderosos caballos que se crían salvajes por los verdes montes de la región, para poder así cortarles las crines. Crines que, si se dejan largas, molestan a los caballos en sus correrías y que, evidentemente, también se comercializan, claro, produciendo riqueza para la localidad... Una vez rapados los caballos salvajes, se les devuelve a su libertad sin mayores contratiempos. Es una fiesta muy bella y masculina (valga en este caso la distinción sexista) y con un claro sentido ecológico. Toda la fiesta termina en una romería en que se come y se beben los típicos productos gallegos.

A esa fiesta de mi nación, que tiene lugar en Sabucedo, acuden unas dos mil personas. Muy lejos del millón de seres humanos que pueblan Pamplona durante los sanfermines. Algo falla en la educación de la humanidad cuando la gente prefiere una carrera de unos minutos delante de un toro que la bella compenetración y la limpia pelea entre caballos y caballeros

Pero es que ahora, además, he leído que van a permitir una especie de cacería de jabalíes por no sé qué tierra castellana a base de matar a los pobres verracos a lanzazos. Y lo plantean como un lucrativo negocio. Siempre el vil dinero.

En fin, que ya no sabe uno si las bestias son las que van debajo o las que van arribas montadas. 

20 comentarios:

Gary Rivera dijo...

Nuestra especie se ha convertido en una plaga!! Amenazamos a las demas formas de vida!
Necesitamos un depredador que logre el equilibrio! (si ya se! es un genocidio!!)

Pero es que al leer de todas las brutalidades que le hacemos a los animales me da un coraje!!!!

(bueno me voy a comer mi pollito a la brasa!!! jajaajaja)

Ronronia Adramelek dijo...

Siempre he querido ir a la Rapa das Bestas. Vi imágenes cuando era pequeña en la tele y se me han quedado grabadas. La única razón por la que no he ido aún es por que no consigo hacerme una idea de cómo está organizado el asunto y de cómo asegurarme de que no me pierdo nada. El año que viene, si cuadra que me puedo coger vacaciones por esas fechas, te pido consejo.

Un besazo

Roberto T dijo...

Sin duda es una fiesta maravillosa. Una auténtica ceremonia de unión entre el hombre y la naturaleza. Pero si se llenara de gente perdería gran parte de su encanto. Tampoco me cabe duda que muchos pamploneses desearían que no se les llenara la ciudad de tantos australianos, que incluso han inventado fiestas paralelas como el tirarse borrachos desde una fuente. Precisamente ayer estaba yo leyendo un artículo de José Clavijo y Fajardo quien, ya en el siglo XVIII, ponía a parir la fiesta de los toros. Y decía cosas como: "La primera vez que se ve la fiesta de los toros, o es preciso tener entrañas de pedernal para ser insensibles, o se ha de excitar nuestra compasión. La frecuencia de verlas endurece el corazón y hace que, familiarizados con la sangre, perdamos el horror que debía inspirarnos su vista, y casi desconozcamos los sentimientos de piedad". Hay que acabar ya de una vez por todas con estos espectáculos grotescos. Y hablando de rapa das bestas, me he dado cuenta que ya voy necesitando un buen corte de pelo, jajaja. Besos.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Impresionante la foto primera, anda que me iba a meter yo ahí con el miedo que me dan los caballos, por lo demás, tienes toda la razón del mundo, ya no se distinguen los animales de las bestias, y es porque nos hemos vuelto unos "brutos" en el sentido clásico de esta palabra, es decir, sin intelecto... Y descubro alegre, que GILIBLOGER no sólo no me bloquea tu página, sino que me permite comentar y todo...

HISTORIAS DE ESTA VIDA X JMEC............... dijo...

RAJOY DIMITE ESPAÑA NO TE ADMITE,¡QUE SE JODAN!CON ESTOS RECORTES NI FIESTAS VAN A VER EN ESPAÑA...............TODOS TENEMOS QUE SALIR A LA CALLE YA QUE NOS ESTA MAL JODIENDO A TODOS,PENSIONISTAS,JUVENTUD,PARADOS,BOMBEROS,SANITARIOS,EDUCACION,NO VAMOS A PODER SALIR A LA CALLE A TOMARNOS NADA YA QUE VAMOS A PAGAR POR SALIR A LA CALLE..............LO QUE HAY QUE PEDIR SON ELECCIONES ANTICIPADAS Y SACAR AL PP DEL GOBIERNO.....ABRAZOS.......

Merche Pallarés dijo...

A Rapa das Bestas la enchufábamos mucho en la ONET (Oficina Nacional Española de Turismo) de Toronto, Canadá (la única de todo Canadá...) Es una fiesta preciosa y tienes razón que en Galicia las fiestas con animales son más respetuosas, más ecológicas... Besotes, M.

GoBri dijo...

Lo que comentas es muy cierto y muy interesante(jaja que raro). Los gallegos tienen muchas famas y muchas etiquetas encima, y la verdad es que a la cual menos acertada.
Muchas veces hemos pensado y nos hemos preguntado porqué?, cuando vemos morir un toro y la gente aplaude, o cuando vemos tirar una cabra de una torre, o en otras muchas celebraciones macabras. Vivimos en un mundo dificil, rodeados de dolor(también de amor, pero es más facil el dolor y el regocijo por el mismo).
Como tu dices la festa gallega parece una auténtica compenetración, una danza entre el brio del animal y la razón y fuerza del hombre.
Nosotros somos las bestias, pero muy bestias sobre todo con los animales!!!
Un saludín

Anónimo dijo...

