miércoles, 21 de mayo de 2008

EL FARO


Bernard se sentía perdido.

Se encontraba solo en medio de aquel oscuro mar que le envolvía: Era un océano oscuro y frío el que le rodeaba, un mar enemigo y hostil que iba tragando su cuerpo y ensombreciendo su conciencia. Sentía frío por todo su cuerpo y unas terribles ganas de beber; aquellas gotas saladas que resbalaban por su rostro hasta su boca era lo único que había bebido en tres días. Estaba cansado de seguir luchando.

Su mente se negaba a recordar que había ocurrido en su vida para encontrarse así, perdido, mojado, exhausto, a punto de rendirse. Apenas recordaba ya como había llegado a esta situación, no quería pensar en ello; bueno, en realidad, no quería pensar en nada. Solo quería descansar. Descansar…

De repente, en la lejanía, empezó a divisar una pequeña luz en el horizonte. Apenas nada, un reflejo, pero tenía la cadencia monótona de un faro y eso le hizo reaccionar. Su mente aletargada, a punto de comenzar el que podía ser tal vez su último sueño, se agarró a aquel reflejo que se apreciaba cada vez más claro y cercano. Intentó incorporarse pero resbaló. Sus pies no le sostenían.

Lo costaba mover su entumecido cuerpo, sus brazos apenas obedecían las indecisas órdenes que su cerebro envíaba. Estiró la mano, y este movimiento se le antojó como el último de su vida… Aún así, haciendo un supremo esfuerzo, consiguió vencer el borde de la bañera, y a pesar de los goterones de sangre que salían de su muñeca, logró alcanzar aquel móvil que todavía parpadeaba…

Apenas pudo llegar a oir la voz de Mike diciendo desde la lejanía: “vale, amor, hablemos”.



Comentarista Plateado del día: Tatojimi

27 comentarios:

BIRA dijo...

Ups, nos hemos levantado trágicos? Me encanta cómo escribes, Iago. Siempre estás diciendo que me gusta todo, y no es verdad. Pero, como suele decirse, lo bien hecho bien parece. Cuando te pones serio y trascendental eres tan bueno como cuando haces de mamarracho tuberculoso.

Que tengas un buen día.

Stultifer dijo...

Hay veces en que los móviles deberían estar apagados

Sandum dijo...

Hola Dailin! Excelente historia para ejemplicar como nos sentimos antes de la llamada... Lo he vivivdo y vaya que me identifique con esa historia...

P.S.: No le puedo cambiar el nombre al blog por no me puedes mantener ¿Recuerdas? Y bueno, yo estoy por comprarme un reloj technomarine y necesito completar... So sorry, pero igual podemos ser amantes... ha ha!

El Principe dijo...

Decirte que aproveches todas las oportunidades que te ofrezca la vida,
ya que tienes la genialidad innata.
Saludos.

Bala dijo...

En tiempos de oscuridad debemos enrroscarnos en nosotros mismos, para protejernos de un astro muerto, así, conseguiremos preservar el calor de nuestro cuerpo hasta el renacer del sol.
Cuando las cosas pierden su sentido, cada minuto es un triunfo de la vida.
Bonito y trágico relato, aunque a mí, la tragedia siempre se me antoja comedia.

Bala dijo...

Os recuerdo que si quereis asistir a la fiesta del Principe podeis pasar a recojer las 10 €sencias que cuesta la entrada. Y nada de reventas, eh?, que os conozco.

El after será en Cagarrutiblog:

http://www.cagarrutiblogg.blogspot.com/

De verso en cuando dijo...

Lo importante del diálogo ante cualquier sircunstancia en la vida, puede devolverte su sentido!
Preciosao relato.

Laura dijo...

Caramba, qué grata sorpresa, de verdad. Me gusta cómo escribes. Saludos.

finnegan bell dijo...

jajaja, querido thiago, me encanta la corte que tienes, que no se cansa de decirte lo estupendos, fantásticos y maravillosos que sois tú y blog... vamos, que si tienes corte y todo, ya podrías proclamarte perfectamente el rey de la blogosfera, jejejeje...

besitos.

pd. ya verás como sale el listo de turno diciéndome que yo te haga de bufón.

Thiago dijo...

Finnegan, no somos cortes, aqui solo amigos, lo que pasa es que si que soy estupendo y mi blog el mejor....¡de todos los míos!, jajaja.

Cari. Ni siquiera te das cuenta que los comentaristas unos van y otros vienen... nada de corte, lo que pasa es que yo me "hago de querer" jajaaj

Bezos, anda. Tu el bufón no, la conciencia crítica, que no está ni bien ni mal, ¡está!. Jaja

forgiven princess dijo...

Para matarte hay, eh?
Sólo tú puedes convertir un suicidio (o se queda en intento?) en un relato corto, pero inquietante y desesperanzador.
Ainss.
Besos de martes xDD

CutreBryny dijo...

