viernes, 9 de febrero de 2007

MANIFIESTO MORENO

(A las ruvis, paradójicamente)

¡Los morenos no somos tan guapos como los rubios pero, sin embargo, somos mucho menos inteligentes! Por eso si las ruvis tienes su manifiesto, yo manifiesto que quiero el mio. Helo aquí:

1. Deberás deconstruir un blog que jamás, repito jamás, aborde cualquier tema desde un punto de vista culto, social, político o deportivo ni en serio ni en broma ni en rubio, sino todo lo contrario; y sin ánimo de aportar, ni enseñar ni debatir nada de nada: ¡Que aporten, enseñen y debatan ellos! ¿No son más listos?, pues eso.

2. Partirte la polla en los blogs de las ruvis y reconocerlo sin rubicundez.

3. Escribir al menos un post por siglo sin sentido ni nada, a poder ser insultando un poquito a alguien siempre que sea rubio natural o de frasco, eso sí desde el coleguismo y el buenrrollismo y la morenez.

4. No usar nunca tinte para el pelo, ni ayudar a nadie a que se lo tiña, ni proporcionar una marca o tienda donde lo suministre.

5. Ser moreno implica un compromiso con tu personalidad capilar, así que llevarás la morenez con orgullo, y aunque seas más burro por ello, no tienes de que avergonzarte y te jodes. Hay un historia sobre un peli-moreno que una vez fue sexy y se cree que hasta feliz.

6. Ser moreno no está tan mal si pasas la noche en un cuarto oscuro, de noche todos los gatos son morenos. Sin embargo lo contrario es una paradoja, ¿son rubios todos los gatos de día? ¿a que no?

7. No te dejes avasallar por la rubiez, los rubios también tienen caspa y se les cae el pelo.

8. No está demostrado que los rubios tengan mayor potencia sexual ni que la tengan más grande, aunque tener el pelo púbico de ese color te haga ver más grande lo que no hay.

9. No todos los grandes pensadores fueron rubios, hay alguno que era pelirrojo. Si los morenos no han aportado nada a la ciencia, es puro capricho de la naturaleza y para desmentir a las estadísticas: somos más pero pensamos menos.

10. ¿Alguién ha visto un chino rubio? Millones de chinos no pueden estar equivocados, aunque hablen en ese idioma tan dificil (mucho más que el gallego, non e por nada).

Si suscribes este manifiesto o eres moreno o estás calvo. No tendrás ningún carnet ni nada parecido, serás uno más en un mundo mayoritariamente moreno y tendrás que buscarte tu mismo los ligues, se siente. Pero irás más contento por la vida, pensando que hay más gilipollas como tu leyendo esto. Besos negros.




Decálogo envidioso de un Iago moreno, en Madrid, a 9 de carnestolendas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo... interesting style :))

Thiago dijo...

Jajaja no sé quién eres, pero muchas gracias...

Bezos