Cari como estás shurri! aque no sabes quien soy??? jejeje

a mi no me hechas de menos?
a peluchito tampoco?
jeje


un bezo de tu Me :)

Manuel dijo...

Hace unos años presencié esta tradición.

Mis abuelos gallegos, tenían su cuadra, coma la describes. Quizás no con las vacas llegando a la cocina, pero si acomodarlas para que durmieran bien.
Tenía una gata (Mica)que merodeaba por la casa y el pueblo. Una noche no regresó.
Supieron después que unos "turistas" le pasaron el cohe por encima... Triste pero cierto.

Creo que ya te encontré por instangram, pero no sé si soy seguidor...Me lio todavía con el teléfono

Saludos

Isaac VP dijo...

Ea por las bestas!!!! Es bueno saber que tus compatriotas respetan a estos bellos animales... saludos cari y pasa por mi Festival podrido!!!!

Sergio dijo...

Thiago,un post muy bonito, pero, estás bastante desinformado. En Galicia, solamente se llama "bestas" a los caballos, no a todos los animales de granja. Quedan muy pocas casas como las que describes que son más típicas de hace 50 años que de ahora (quizá en las zonas más rurales quede alguna) y la mayoría tienen los corrales apartados de las viviendas por cuestiones de higiene. En Pontevedra, una de las fiestas más populares y festejadas son las "peñas" en las que se celebran corridas de toros, y hasta hace relativamente poco se organizaban corridas de gallos en la zona del morrazo, que consitía en que los jovenes de cada pueblo se peleaban por un gallo vivo (que ahora se ha sustituido por uno de goma) y el pobre animal terminaba medio desplumado y agonizante. Se nota que llevas mucho tiempo Madrid!!

Pimpf dijo...

Yo también lo veo un post entre bonito y corto, y si me apuras, hasta carente de una reivindicación, pero te lo explico.

Yo he ido a unas cuantas rapas das bestas, de hecho, por la zona dónde vivo hay muchísimos de estos tinglados, una auténtica gozada, tenerlos y verlos. No solo se les corta el pelo, se los desparasita, se les marca con el hierro hirviendo y se le les ponen las herraduras, vamos, lo que se dice pasar por el tinte. Pero no sé si sabes que este año en Galicia, el de Sabucedo, quizá por lo turístico es de los pocos que se han mantenido pues este año, como protesta no se han hecho. Viene una directiva europea que obliga a los caballos a llevar un chip en una oreja, y se está implantando en Galicia, los ganaderos (por que los caballos son salvajes pero tienen dueño) dicen que no tienen dinero para pagar tantos chips y dicen que con la marca en la piel de toda la vida es suficiente, que si hay que poner los chips, que al menos la Xunta colabore con ellos. Pues Feijoó dice que nones, así que, llevan todo el año en pie de guerra.

Bicos Ricos

Z dijo...

Thiago, a veces yo no sé si es que de tanto chupar humo de diésel se te quedó la neurona lela o es que tienes una máquina de viajar en el tiempo. En galicia ya no hay casi casas que tengan la corte (porque hasta en eso se respetaba a las vacas en tiempos, que la cuadra se consideraba de tal modo) ya no al lado de la cocina, si no debajo de la casa, pues tal era la distribución tradicional de la casa gallega más que nada por dos razones básicas: porque daban calor al piso superior y porque de ese modo se podían evacuar tan ricamente los habitantes antes de que hubiera cuartos de baños. Pero eso, obviamente era cuando aún no había inodoros. Ni agua caliente. Era, básicamente, cuando aún había gente por galicia y los habitantes no tenían una media de edad de jubilado, claro, porque al paso que vamos van a ser las vacas las que tengan que cuidar a los cuatro gallegos que quedarán por aquí.

Ay, perdóname Thiago pero es que estoy muy cabreado con el mundo.

Damian dijo...

Lo malo es que tenemos la costumbre de maltratar los toros como por allá, como que nos trajeron esa "fiesta" y ahora pues estamos igual.
Aqui hay una donde se le pone un Condor al lomo de un toro, creo que mucho malltrato no es, pero igual eso de estar juntando con soga a dos animalitos como que tampoco es muy bueno.

alvaro Locx dijo...

Cari que es de ti.

No seas besta, da señales de vida nene.

Coincido con el comment de Robert cari.

Merche Pallarés dijo...

Estoy con ALVARO LOCX ¿qué es de tu vida? Ahora sí que estás MUY desaparecido que ni siquiera apareces en FB... Espero que estés bien, cariñín. Muchos besotes, M.

Angel dijo...

Odio las fiestas Castellanas... siempre se acaba maltratando a los animales. Fiel reflejo de "mi nación"... jajaja! como tú dirías!
Cari... te veo muy nacinalista últimamente... jajajaj!

Besos veraniegos!!!!

Anónimo dijo...

Idea de la amistad? Abandonar

a tu amigo viejo y CIEGO en la

carretera, concretamente en Foz.

alvaro Locx dijo...

Cari, donde te me metes, nene, que haces, que es de ti.

Thiago dijo...

Pues nada, por aquí me ando... Que estoy bien, caris. que estoy en Instagram, que pones una foto y ya tienes todo hecho, que estaba hasta los huevos de escribir...

anda que el trío gallego, ya os vale, con las puntualizaciones folclóricas, vosotros enmendariais al propio Cela, jaja

Y nada que decirle a ese ANÓMIMO que eso que cuenta de abandonar a un amigo ciego, está realmente feo y mal visto...

Bezos a todos.