A ver si vamos a ponernos a escribir un libro....

sonia dijo...

Tiene que terminar bien, se que termina bien ;)
Besitos

goldengate(d) dijo...

niño, ya estoy de vuelta.

como vueltas da el faro.

besos

Isabel dijo...

vaya... que historia más trágica...
pero yo sé que al final salvan al chico de la bañera, y se cura, y la pareja hace las paces y vive feliz para siempre :)

besitos isabel

ARD C dijo...

Saludos
2 cosas a saber:
1) Gracias por la distinción de blog plateado para mis blogs, muchas gracias y mis disculpas por no haberlo dicho antes pero he estado un poquito fuera de la red durante unos días.
2)Tu relato me ha gustado, y el comentario de Stultifer tambien.
En otro orden de cosas, que en el tiempo que he estado fuera has puesto un monton de cosas, y voy a tener que tomarme un tiempo para leermelo todo.
Gracias y un abrazo.

Luna dijo...

Bofetada final.. muy bueno.
Si es que cuando te pones serio....
me ha gustado. mucho.
Bezoz guapetón.

Bala dijo...

Joder Thiago, acabo de ver un comentario tuyo del dia 15, en el que citas a Feliciano Teixeiro, te he respondido, aunque tarde, lo siento.

Niji dijo...

Sin palabras.

Me voy a dormir(y no porque no me haya gustado tu post)

Argo dijo...

Muy bonito. Me ha gustado. Pero no sé si la batería del móvil durará lo suficiente para salvarle.

Sandum dijo...

O sea señor habemos algunos que estamos acostumbrados a las actualizaciones frecuentes y que además nos respondas los coment... Kiss!

P.S.: Por dejame un besito por ahi en un blog amigo creo que ya es un MUST tenerte en mi blogroll... Por ahi nos leemos!

Matritensis dijo...

Thiago muy bonita la historia, a ver si la próxima es más alegre!

shysh dijo...

Buena la historia y buena+ la vuelta de tuerca del final. Sí señor.

tatojimi dijo...

Pero esas palabras mágicas, “vale, amor, hablaremos” hicieron que todo tomara otro color. Que las sombras de la noche, se apartaran de su mente. Ese faro que a tantos marinos había salvado la vida, volvía a hacer su trabajo. En lugar de la sirena, esas palabras... “vale, amor, hablaremos”.

Con las pocas fuerzas que le quedaban, salió de la bañera. Fue un trabajo arduo. Cogió una toalla y se la ató en la muñeca. Intentó acompasar y ralentizar su loca respiración. Quedó ahí tendido, desnudo, unos segundos. Recuperándose.

Cuando hubo recopilado desde lo más profundo de su ser, unas pocas fuerzas, se arrastró hacia su habitación. Pudo subir a su cama y tumbarse un rato. Se cubrió con el edredón, y se quedó dormido. Era la primera vez que dormía en semanas. Justo desde el día en que esa misma voz al otro lado del teléfono le ha dicho hace unos minutos... “ vale, amor, hablaremos” le dijo: “démonos un tiempo, ya no siento lo mismo”. Y vio además en sus ojos que, al final se había acostado con su hermano.

Pero ahora, en los dulces brazos del descanso reparador, fue capaz de recordad esos primeros momentos, en que se conocieron. La primera vez que hicieron el amor. Cuando se casaron. La primera pelea. Y lo bien que se dormía sobre su pecho después de hacer el amor.

Al cabo de un par de horas, se despertó. Miró el reloj. Tenía el tiempo justo de prepararse e ir a su encuentro. Habían quedado en esas rocas, esas rocas en las que se refugiaban cuando necesitaban paz. Fue otra vez al baño, ese lugar en el que hacía unas horas solo había sombras y oscuridad, y ahora los halógenos lo llenaban de luz y vida. Se miró al espejo. Se vio muy pálido. Había perdido mucha sangre. No quiso mirar a su alrededor.

Se vistió, y se fue.

Allí estaba esperándole. Más guapo que nunca. Se fue acercando con cuidado de no caerse. Cuando casi ya le podía toca, él volvió su cabeza. Le miró a los ojos, y supo que... todo iría bien. No necesitaría otra vez un faro salvador.

Thiago dijo...

jaja Hombre, Tato, ya echaba yo de menos tus aportaciones..¿que siempre mejoran mi post! claro... jaja Pero aún asi.

Bueno, solo que tu me casas al prota y yo lo prefería soltero, ya sabes que yo el matrimonio lo encuentro muy reaccionario, jaja

bezos.

tatojimi dijo...

perdóname Iago... pero de casrles nada...

mañana si puedo, te lo demuestro... jijiji.

besos.
muchos.
envueltos.

tatojimi dijo...

Y vuelveme a perdonar... tu post no se puede mejorar... es un gran relato. Es muy bueno.

besos.
mcuhos.