jueves, 12 de julio de 2007

MIS DOS PERRAS

Bueno, al principio no eran mías.

Se supone que eran de mis hermanas que son quienes las querían. Ellas las iban a cuidar y a pasear, las iban a lavar y a peinar y atender y llevar al veterinario… en fin, todo el trabajo que conlleva tener dos perras (las perras no mis hermanas). El caso es que se han echado novio (mis hermanas, no las perras) y ahora el que las cuida, las pasea, las atiende y las lleva al veterinario (a las perras no a mis hermanas) soy yo.

Son dos perras schnauzer enanas, pero que no lo oiga mi madre. Mi madre prefiere decir que son schnauzher miniatura; a ella le debe parecer menos ofensivo y políticamente correcto, como si las perras fueran a protestar por el insulto.

Mis perras se llaman Dana por Dana Scully de Expediente X y Elfa por El Señor de los Anillos. Y son listísimas. Si, ya sé que todos los dueños de perros dicen que los suyos son los más listos del mundo; pero es que las mías lo son y, además, hablan. Incluso estuve pensando en mandarlas a la UAX (Universidad Alfonso X el Sabio) pero no me concedieron las becas.

Son madre e hija. Dana es la madre de Elfa. Y el caso es que Dana ya está mayor, apenas quiere andar la pobre. Cuando hace calor se queda espatarrada y pegada contra el suelo en una posición que parece una rana aplastada y no hay quien la mueva. Bueno, porque siempre fue un poco terca además. Jamás he conseguido que si ella va por un lado de una farola y yo con la correa por el otro se dé la vuelta ella; siempre tengo que volver sobre mis pasos yo e ir por donde ella quiere.

El caso es que ahora no anda, ya digo. Se queda quieta y se pone a mirar hacia atrás como señalando algo; esperando, con la mirada cansada y perdida. Entonces es cuando se produce el milagro y mis perras hablan. Elfa se acerca a ella y le dice algo muy bajito al oído, algo que yo no he podido oír aún, pero me imagino que le dirá algo así como “venga, mamá, que te viene bien para tu reuma” o alguna frase de ánimo parecida; pero entonces y solo entonces, Dana, después de pensarlo un rato, reanuda la marcha y va, de mala gana, hasta el final del paseo.

Ahora estoy muy triste. Temo por ella y temo que se vuelva para mirar sintiendo que es la muerte la que tiene detrás, cada día un poco más cerca.

6 comentarios:

Amanuense dijo...

Hola cielo,
Te escribo por aquí porque me parece más íntimo y no tengo ganas ni intención de avivar la polémica
surgida entre tu y gazz aunque el ya sabe mi opinión.Estoy muy apenado por lo sucedido porque creo que todo se debe a una cadena
de malentendidos y es que me he dado cuenta que la blogosfera es propicia para ellos como le dije a él creo que cada blog y cada blogero es un mundo, todos tenemos nuestas razones para escribir y todas son igual de validas.Hay muchas razones por las que leo tu blog literario,tu manera de escribrir tus diferentes estilos el contraste entre la frivolidad y la profundidad etc me gusta también tu sinceridad y compruebo
quue también en la blogosfera hay mucha hipocresía que hay demasiados blogeros que van de estupendos por la vida y que dicen que no les importan las visitas y los comentarios y que en realidad venderian a su madre por estar entre los 15 primeros y por que cojones negarlo!!!! no es nada malo joder esto no lo digo por gazz
por que se que el lo dice en serio
y que en verdad lo siente pero hay muchos así y luego son los primeros
en poner verdes a los que dicen lo que piensan como haces tú.

Amanuense dijo...

ains no se lo que paso que se ha escrito el comentario antes de terminarlo bueno por donde iba
que también lamento que te faltara
un abrazo cuando sucedio lo de chueca.com creo sinceramente y no entiendo porque motivos que cometieron una injusticia y que sepas que otra cosa no tendre pero que abrazos me sobran para ti para gazz y para la gente que aprecio
y es que aunque algunos se burlen
por que les parezca poco real
pues os aprecio a los dos y me gustaría que al final vaya bien
no me enrollo rey lo dicho que
ojala se aclare todo y cuenta
con mi afecto y compresión besos encanto

mosco dijo...

te creo lo de que las perras hablan... la mía ha estado a punto de hablar varias veces (creo que si la hubiera llevado a terapia de lenguaje desde cachorra, lo habría logrado jeje)
muy buen texto!
saludos

Amanuense dijo...

Bueno cielo como pasa e tiempo un placer relearte bezos

BIRA dijo...

Siempre digo que alguien que ama a los animales no puede ser mala gente (aunque he conocido excepciones que confirmen la regla. Afirmo).

Roberto T dijo...

Dana ha tenido una vida y una vejez muy larga, sin duda porque se la ha querido mucho y ha estado muy bien cuidada. Descanse en paz. Si hay un Paraíso para los perros, seguro que allí estará ella saludándote con ladridos de luz desde el Lucero del Alba. Besos, Thiago, desde el futuro, y feliz vuelta a casa.